Previa Fenerbahce - Zalgiris: Obradovic testa a Jasikevicius

Turcos y lituanos se miden en el Stark Arena de Belgrado a las 18:00h en la primera semifinal de la Final Four de 2018.

Previa Fenerbahce - Zalgiris: Obradovic testa a Jasikevicius
Foto: Euroleague

Fenerbahce Dogus se planta en Belgrado tras hacer un gran año en Europa para revalidar el título que ganó el año pasado en la Final Four de Estambul, en su casa. Zalgiris Kaunas vuelve a una fase final de la Euroliga tras 19 años sin pisar más allá del Top 8. Zeljko Obradovic vuelve a jugar en casa; esta vez en la suya propia, no en la de Fenerbahce como en 2017, pues el técnico serbio nació hace 58 años en Čačak, a 140 kilómetros de la capital del país. En el banquillo opuesto tiene a uno de sus pupilos más ilustres, Sarunas Jasikevicius, el entrenador revelación de esta temporada, que ha conseguido meter a un modesto Zalgiris en una semifinal tras hacer una temporada espectacular. 

Foto: Euroleague
Foto: Euroleague

¿Cómo llega Fenerbahce?

Los turcos llegan a Belgrado con el objetivo de volver a alzar la copa de campeones de Europa y, por supuesto, parten como favoritos en la Final Four. En liga regular, Fenerbahce acabó en segundo puesto con un récord de 21 victorias y 9 derrotas. Además, logró hacer un juego realmente atractivo y dejó algunos partidos (contra CSKA, contra Baskonia...) para el recuerdo. En el Playoff, los de Obradovic no tuvieron demasiados problemas numéricos para superar a Baskonia, pero la realidad es que los vascos les pusieron el pase a la Final Four muy caro. El nivel de la eliminatoria fue altísimo y ambos equipos podían haber llegado a Belgrado, la mala suerte para los hombres de Pedro Martínez fue que se toparon con el actual campeón de Europa. 

Fenerbahce, como se espera de un equipo campeón, tiene una plantilla con una gran variedad de piezas entre las que destacan jugadores como Jan Vesely, Kostas Sloukas o Gigi Datome. El pívot checo ha realizado una campaña muy buena, al nivel que se le espera a un jugador de sus características. Vesely ha promediado 12.9 puntos y 5.2 rebotes por partido desde el inicio de la campaña en Euroliga y se planta en Belgrado siendo una de las piezas más importantes para Zeljko Obradovic. Su comunión con la grada, a la que levanta con sus despliegues físicos cerca del aro, sea en ataque o en defensa, lo convierte en un activo fundamental para el equipo y un jugador muy querido por los seguidores turcos. 

Foto: Euroleague
Foto: Euroleague

Sloukas ha alcanzado otro nivel desde que llegó a Fenerbahce. De la mano de Obradovic, ha dejado de ser un gran complemento para Vassilis Spanoulis y ha pasado a ser uno de los mejores bases del continente. Sloukas es un seguro en el pick&roll, bien con Vesely, bien con Jason Thompson, siempre sabe encontrar al jugador mejor posicionado y en defensa lee muy bien las debilidades de su oponente. Gigi Datome forma parte de una serie de jugadores exteriores que está dando un gran rendimiento a Obradovic desde que está en Fenerbahce. Esos aleros altos, con multitud de registros anotadores y férreos en defensa están convirtiendo al club otomano en un hueso duro de roer para sus rivales y Datome puede que sea el más peligroso de ellos, pues es el que más talento anotador alberga. 

¿Cómo llega Zalgiris? 

Zalgiris Kaunas llegan a Belgrado siendo el equipo revelación de la Euroliga 2017 - 2018. Los lituanos han hecho un temporadón de la mano de un técnico joven, pero con mucha experiencia en los terrenos de juego, como es Sarunas Jasikevicius. Los de Kaunas han realizado un baloncesto de altísimo nivel, casi el mejor de toda la competición, y han sorprendido a propios y extraños con su pase a la Final Four de 2018, pues, desde 1999, no se presentaban en una final europea. 

Los de Jasikevicius llegan a la Final Four de Belgrado tras terminar la liga regular en sexto lugar con un récord de 18 victorias y 12 derrotas, pero haciendo un baloncesto arriesgado, muy atractivo para el espectador y con una defensa tremendamente intensa. En el Top 8 se vieron las caras con el Olympiacos de toda una leyenda como Vassilis Spanoulis. Pese a ello, los jugadores lituanos no se amedrentaron y finiquitaron la serie en cuatro partidos y mandando un aviso a su próximo rival, pues hicieron un baloncesto muy meritorio. 

Pese a que la esencia de Zalgiris radica en el colectivo más que en la individualidad, como podría ser el caso de su rival en semifinales, sí que hay que destacar algunos nombres propios que han brillado con luz propia en esta temporada. El principal es Kevin Pangos. El base canadiense es el motor ofensivo del equipo y uno de los motivos por los cuales los lituanos están en Belgrado. Su electricidad y su talento, ora para anotar, ora para encontrar al jugador mejor posicionado, son un verdadero alivio para el tipo de juego paciente y de 'un pase más' que pretende hacer Saras Jasikevicius.

Foto: Eurolegua
Foto: Euroleague

Otros dos hombres que han cuajado una campaña espectacular y que tendrán mucha demanda en verano son Brandon Davies y Aaron White. Ambos jugadores han sido fundamentales para los esquemas de Jasikevicius por su gran versatilidad y por la intensidad y la dureza que imprimen en su juego. Son dos ala-pívots que pueden jugar de cinco en un small ball y que pueden contener a jugadores exteriores en el perímetro, pese a ser ellos más lentos. Además de ellos, hay que destacar a un jugador por encima de todos, la piedra angular de este equipo, Paulius Jankunas. El pívot lituano ha realizado un buen curso, siendo el segundo máximo anotador del conjunto y es un faro al que sus compañeros miran cuando el juego se atasca. En defensa, es el jugador a partir del que empieza todo, pues es el que sienta las bases. 

Así pues, no se puede decantar nadie por uno de los dos equipos de manera clara, pues ambos pueden llevarse el choque sin ningún tipo de problemas. Por los galones, Fenerbahce Dogus parte con una ligera ventaja, pues son los actuales campeones de la Euroliga, pero Zalgiris Kaunas no está en Belgrado para hacer turismo, sino que oposita a dar la sorpresa.