Lakers anula a OKC en la prórroga
(Imagen vía: NBA)

Lakers anula a OKC en la prórroga

En un partido lleno de tensión e igualdad, unos Lakers liderados por Kyle Kuzma fueron capaces de llevarse una victoria clave.

maanuf96
Manu Fresno

Los Thunder venían de perder un encuentro por amplia diferencia en Atlanta. Lo que les obligaba a ganar de locales el siguiente partido el cual tocaba jugar en su propia cancha. Ser un equipo que quiere aspirar al anillo no puede ir ligado a perder partidos fáciles en temporada regular. Tal y como había ocurrido contra los Hawks, encajando la friolera de 142 puntos.

Quedando muy en evidencia el rendimiento defensivo de OKC, sin quitar méritos a la gran actuación de las jóvenes promesas de la ciudad de Georgia. Pero esta derrota puede afectar moralmente al equipo más allá de que el récord se vea afectado por lo mínimo. Lo que les hacia llegar muy cuestionados a enfrentarse contra unos Lakers sin LeBron James. Un examen que no podían suspender bajo ninguna costa y acumular otra derrota ante un equipo con una plantilla inferior. Los Thunder solo podían pensar en la victoria. 

Con un partido más que igualado en los instantes finales, la tensión se respiraba en el ambiente. Un gran Kyle Kuzma estaba liderando a su equipo, bastante bien acompañado del resto. Encontrándose por encima, a falta de medio minuto del final, los angelinos parecía que se iban a llevar el partido anotando unos tiros libres que obligaban a Oklahoma a anotar un triple o tener que poder finalizar dos posesiones. Las miradas de las estrellas de OKC parecían pérdidas.

Como si supieran que los de oro y púrpura les habían pasado por encima. Algo que se prolongó tras un error de Westbrook que hacía prácticamente imposible que sumaran una victoria. La luz les volvió tras un error en el último ataque de los Lakers, cosa que regalo un balón extra para que una vez más, está vez desde el triple, volviera a fallar. Pero teniendo la oportunidad de lanzar los tiros libres necesarios para empatar tras una falta. El partido quedaba 122-122 a menos de tres segundos de terminar. Todo el mundo ya tenía clara que iba a llegar la prórroga. Kuzma tuvo la última jugada del tiempo reglamentario, la cual no entró y sucedió lo esperado. 

Una prórroga donde Oklahoma desapareció.

El tiempo extra comenzó exactamente igual que había acabado. Un triple fallado por parte de Oklahoma y una canasta que no fue capaz de meter Kuzma. Llegando a pasar casi un minuto y medio sin que ninguno de los dos equipos fuera capaz de sumar puntos. Hasta que llegó un gran triple de Lonzo Ball que abría la lata en estos cinco minutos. A 180 segundos de acabar y los Lakers piden un tiempo muerto para reorganizar el sistema que estaban aplicando.

Lo que respondían por su parte los Thunder buscando otra forma de atacar el aro. El duelo parecía haberse quedado atascado, lo que fue aprovechado por Ivica Zubac para rascar unos tiros de la personal. Con media prórroga consumida, aún OKC no habían anotado. La diferencia llegó a ser de siete puntos en contra, lo que les obligó a pedir un tiempo muerto que puede ser fundamental. Aunque no podía arreglar los horribles porcentajes que registraban hasta el momento. 

Una gran jugada colectiva que terminó en un mate de Brandon Ingram decidió el partido. Los Lakers pusieron una diferencia irreversible en el tiempo que quedaba en el reloj. Oklahoma a base de faltas interaron rascar más segundos, sin darse cuando, o al menos eso parecía, de que era muy tarde. Diez puntos de diferencia en solamente 10 segundos de partido no hay forma de igualarlo. Un 138-128 quedó grabado en el marcador digital del pabellón.

Una derrota que de manera anímica puede crear problemas entre la plantilla de Billy Donovan. Venir de un partido tan difícil de asimilar como el de Atlanta y perder así no tiene muchas cosas positivas. Esta pequeña mala racha que atraviesa la franquicia debe de cambiar antes que vaya a peor. De cara a los play offs no se pueden tener conflictos internos para poder rendir al máximo nivel. 

VAVEL Logo