Baskonia, pico y paleta con escala de grises
| Foto: Baskonia

Haciendo frente no solo al cansancio, las bajas y las extrañas sensaciones que dejó el choque europeo hacía menos de 48 horas, sino también a un gran rival como MoraBanc Andorra, Baskonia consiguió este sábado una importante victoria (88-75) que consolida su segundo puesto en la clasificación de la Liga Endesa ACB (19-7). Un lugar de privilegio que el conjunto azulgrana podría reforzar al final de la jornada dominical dependiendo de los resultados que deparen las complicadas salidas del FC Barcelona Lassa a Gran Canaria y de Valencia Basket a San Sebastián.

El partido se presentaba como una lucha sin cuartel entre dos equipos en racha. Si Baskonia llegaba tras encadenar quince triunfos consecutivos fruto de un inmaculado despliegue tras la decepción copera, trayecto solo vulnerado por Anadolu Efes en la casi intrascendente última jornada de Euroliga, MoraBanc Andorra lo hacía luciendo ocho triunfos en las nueve jornadas precendentes a su aparición en el Buesa Arena. Una dinámica positiva que ha impulsado a los de Joan Peñarroya hasta la sexta plaza con un meritorio balance de 15-10 a solo dos victorias de, por ejemplo, el todopoderoso FC Barcelona Lassa.

Primera mitad anodina, abusando del bote

El back court azulgrana se presentaba diezmado, con la baja del base uruguayo Jayson Granger y las molestias físicas de Vildoza,  Timma y Marcelinho Huertas. Un dos más uno de Iverson estrenaba el luminoso para los visitantes en un comienzo frío por parte de Baskonia, abusando del bote en lugar de utilizar más pases para encontrar mejores opciones de canasta. Un triple de Voigtmann originaba el primer empate (5-5, min. 3) y otro de Beaubois, la primera iniciativa local (8-6, min. 5). La igualdad se trasladaba incluso a la lucha de pares, con Iverson y Diop machacando alternativamente el aro rival (12-10, min. 7). El choque discurría trabado, gris e impreciso. Ni Janning ni Timma encontraban la cesta desde el perímetro, camino igualmente negado para MoraBanc Andorra (0/6) y el marcador avanzaba lento. Un triple lejano y frontal de Vildoza a tablero al límite de la posesión puso fin al primer cuarto (19-10).

Baskonia encajó 30 puntos en el segundo cuartoVerse nueve puntos abajo ante un Baskonia a medio gas debía resultar decepcionante para los andorranos, que encontraron su primer triple en las manos de Jaime Fernández. MoraBanc Andorra se veía obligado a sudar cada punto, mientras Vildoza y Shengelia veían aro con cierta soltura (28-22, min. 14). Pero fue justo levantar el pie del acelerador atrás y la ventaja se evaporó con una sorprendente facilidad (28-27, min. 15). El tiempo muerto de Pedro Martínez no tuvo el efecto deseado por el técnico catalán. Shurna, con dos triples consecutivos, ponía por delante a su equipo mientras Baskonia agotaba la posesión sin poder lanzar y, acto seguido, Garino cometía una falta personal anti deportiva. Por si fuera poco, otro acierto desde el arco de Jankovic estiraba el parcial visitante (30-38, min. 18). La lesión de Garino (volvió después al partido) fue el epitafio de un segundo período para olvidar (34-40).

Reacción discontinua tras el descanso

A buen seguro que las escasas seis asistencias de Baskonia al descanso (por 11 de Andorra) fueron materia a tratar por Pedro Martínez en el vestuario. Muestra de ello fueron las dos primeras jugadas tras la reanudación, con sendos pases de canasta de Beaubois y Huertas para Diop y Voigtmann respectivamente. Pero lo que fácil viene, fácil se va y dos pérdidas de balón consecutivas dejaron el tema como estaba (40-46, min. 23). Una rigurosa falta técnica señalada a Colton Iverson por recrearse en un mate permitió a Beaubois sacar rédito con tres puntos, mientras Garino se buscaba la vida bajo el aro para anotar y Marcelinho Huertas colaboraba con otra canasta (47-48, min. 24). Pero MoraBanc Andorra seguía jugando mejor que Baskonia, algo que quedó reflejado en la asistencia de Jaime Fernández para el triple desde la esquina de Walker y en la canasta fácil de Jaka Blazic que terminó por forzar el tiempo muerto de Pedro Martínez (47-53, min. 25).

Unos segundos de reposo y análisis que tampoco dieron fruto, al menos de manera inmediata, pues Jelínek conectaba un nuevo triple. Las manos rápidas de Vildoza y la velocidad de Shengelia y Garino al contraataque propiciaron la segunda reacción azulgrana (58-58, min. 27). Joan Peñarroya no estaba dispuesto a que el primer momento de continuidad en el juego local se prolongase, solicitando tiempo muerto. Con más corazón que cabeza, Shengelia y Poirier trataban de ayudar al impulso, conscientes de las malas sensaciones en cuanto a juego y sabedores, por tanto, de que el mal momento podía volver. Otras dos pérdidas seguidas no eran aprovechadas esta vez por MoraBanc Andorra y, aunque a trancas y barrancas, Baskonia llegaba cuatro puntos arriba al último cuarto (62-58).

La balanza se decantó por insistencia

Un tramo decisivo que el ex baskonista Blazic estrenó con una bandeja, encontrando respuesta en el triple de Shengelia. Con unos guarismos tan bajos, proteger el aro podía resultar clave y así lo entendían Stevic y Poirier, que se empleaban a fondo en la pintura (67-64, min. 32). Un air ball de Vildoza ilustraba lo que estaba siendo el partido: un despropósito inconexo. Hasta los colegiados se sumaron a un desconcierto que solo Janning fue capaz de aprovechar con dos triples consecutivos (73-64, min. 34). Tras el tiempo muerto visitante, dos pérdidas seguidas de Shengelia le llevaban al banquillo pero Janning volvía a conectar un triple lejano y Timma se colgaba del aro para elevar la ventaja hasta los diez puntos (78-68, min. 36). Y así, por insistencia, Baskonia certificó un nuevo triunfo ante un MoraBanc Andorra que terminó rindiéndose sin querer, victima del desacierto y de sus propios errores. Dos triples de Beaubois y Huertas cerraron el choque con un marcador engañoso (88-75).

Con la Euroliga momentáneamente aparcada hasta el comienzo de la serie de 'playoffs' de cuartos de final que le medirá al vigente campeón, Fenerbahçe Dogus, por un lugar en la Final Four de Belgrado, Baskonia afronta una semana de gala con doble compromiso liguero. El jueves (12 de abril, 21:30 horas) visitará la Fuente de San Luis, hogar del Valencia Basket, campeón de Liga Endesa ACB. La segunda cita será el domingo (15 de abril, 12:30 horas), cuando el conjunto azulgrana recibirá en el Buesa ArenaIberostar Tenerife, campeón de la FIBA Champions League.

VAVEL Logo