'O rei do Fontes do Sar'
Moncho Fernandez vive y siente los colores del Obradoiro | Foto:Noelia Déniz (VAVEL.com)

¿Alguien puede conocer lo que se siente al poder entrenar al equipo de tu ciudad y de tus amores en la máxima competición nacional? Esta es una pregunta que podría contestar perfectamente Ramón Fernández (Santiago de Compostela, 19 de octubre de 1969), mejor conocido como Moncho. El caso de este entrenador es de los más bonitos que se conocen en el baloncesto español, pues es el primer entrenador en toda la historia de la ciudad que pasea el nombre de Santiago de Compostela por la primera división de cualquier liga española. Sin embargo, la carrera profesional de Moncho Fernández en los banquillos no empezó en su ciudad.

Moncho López

El entrenador compostelano siempre dice que el de Ferrol fue su maestro. Y nada más lejos de la realidad. Gracias a él, Fernández consiguió su primer contrato profesional vinculado al mundo del baloncesto. Previamente, había pasado por diversos colegios y equipos de Compostela, como La Salle o Peleteiros, de los que dice guardar muy buen recuerdo. Más tarde, gracias a un campus al que él asistió como entrenador, entabló una amistad que todavía dura con Moncho López. 

Actualmente, Moncho López entrena al Oporto en la liga portuguesa | Foto: Gigantes del Basket
Actualmente, Moncho López entrena al Oporto en la liga portuguesa | Foto: Gigantes del Basket

En el año 2000, este llamó a Fernández para ofrecerle el puesto de entrenador ayudante en las filas del Gijón Baloncesto, que acababa de ascender a la ACB ese mismo año. El conjunto no dura mucho en la liga, al siguiente año desciende a la LEB y Moncho Fernández, con 32 años, se hace cargo del banquillo en la segunda división del baloncesto español. Allí está dos años, en los que no es capaz de retornar al equipo a la ACB. 

Más tarde, 'los Monchos' vuelven a cruzar sus caminos, está vez en un equipo gallego, el Leche Río Breogán, en el que Fernández vuelve a ser ayudante de López, de nuevo en la élite del baloncesto español. Sin embargo, nuevamente, tras dos temporadas el equipo desciende a la liga LEB. En Lugo, fue la última vez que Moncho López y Moncho Fernández compartieron banquillo, pero como dice el actual entrenador del Monbus Obradoiro, en ese tiempo López pasó a ser más que un amigo y, hoy por hoy, son casi familia. 

Antes de volver a Santiago

Moncho Fernández siguió su trayectoria profesional por el sur de España y se fue a entrenar a Cádiz, en el Club de Baloncesto Villa de los Barrios, el compostelano siempre habla muy bien de este equipo, del que dice que tuvo la suerte de entrenar al mejor grupo humano con el que se ha encontrado jamás. En este punto de su carrera tuvo que hacer frente a muchos problemas extradeportivos debido a los impagos que sufrió la plantilla y el cuerpo técnico. 

Su buen hacer en Los Barrios, produjo que algunos banquillos de ACB se fijaran en él, ya no como entrenador ayudante, sino como head coachFernández recaló en CB Murcia, pero no tuvo buenos resultados. En 11 partidos en el sureste de la Península, consiguió dos victorias y una destitución. Llegado a este punto, Moncho Fernández decidió tomarse un respiro y empaparse del conocimiento de otros compañeros de trabajo. Viajó a Siena y Barcelona, entre muchos otros lugares, en los que pudo adquirir nuevas experiencias. 

El idilio

En el verano de 2010, Moncho Fernández recibió la llamada que llevaba esperando toda la vida. Era el nuevo presidente del Obradoiro, el equipo del que Moncho es hincha desde que era un niño y su padre le llevaba al antiguo Fontes do Sar a ver al equipo. El, por entonces, Xacobeo Blusens acababa de descender tras conseguir el ascenso en los juzgados, y jugadores como Kostas Vasileiadis o Javier 'Tuqui' Bulfoni, habían abandonado el equipo. Sin embargo, el Blusens Monbus de Moncho Fernández, no renegó, y esa misma temporada consiguió hacerse con la Copa del Príncipe y se impuso al Autocid Ford Burgos en la Final Four de ascenso para hacerse con un puesto en la ACB que no volvió a soltar. 

Moncho Fernández mantiene a Obradoiro en la ACB gracias a su ética y su filosofía
Moncho Fernández mantiene a Obradoiro en la ACB gracias a su ética y su filosofía                            

En la élite del baloncesto español, Obradoiro no ha dejado de hacer historia. En la campaña 2011/12, el equipo consiguió la primera permanencia de la historia reciente del club. En la siguiente campaña, no solo se repitió la gesta, sino que Fernández clasificó al 'Obra' para la primera fase final de la historia del club. El playoff lo disputó frente al Real Madrid, pero los blancos no dieron opción alguna de hacerse con una victoria en la postemporada. 

En 2016, Santiago fue la sede de la Copa del Rey, lo que significó la primera participación de Monbus Obradoiro en este torneo. De la misma manera que le ocurrió en el playoff, no pudieron alzarse con una victoria, ya que Laboral Kutxa Baskonia le arrebató el partido de cuartos de final en el último suspiro. 

El futuro de Moncho

La gran motivación de Moncho Fernández es no abandonar Santiago de Compostela ni Monbus Obradoiro mientras el club se lo permita. Es un hombre con los pies en la tierra y lo demuestra cada año en la confección de la plantilla, pues jamás se excede del presupuesto del que dispone para permitir la continuidad del equipo en la Liga Endesa y no comprometer la viabilidad del club. 

Moncho Fernández quiere ser el Alex Ferguson de Compostela y llevar a su Obradoiro a metas más altas. Lo puede lograr si sigue con su ética de trabajo y la filosofía con la que trata al club y con la que gestiona su plantilla. 

VAVEL Logo