Barça Lassa gana sin problemas a Delteco GBC
Pierre Oriola y el resto de la plantilla ofrecen la victoria a la afición | Foto: Noelia Déniz (VAVEL.com)

Los primeros dos cuartos dejaron ver a dos equipos que estaban más por atacar que por proteger su canasta. El juego fue vistoso, rápido y atractivo para los espectadores, pero Delteco GBC tenía las horas contadas. La rotación de nueve jugadores que presentaron los donostiarras es insuficiente contra cualquier equipo de la liga Endesa, pero si encima pretendes sacar rédito de la visita al Palau Blaugrana, pues se complica mucho la tarde. 

Porfi Fisac planteó una zona de inicio para proteger a sus jugadores de las faltas y asegurar el rebote defensivo para lanzar la transición, sin embargo, el Barça Lassa estuvo muy acertado y realizó buenas circulaciones de balón para romper la zona. Los catalanes jugaron bien sus bazas y pese a que no fueron un rodillo, no tuvieron inconvenientes a la hora de tomar una ventaja cómoda para el resto del partido. Los últimos minutos, Gipuzkoa Basket acusó las bajas y el FC Barcelona Lassa acabó el choque con tranquilidad.  

La zona no es suficiente

En los primeros minutos de juego, ambos conjuntos estaban acabando de calentar y tratando de meterse en el partido. La defensa del FC Barcelona Lassa estaba siendo ligeramente menos intensa que la del Delteco GBC, que planteó una zona 2-3 para contrarrestar la corta rotación de la que disponía. Kenny Chery y Daniel Clark comenzaron muy agresivos desde el perímetro y con lanzamientos de media distancia, mientras que al Barça Lassa le costaba romper la variante defensiva de Porfirio Fisac

La entrada de Pau Ribas y Pierre Oriola cambió el devenir del choque. El equipo de Svetislav Pesic aumentó la intensidad en defensa y aclaró la ofensiva catalana, que no estaba siendo efectiva. Gipuzkoa Basket comenzó a notar la rotación de nueve jugadores y sus prestaciones disminuyeron, aunque seguían dando la cara. El movimiento de balón culé destrozó la zona vasca y los de Pesic concluyeron los 10 primeros minutos del choque por delante en el marcador. (24-19)

Demasiado fácil

Delteco GBC insistía con la defensa zonal como medida proteccionista para con sus jugadores. Al Barça Lassa le costaba poco encontrar huecos en el entramado guipuzcoano, pero al menos los de Fisac aseguraban el rebote defensivo para iniciar la transición. En el aro contrario, GBC estaba deshilachando la defensa blaugrana, que estaba concediendo demasiados tiros abiertos, así como penetraciones y cortes a canasta totalmente liberados. 

Cada ataque acababa alterando el marcador y eso es algo que Delteco no se podía permitir si quería competir el partido, aunque parecía conforme con ello. El Barça Lassa estaba obligado a reparar su actuación defensiva, pues el conjunto vasco estaba encontrando unas situaciones idílicas de cara al aro. Tuvieron suerte los catalanes de que los vascos no estuviesen entonados, porque a poco que afinasen la puntería las diferencias se reducirían bastante. (46-35)

Delteco GBC resiste, el partido sigue

Inicio frío de segunda parte. Barça y Gipuzkoa  volvieron a salir sin ninguna pretensión. Los culés siguieron mandando en el electrónico, e incluso pudieron aumentar ligeramente su renta. Por otro lado, los donostiarras acusaron el cansancio de los dos primeros cuartos y perdieron frescura en ataque, lo que se tradujo en un menor acierto, tanto exterior, como interior. 

El partido cada vez se estaba decantando más para el Barça Lassa y había perdido la verticalidad y la celeridad de los primeros veinte minutos. Tanto Fisac como Pesic plantearon un baloncesto estático con defensas al uso y con el lanzamiento de tres puntos como recursos estrella. El serbio supo sacar partido de la superioridad física de los suyos, especialmente en el apartado ofensivo, y Delteco GBC comenzó a cargarse de faltas. (68-56)

Hasta aquí llegó Gipuzkoa

Los vascos concedieron demasiadas situaciones fáciles en los primeros minutos del último periodo del choque, mientras que el FC Barcelona Lassa tuvo la calma suficiente para aprovechar las pequeñas ventajas que se generaban en la pintura. Kenny Chery, Daniel Clark y Jordan Swing, como era de esperar, no lograron mantener el ritmo anotador necesario para mantenerse en el partido durante más de 30 minutos, que ya fue más de lo esperado. 

La renta de 20 puntos a falta de cinco minutos para los locales dejaba el partido totalmente sentenciado, pero los vascos todavía querían seguir en el encuentro. La victoria fue relativamente sencilla para el Barça Lassa, pero aún así fueron benévolos con Delteco GBC, pues podrían haber arrollado a los donostiarras en el cuadrilátero y, en cambio, fueron debilitándolos paulatinamente. 

VAVEL Logo