El efecto Garino lleva a Baskonia a los 'playoffs' de Euroliga
El efecto Garino lleva a Baskonia a los 'playoffs' de Euroliga. | Foto: Baskonia

El meritorio triunfo de Baskonia este jueves en el Fernando Buesa Arena frente al Maccabi Tel Aviv (83-72), décimo cuarto consecutivo entre Liga (ocho) y Euroliga (seis), le ha reportado al conjunto de Pedro Martínez el último billete para la disputa de los playoffs de la máxima competición continental, eliminando de paso al equipo hebreo, que se queda fuera de la carrera por llegar a la Final Four de Belgrado. El equipo azulgrana, al calor de su afición, no dejó pasar la oportunidad de certificar su clasificación entre los ocho mejores equipos de Europa.

A pesar del convulso inicio de temporada, con la sorprendente dimisión de Pablo Prigioni en la tercera jornada (0-3), de la mano de Pedro Martínez el equipo no solo ha logrado alcanzar su principal objetivo a nivel continental, sino que además marcha segundo en Liga Endesa ACB (17-7). Un excepcional momento de forma que aún puede otorgarle a Baskonia mayor rédito ya que, a falta de la última jornada, aún puede alcanzar la séptima o incluso la sexta plaza, evitando de este modo en los playoffs al ya campeón de la liga regular, CSKA Moscú y al vigente campeón, Fenerbahçe Dogus.

Vibrante inicio, con olor a partido grande

Un triple a una pierna de Thomas estrenaba el luminoso, con el ex del Barça en plan protagonista de Maccabi asistiendo a Parakhouski. Del lado local, Granger y Diop anotaron los primeros puntos a pesar de la precipitación en las jugadas de ataque por parte de ambos equipos (5-7, min. 4). Todo eran buenas intenciones, pero el corazón mandaba más que la cabeza de los jugadores, bombeando a mayor ritmo del habitual debido a la trascendencia del partido. El ex baskonista Michael Roll, con un triple desde la esquina y una recuperación de balón, situaba en ventaja a Maccabi, pero Granger contestaba desde el arco (12-16, min. 7). Baskonia trataba de acelerar su juego con un bloqueo y continuación de Poirier y corriendo al contraataque con Voigtmann. El severo criterio del trío arbitral crispaba a la grada del Buesa Arena, espoleada de inmediato por el mate de Poirier, superior a Alex Tyus. Un triple descomunal de Beaubois sobre la bocina del primer cuarto dejaba un escenario con las defensas al límite y las espadas en lo alto (22-18).

Spahija arriesgó, pero cortó el ritmo baskonista

Con los dos equipos lacrando sus respectivos aros, cada rebote ofensivo alcanzaba un valor incalculable. Shengelia, con una poderosa penetración, rompió la zona amarilla forzando el tiempo muerto del ex técnico baskonista, campeón de Liga Endesa ACB en el año 2008, Neven Spahija (25-18, min. 12). Pero el interior georgiano cometía su segunda falta, ambas en ataque, viéndose relegado al banquillo de forma prematura. Un triple frontal de Voigtmann hizo sin duda menos dura la salida del capitán (30-24, min. 14). Los colegiados no estaban dispuestos a que el choque se les fuera de las manos y se mostraban contundentes en ambos lados de la pista. Rédito para quien mantuviera la cabeza fría, atributo que caracteriza a Voigtmann. El interior germano cortó por la zona para machacar el aro hebreo, obligando a Spahija a agotar sus tiempos muertos a falta aún de cinco minutos para el descanso (34-24, min. 15).

Una fase que tanto Baskonia como Maccabi afrontaban ya en bonus. El regreso a pista de Deshaun Thomas, algunos ataques inconexos y un triple frontal de Jackson ajustaron el marcador, momento en el que Pedro Martínez optaba por parar el partido (34-29, min. 17). Los locales no encontraban el camino al aro, algo que resultó sencillo para Kane, con un triple increíble y heterodoxo a la par (34-32, min. 18). Las defensas seguían empleándose a fondo, provocando continuos viajes a la línea de tiros libres. Un rebote ofensivo de Diop no tuvo el fruto deseado por el triple errado de Janning, lo que aprovechó Jackson para cerrar el segundo acto (38-34). La arriesgada apuesta de Spahija había dado resultado, al menos a corto plazo, cortando el ritmo de Baskonia y manteniendo a su equipo en el partido.

