Mateusz Ponitka, la brújula de Iberostar Tenerife
Foto: Noelia Déniz (VAVEL)

Y otra vez lo volvió a hacer. Contra San Pablo Burgos, Iberostar Tenerife sumó su undécima victoria de la temporada regular en la Liga Endesa. Triunfo número once, la misma cifra de actuaciones decisivas que acumula Mateusz Ponitka. Parece que el jugador polaco no sabe pasar desapercibido desde su llegada a Canarias. Cada vez que su equipo consigue ganar, el trabajo de su estrella siempre está detrás.

Esta última jornada, Ponitka formó una dupla letal con Fran Vázquez. 24 de valoración para el de Ostrow, con 15 puntos (escalofriante 88% de acierto en tiros de dos), tres rebotes y seis asistencias. Fue con diferencia el jugador de Iberostar Tenerife que más tiempo estuvo en la cancha (28:12 minutos). En un arranque de tercer cuarto brillante, el polaco amplió él solo las diferencias con San Pablo Burgos, completando de manera exitosa las tres primeras jugadas de su equipo.

Los números hablan por sí solos. Ponitka es el segundo jugador de la Liga Endesa en el ránking de valoración (20,3 de media), sólo por detrás de Tornike Shengelia (20,7). Ocupa además la quinta plaza en la clasificación de máximos anotadores (263 puntos, una media de 15,5 por partido), la sexta en mejores reboteadores (103 en total, una media de 6,06 por encuentro) y la tercera en porcentaje de acierto en tiros de dos (68,25% de efectividad).

De una Eurocup de ensueño a un Draft que nunca fue

Para lograr entender la importancia que tiene Ponitka en Iberostar Tenerife, no hay que olvidar sus comienzos. Apuntaba maneras en su país natal, debutando con sólo 18 años con la absoluta de Polonia. 2015 fue el año de su explosión, donde Europa entera vio el diamante en bruto que se estaba puliendo en el Stelmet Zielona Góra. Con el polaco como líder, el cuadro de Lubusz llegó hasta los cuartos de final de la Eurocup.

Eliminados curiosamente por Herbalife Gran Canaria, las grandes actuaciones de Mateusz Ponitka no pasaron desapercibidas. Fue elegido como la Estrella Emergente del campeonato, llegando a ser incluido en el segundo mejor quinteto. El jugador decidía partidos él solo y desde el otro lado del Atlántico la mejor liga del mundo no lo perdía de vista.

No es ningún secreto que Ponitka estuvo a muy poco de ser drafteado en 2015. El equipo que más interés mostró por él fue Detroit Pistons. El equipo de Michigan viajó hasta Washington para hablar con el pívot titular de los Wizards, el también polaco Marcin Gortat. The Polish Hammer dio muy buenas referencias de su compatriota, aunque finalmente no llegó a ser elegido. Los Pistons optaron por Stanley Johnson en primera ronda y Darrun Hilliard en segunda instancia. Este último, quien ganó la partida a Ponitka, ya no pertenece a la disciplina de Detroit.

Marcin Gortat (derecha), gran valedor de Ponitka | Fotografía: Eurobasket
Marcin Gortat (derecha), gran valedor de Ponitka | Fotografía: Eurobasket

Destacando en la posición más sensible

El mérito de Mateusz Ponitka en Iberostar Tenerife se acentúa aún más viendo la plantilla de la que dispone Fotis Katsikaris. Una plaga de lesiones como nunca antes se había visto en el Santiago Martín ha azotado a los jugadores exteriores del equipo. Primero Nicolás Richotti y semanas más tarde Josh Akognon. El ítalo-argentino se rompió el ligamento cruzado anterior y el californiano se rompió la rótula. Todo ello unido a las bajas de Adin Vrabac y Pedro Llompart hizo que durante un tiempo Ponitka fuera el único escolta natural del cuadro aurinegro.

Un problema que el cuadro tinerfeño supo solucionar con la contratación del sueco Tobias Borg, que tuvo sus primeros minutos precisamente contra San Pablo Burgos. Le falta, eso sí, adaptarse al esquema de Katsikaris, algo que Ponitka lleva interiorizado desde su llegada. El técnico griego ha sabido explotar a la perfección las cualidades de su estrella. Desde una defensa sólida a un ataque efectivo, el polaco es el comodín a Iberostar Tenerife. Puede echarse el equipo a la espalda e irse a más de 20 puntos (llegó a anotar 28 en la victoria en el Palau Blaugrana), pero también ponerse el mono de trabajo en labores de contención (ha llegado en tres ocasiones al doble dígito en rebotes, un dato poco común en un jugador por debajo de los dos metros).

Ponitka en su gran partido contra Movistar Estudiantes | Fotografía: Carlos González // CB Canarias
Ponitka en su gran partido contra Movistar Estudiantes | Fotografía: Carlos González // CB Canarias

Aunque por valoración su mejor partido fue contra el Barça Lassa (38), el partido que mejor resume las cualidades de Ponitka fue la victoria de Iberostar Tenerife frente a Movistar Estudiantes (77-59). Fue decisivo en ataque, siendo el único jugador de los aurinegros en superar la barrera de los quince puntos (anotó 22). Junto a Mike Tobey no dejó opción a que los madrileños tuvieran segundas jugadas (capturó siete rebotes defensivos), pero además fue una pesadilla doble en ataque, capturando cuatro rebotes ofensivos. Se fue a los 30 de valoración.

Queda todavía mucha temporada para Iberostar Tenerife. Los aurinegros en breve tendrán que viajar a Gran Canaria para jugar la Copa del Rey y aún queda bastante Liga Endesa para certificar la plaza de los play-off por el título. Además, los chicharreros tienen que defender su título de la Basketball Champions League. Cualquier cosa puede pasar, pero si Ponitka está entonado, el Santiago Martín puede vivir otra temporada histórica.

VAVEL Logo