Reviviendo la carrera de Shaquille O'Neal
(Imagen vía: Instagram oficial de Shaquille O'Neal)

Reviviendo la carrera de Shaquille O'Neal

¿Quién no recuerda al jugador que dominaba la pintura de la NBA? Hoy hagamos un homenaje a su carrera recordando la escultura que hizo hace un año en honor a las canastas que rompió.

maanuf96
Manu Fresno

En el artículo de hoy queremos recordar la estatua en honor al jugador que probablemente haya destrozado más aros. Para ello hablaremos de la trayectoria en la NBA que ha tenido Shaquille O'Neal y no poner la foto con una pequeña explicación. Sin duda estamos hablando de uno de los mejores jugadores interiores de la historia, por lo que nunca está de más hacerle un homenaje. 


Comienzos en la NBA (Orlando Magic)

Nada más llegar a la mejor competición de baloncesto del mundo, Shaq ya demostró que era una bestia de la naturaleza. Dominó desde el primer minuto y terminó su primer año con promedios de:

81 partidos jugados (81 como titular)

37' minutos por partido

23'4 puntos por partido

56'2% en tiros de campo

13'9 rebotes por partido

3'5 tapones por partido

Aunque parezca sorprendente, tanto en rebotes como en tapones, su temporada rookie fue la mejor de toda su carrera.

Su potencia física sumada a su juventud resultaron un arma letal para el conjunto de Florida. Ya en su primer año, este pívot rompió, literalmente, dos canastas con un mate durante un partido. Tanto Phoenix Suns como New Jersey Nets fueron las víctimas de este suceso tan difícil de ver. La estatua que posee a día de hoy tiene una historia que proviene desde prácticamente 1992, sino es de antes de su llegada a la NBA. 

Ya en sus dos próximas temporadas ya llegó a las cifras de más de 29 puntos en cada noche. Si su carta de presentación como novato no fue suficiente, en 1995 realizaría una gran aparición en los Playoffs. Con unos promedios cercanos a 25 puntos, 11 rebotes y 2 tapones en los 21 partidos que duraron los Magic. Finalmente se convertiría en agente libre y posteriormente buscaría otro proyecto con más aspiraciones al anillo y un mercado más grande. 


Momentos de gloria (Los Ángeles Lakers)

Tras un año 1996/97 que se quedó mercado por las lesiones y no permitió rendir a su máximo esplendor, el proyecto joven y su contrato de 7 años por más de 120 millones de dólares le iba a permitir brillar. Hasta el punto de haber tenido tres actuaciones en los Playoffs con más de 30 puntos de promedio por partido (1998, 2000 y 2001). También firmó su mejor temporada regular en anotación con la camiseta oro y púrpura de los angelinos. En la 1999/00 en la que jugó 40 minutos en cada velada, siendo el máximo de su carrera también, y anotó una media de 29'7 puntos. Fueron 79 los partidos que disputó, habiendo estado en 30 ocasiones más sobre la pista que el año anterior. 

Durante los años 2000, 2001 y 2002 se repitió el campeón de la NBA y el jugador que resultaba más determinante en las finales. Shaq tiene en su palmares 3 MVP's de las finales consecutivos, además de haber obtenido su único MVP de la temporada regular en la temporada 2000. Misma temporada en la que ganó su segundo premio a máximo anotador de la liga, que se sumaría al que ya le dieron en 1995 cuando era jugador de Orlando. 


Comienzan las estadísticas de humano (Miami Heat)

Con el fichaje de uno de los mejores centers de la historia y contar con los servicios de Dwayne Wade, la plantilla de Miami parecía uno de los claros favoritos para luchar por el anillo. Con sus dos primeras temporadas manteniéndose por encima de los 20 puntos por partido pero si bajando por primera vez de los 10 rebotes de promedio, seguía siendo un activo clave en su equipo. Incluso en los Playoffs que resultaron campeones de la NBA en 2006 fue con una media de 18'4 puntos y 9'8 rebotes. Ya un pequeño escalón por debajo de esa apisonadora que había pasado años antes por la competición. 


Últimos destinos (Phoenix, Cleveland y Boston)

Dando este pequeño bajón de nivel, Shaq se puso al nivel del resto de los mortales. A partir de ahí es cuando otros nombres de jugadores grandes empezaban a sonar y no se llevaba él todos los focos. A partir de este momento ya el paso por otros equipos no es más que testimonial y dejando anécdotas por detrás. Jugó para Phoenix, Cleveland y Boston, firmando dos años (uno opcional) por los últimos y retirándose sin disputar el segundo. 

VAVEL Logo