Intercambio de golpes tras el descanso

Al descanso llamaba la atención comprobar cómo ambos equipos, llevando la contraria a la tendencia del baloncesto actual, estaban lanzando mucho más de dos que de tres (21-8 Baskonia, 24-10 Maccabi). El mayor juego de pase extra azulgrana (11 asistencias por 6 del conjunto hebreo) se traducía en solo cuatro puntos de ventaja, por lo que el tercer período iba a resultar clave. Un triple de Janning y una bandeja de Shengelia, culminando un contraataque, hicieron reaccionar a Spahija, llamando a capítulo a sus jugadores (43-34, min. 22). La defensa de manos rápidas metía en un problema de faltas a Vildoza, entrando Granger en su lugar. Con Poirier y Tyus batallando bajo ambos tableros, Deshaun Thomas atinaba desde el perímetro (45-41, min. 25) sin encontrar respuesta en Granger pero sí posteriormente en Beaubois.

Otra acción fulgurante de Shengelia al contraataque, profanando el aro macabeo y obteniendo además un tiro libre adicional, propulsaba a Baskonia (51-41, min. 26). La respuesta israelí fue inmediata, con siete puntos de Bolden, Cole y Tyus (53-48, min. 28). Una remontada visitante que continuó con un rebote ofensivo de Parakhouski, un tapón de Bolden sobre Shengelia y un triple de Cole (53-53, min. 29). El tercer acto no podía terminar sin el sello de Garino que, con una acción de raza propia del alero argentino, conseguía un valioso dos más uno. Los últimos diez minutos se antojaban trepidantes (56-53).

El impacto Garino y el efecto Vildoza

El efecto Garino no iba a terminar ahí. Un robo de balón de Janning terminó en asistencia del jugador americano para el 'Pato', que hundió el balón en el aro hebrero. Solo veinte segundos después, otro robo, esta vez del propio alero gaucho, culminó con otro mate pleno de la garra que este jugador aporta a Baskonia (60-53, min. 31). Michael Roll, con una canasta al límite de la posesión y una acción en la pintura de Parakhouski daban aire a Maccabi (60-57, min. 32). El show particular de Garino prosiguió con una pérdida tras un pase erróneo hacia Granger que el propio jugador argentino se encargó de restañar con un tremendo tapón y un nuevo mate. Un lanzamiento de media distancia de Janning y una bonita asistencia de Vildoza para el dos más uno de Poirier obtuvieron respuesta por parte de Alex Tyus (67-62, min. 35).

La vigésima asistencia de Baskonia (por 12 de Maccabi en ese momento) no resultaba suficiente para romper el partido, pero una canasta de Voigtmann abría al menos una brecha considerable, no solo para su equipo sino también para Neven Spahija, que paraba el partido (73-64, min. 37). Quedaba por ver si el recurso, que le funcionó a la perfección en el segundo cuarto, le daba el mismo resultado. No iba a ser así. Una pérdida de balón y dos tiros libres errados alejaban a Maccabi y el técnico agotaba sus tiempos muertos (73-64, min. 38). A pesar del triple lateral de Jackson, el acierto desde la línea de tiros libres, un triple frontal de Garino y otro de Janning sellaron el triunfo local (83-72).

Como viene sucediendo tras la Copa del Rey, el calendario nuevamente sopla a favor de Baskonia, que continúa sin tener que afrontar incómodos viajes. De hecho, este sábado (31 de marzo, 19 horas) visita San Sebastián para medirse al Delteco GBC en partido de Liga Endesa ACB. Para terminar la fase regular de la Euroliga, el jueves (5 de abril, 21 horas) recibe en el Buesa Arena al Anadolu Efes, buscando un triunfo que pueda depararle un mejor emparejamiento en playoffs.

VAVEL Logo