Jalen Reynolds, nueva incorporación azulgrana

El juego interior barcelonés se refuerza de cara a los inminentes Playoffs con un interior de perfil atlético, que permitirá a Pesic dosificar adecuadamente los minutos en la pintura.

Jalen Reynolds, nueva incorporación azulgrana
Foto: FC Barcelona

La ausencia de Kevin Seraphin desde principios de año en las convocatorias azulgrana ha supuesto un esfuerzo considerable para el resto de interiores del roster blaugrana. Sólo quedaba Tomic con un perfil de center nato, y tanto Oriola (de forma sostenida) como Claver o Moerman (en menor medida) se han tenido que adaptar para verse las caras con jugadores de mayor envergadura y corpulencia. La recuperación del pívot francés parece que se alargará hasta el verano, por lo que la dirección deportiva azulgrana se ha visto obligada a sondear el mercado para completar la rotación de Svetislav Pesic con garantías.

El elegido es Jalen Reynolds, que ha finalizado recientemente su vinculación con Grissin Bon Reggio Emilia en la Lega Italiana, al no clasificarse su equipo para disputar los playoffs por el título. Con apenas 25 años de edad, el jugador de Detroit (EEUU) lleva dos años demostrando un buen nivel de juego en el país transalpino, donde llegó tras no ser drafteado por ningún equipo NBA en 2016. Primero en el Recanati de la Lega 2 y este año ya en la máxima categoría italiana, el norteamericano ha demostrado ser un hombre resolutivo en las inmediaciones de la zona, con gran capacidad atlética y aptitudes defensivas. Este último año ha promediado en competición doméstica 10.9 puntos y 6.8 rebotes en 22 minutos de juego, mientras en Eurocup sus números han sido de 10.5 puntos y 7.5 capturas en 23 minutos.

En ataque se desenvuelve con velocidad y solvencia cerca del aro, donde atesora buenos movimientos. Es capaz de salir a buscar el tiro desde 4-5 metros, aunque no sea su principal virtud. Domina el pick & roll gracias a su agilidad y contundencia a la hora de finalizar la jugada cerca del aro. Se trata de un perfil similar al de Seraphin, del que adolecía el equipo hasta el momento y que complementa al resto de jugadores de la pintura blaugrana.