Trade deadline 2018: Golden State Warriors, ¿es posible mejorar la perfección?
Bob Myers busca mejorar lo inmejorable. | Fotografía: USATSI

La pregunta que se deben hacer los Golden State Warriors de cara al final del período de traspasos es si quieren adquirir nuevos talentos a su ya completísimo roster o quieren deshacerse de algún jugador, con el objetivo de reducir masa salarial, ya que son el equipo que más dinero gasta en salarios de la NBA; o conseguir rondas del draft para el futuro, de las cuales los Warriors sin duda siempre sacan petróleo, como se ha demostrado en casos como los de Draymond Green o Jordan Bell.

¿Comprar o vender? Esa es la cuestión

En caso de que se decidan por añadir más piezas al equipo, las dos posiciones a reforzar serían un guard tirador y un pívot protector del aro, ambos para ampliar el banquillo, claro. Aunque bien es cierto, que con la cantidad de talento con la que estos Warriors disponen, difícil sería ver que unos posibles nuevos fichajes se hiciesen un hueco importante en la rotación.

Los Golden State Warriors están fallones en cuanto al tiro exterior de sus jugadores de banquillo se refiere, con ejemplos como los de Andre Iguodala o Patrick McCaw, con porcentajes de 25.9% y 22.5% desde la línea de tres, respectivamente. Sin duda, un jugador que ayudase a corregir este problema sería la guinda del pastel para los Warriors.

El plano más posible en este trade deadline para los Golden State Warriors es el de traspasar alguno de sus jugadores de banquillo por otro veterano con experiencia de cara a los playoffs o buscar alguna ronda del draft para los próximos años.

Los jugadores que podrían salir en destino a otros equipos serían sin duda JaVale McGee, con el cual ya hubo rumores a principios de temporada de un posible traspaso a los Milwaukee Bucks; y Damian Jones, el cual no está disfrutando de apenas minutos esta temporada, y podría ser una buena moneda de cambio para algún equipo que busque un interior joven.

Damian Jones no ha podido hacerse un hueco en la rotación. | Fotografía: Noah Graham / Getty Images
Damian Jones no ha podido hacerse un hueco en la rotación. | Fotografía: Noah Graham / Getty Images

Lo más probable y lógico es que los Golden State Warriors no hagan ningún movimiento puesto que el equipo ya es el mejor de la NBA, y pocas cosas se pueden mejorar en la plantilla de un equipo que posiblemente tenga a 4 integrantes en el próximo All-Star Game del mes de febrero.

Aun así, los Warriors mantendrán seguro los ojos abiertos en el mercado en caso de que algún veterano sea cortado de su equipo y pueda ser firmado por el mínimo.

Si funciona, ¿por qué cambiarlo?

En los últimos tres años en que los Golden State Warriors han llegado a las Finales de la NBA, ganando dos de ellas, no han hecho ningún traspaso en el trade deadline, y hay una razón para explicarlo. Los equipos tan dominantes como los Warriors simplemente no tienen mucho margen de mejora a mitad de temporada.

Las oportunidades de crecimiento son mínimas, y las oportunidades de interrumpir el ritmo y la química interna del equipo son altas. Son operaciones de alto riesgo y baja recompensa.

No se espera que los Golden State Warriors hagan un traspaso. Y si lo hacen, no incluirá ningún gran nombre.

VAVEL Logo