Tecnyconta Zaragoza acepta el órdago
Ennis y Bjelica en su presentación con Salva Guardia/ Foto: Basket Zaragoza

Apenas a media docena de encuentros para terminar la odisea en que se ha convertido esta temporada, la secretaría técnica de Tecnyconta Zaragoza ha reactivado las operaciones de forma notable. Una vez más, el equipo está dando muestras de una debilidad preocupante a ambos lados de la cancha, creciendo jornada a jornada la dependencia de un Gary Neal que comienza a transmitir preocupantes señales de agotamiento. La mayor parte de los equipos de la parte baja de la tabla se han reforzado en estos últimos encuentros y se hacía necesario pasar a la acción.

Sin estabilidad no hay paraíso

Cuatro derrotas consecutivas han sido suficiente aviso para poner en modo alerta a la directiva. Porque más allá del resultado, lo que realmente preocupa son las sensaciones que ha transmitido el equipo. Si en ataque cada vez menos jugadores son capaces de aportar (sirva de ejemplo que el pasado sábado ante Valencia sólo seis jugadores vieron aro), en cancha propia el equipo encaja puntos con demasiada facilidad, especialmente por fuera. Las anclas defensivas del equipo (Varnado, García, McCalebb) han dejado tras su salida apenas especialistas y un dudoso compromiso atrás.

Es más que cierto que el presupuesto da para pocas alegrías, pero la alternativa es terrorífica. Un hipotético descenso a LEB Oro podría ser fatal para la continuidad del club en el panorama del baloncesto profesional. 

El equipo ha sufrido desde la pretemporada la fuga de parte importante de sus activos  sin que los que llegaban en su lugar pudiesen siquiera igualar las prestaciones de sus antecesores. El ejemplo más gráfico es un Paul Stoll que tras la marcha de Bo McCalebb apenas ha conseguido entrar en las rotaciones de Cargol, (el capitán Tomás Bellas ha sido por momentos el único playmaker del equipo). Por no hablar de la salida de un Jota Cuspinera desquiciado ante la incapacidad de dar solidez al proyecto.

Llegan los refuerzos

Tras varias jornadas con los activos en la pintura bajo mínimos (la marcha de Jarvis Varnado dejó por momentos como únicos interiores puros a De Jong y Triguero, con Dragovic con problemas físicos en varios encuentros y Álex Suárez desmostrando una vez más que dentro de la zona no es un jugador sólido), llegaba un Xavi Rey cuyo estado físico planteaba dudas. Tras apenas dos encuentros el barcelonés demostraba que su experiencia y envergadura mejoran de largo las prestaciones como cinco puro que tiene actualmente la plantilla. Sin embargo, el resto de déficits de la plantilla impedían luchar por la victoria ante Estudiantes y Valencia. Y es que, pese a una leve mejoría en el juego interior, el resto de las líneas seguía sin dar un paso al frente.

El fiasco del internacional mejicano Paul Stoll se hacía plausible tras  siete oportunidades, y se confirmaba en la derrota del domingo anterior ante los taronjas, con apenas 12 minutos en cancha en los que pasó del todo inadvertido. En esta ocasión, la disparidad de calendarios en las ligas continentales iba a beneficiar al equipo aragonés, que incorporaba al canadiense con pasaporte jamaicano  Dylan Ennis una vez Estrella Roja MTS había finalizado la Liga Adriática y su participación en Euroliga. Con 26 años y 188 cms. de altura, su condición de cotonou le abre las puertas de la plantilla de Pep Cargol, que podrá contar con un refuerzo con experiencia en la máxima competición continental, donde ha promediado este año 6.5 puntos, 1.8 rebotes y 1.6 asistencias por encuentro.

Sin duda, su capacidad para jugar como base o escolta y sus aptitudes defensivas (algo que el equipo echa de menos de forma ostensible) suponen un salto cualitativo en el perímetro de Tecnyconta. La posibilidad de que Bellas y Ennis ocupen el backcourt en los momentos en que se necesita control del balón, agresividad defensiva y agilidad en la circulación es algo de lo que el equipo no ha podido hacer uso desde la salida de Sergi García.

Y apenas unas horas después de que se confirmase la llegada del combo de Ontario, el club confirmaba los rumores y hacía efectivo el fichaje hasta final de temporada de un viejo conocido de la Liga Endesa. Milko Bjelica (el que fuese jugador de Baskonia durante dos temporadas). El jugador serbio (nacionalizado montenegrino) llegaba a orillas del Ebro procedente también de Estrella Roja, para dar un salto de calidad aún mayor a la rotación aragonesa en las posiciones de 4-5. Con 2.08 mts de altura y 33 años, aportará además el extra de experiencia del que por momentos parece carecer Tecnyconta este año. Sus números en Euroliga esta temporada han sido de 9.2 puntos y 3.7 rebotes por noche.

Ante Murcia este domingo, el técnico gerundense podrá contar ya con sus dos últimas incorporaciones, una vez recibidos los transfer de ambos jugadores. El escaso tiempo de adaptación para asimilar los sistemas de juego del equipo será el principal hándicap. Pero sin duda las opciones del equipo para hacer frente a equipos de entidad se han elevado considerablemente, y un UCAM instalado en puestos de playoff será una buena prueba de fuego en este primer match-ball de los seis que restan hasta final de temporada.

VAVEL Logo