JR Smith, sospechoso habitual
JR Smith durante la celebración del título conseguido en 2016 | Foto: Cleveland Cavaliers

Earl Joseph Smith III, más conocido en el mundo del baloncesto como JR Smith, es protagonista por causar un nuevo embrollo que se puede unir a una larga lista de comportamientos inusuales. Amado y odiado a partes iguales por sus excentricidades, no podemos hablar de Smith como un jugador más de la liga.

JR Smith podría estar sacado perfectamente de los pandilleros de una película policíaca ambientada en Nueva Jersey, barrio en el que se crió. Nunca llegó a pisar la universidad, hay ciertas entes que están predestinadas a no encontrarse jamás, se aprovechó de la normativa que dejaba dar el salto a los jugadores para ir directamente desde el High School a la NBA y que ahora ya no está vigente. Su mejor aportación fuera de las canchas en el instituto la dejó en la firma de su anuario: "Consigue chicas o muere intentándolo".

Desde el año 2004 está en la liga y, probablemente, desde mucho antes, la vida de JR Smith siempre ha sido ver lo que pasaba entre lío y lío. No se puede decir que no se haya ganado su fama a pulso, un largo historial de problemas extradeportivos respaldan su reputación de rebelde sin causa.

En su anuario del instituto JR Smith nos dejó una llamativa frase | Foto:  St. Benedict's Preparatory School Yearbook
En su anuario del instituto JR Smith nos dejó una llamativa frase | Foto: St. Benedict's Preparatory School Yearbook

Sus primeros problemas públicos comenzaron en el año 2007 cuando jugaba en los Denver Nuggets y curiosamente ya se podía predecir que no tendría una buena relación con los automóviles. Primero fue un accidente al volante del coche de Carmelo Anthony y, posteriormente, llegaría una de las mayores tragedias por las que ha tenido que pasar: un nuevo accidente de coche provocaría la muerte de su amigo Andre Bell.

Tras cometer un nuevo error en la circulación, esta vez en las calles de su natal Nueva Jersey, el vehículo pilotado por JR Smith colisionaba contra otro automóvil provocando la muerte de su gran amigo que viajaba en la parte trasera. Dos años después fue declarado culpable y sentenciado a cumplir 90 días de condena que finalmente se quedaron en 24 días y 500 horas de servicios comunitarios.

El accidente y fallecimiento de su amigo, lejos de servir de aprendizaje para JR Smith, solo hizo que su vida cogiese rumbo hacia un camino todavía más oscuro. Desde la sentencia se ha visto envuelto en varios casos de incumplimiento de la velocidad y retirada de licencia de conducir en numerosas ocasiones. El preámbulo de una vida cargada de problemas.

JR Smith durante su época en los Denver Nuggets | Foto: Streeter Lecka
JR Smith durante su época en los Denver Nuggets | Foto: Streeter Lecka Getty Images

Los problemas siguieron para el escolta al ser acusado de pertenecer a bandas callejeras, concretamente a los Bloods de Nueva Jersey. Dicha denuncia formulada por una parte de la comunidad afroamericana, partidaria de alejar a los jóvenes de bandas delictivas, hizo que JR Smith tuviese que cerrar su cuenta de Twitter en el año 2009 debido a la presión social a la que se veía sometido.

Arrestos por no comparecer en juicios o multas de la NBA por publicación de fotos inapropiadas en redes sociales son tan solo la punta del iceberg que escondía un problema mayor, las drogas. Después de cuajar una gran temporada en los New York Knicks, que le convirtió en Sexto Hombre del Año y le sirvió para conseguir una renovación multimillonaria, JR Smith dio positivo por consumo de marihuana.

Acostumbrado a la noche neoyorkina que compartía con la famosa celebrity Rihanna, la cual reconoció “haberse bebido Nueva York” con el ex-jugador de los Knicks, JR Smith no pudo evitar la tentación de las drogas que le supuso un nuevo problema con la NBA. Cinco partidos de sanción supuso a la temporada de JR Smith que dio un paso atrás como jugador acumulando errores en el juego, su eficacia en el tiro bajó hasta un 10%, y lesiones volvió a ser un jugador “peligroso”.

JR Smith cuando formaba parte de la franquicia de los New York Knicks | Foto: New York Knicks
JR Smith cuando formaba parte de la franquicia de los New York Knicks | Foto: New York Knicks

Desde su llegada a Cleveland, Smith no ha dejado de tener algún que otro lío. Peleas en medio de los partidos, como la que protagonizó contra Olynyk y Perkins, o sus extravagantes celebraciones. Cuenta la leyenda que estuvo más de un día sin camiseta después de bañar en champán a todas las camareras de Las Vegas celebrando el título conseguido en 2016. ¿Qué se podía esperar de tal figura?

Su último embrollo ha sido tirarle un bol de sopa a Damon Jones, ayudante de Tyronn Lue, y le ha costado un partido de suspensión. ¿Por qué lo hizo? Seguramente es algo que le sale de dentro, su personalidad conlleva este tipo de cosas. Probablemente está cuajando una de sus peores temporadas desde que llegó a Cleveland pero LeBron James quiere pistoleros como él a su lado, y créanme, existe método en su locura.

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo