Campazzo y Ayón despegan al Madrid hacia la Final Four (82-89)
Campazzo ante Calathes / @RMBaloncesto

Campazzo y Ayón despegan al Madrid hacia la Final Four (82-89)

El argentino y el mexicano formaron una alianza perfecta en el último cuarto para hacer añicos la defensa griega. El Madrid, que sufrió un bajón descomunal en el segundo cuarto, tuvo que tirar de pegada y remangarse para conseguir el punto definitivo hacia Vitoria.

miguel-angel-cazorla
Miguel Angel Cazorla

Panathinaikos 82-89 Real Madrid

Bola de partido para el Real Madrid. Tras realizar dos encuentros excelentes en el Wizink Center y cumplir el objetivo de mantener el factor cancha, llegaba la hora de visitar el siempre ruidoso OAKA. Tranquilidad y confianza fueron las dos palabras que repitió Pablo Laso en la charla de esta mañana.

No había otra que subir el nivel y salir a silenciar el escenario hostil en el que iba a jugar. Es lo que debe hacer el Campeón para continuar con su defensa del título. Todos los jugadores disponibles con la excepción de Sergio Llull. En frente, de nuevo el Panathinaikos de Calathes. El estandarte del cuadro griego finalmente se encontraba en óptimas condiciones para jugar. Que continúe la guerra en el infierno.

Rudy gobierna el inicio

Los primeros cinco segundos de partido recordaron al comienzo del primer partido del año pasado. Randolph perdió el balón, pero lo enmedó con un gorrazo. Uno de los mejores de la Euroliga. Los blancos salieron muy serios al partido. Dos triples de Campazzo y de Rudy unidos a un mate de Tavares y a cuatro puntos al contragolpe de Randolph pusieron al Madrid 4-12 arriba.

No se hizo esperar la reacción de los locales. Lojetski se rebeló frente al inicio de partido con siete puntos. De repente, los griegos le dieron la vuelta con un parcial de 12-2. El rugido del OAKA iba en aumento, pero llegó una buena respuesta de los blancos. Una canasta a tabla de Randolph, cuatro puntos de Taylor y un triple de Rudy finalizaron el primer cuarto con el marcador en 18-23.

Lojestki cortocircuita al Madrid

Taylor anotó una canasta cuerpo a cuerpo para seguir con el parcial. Otros dos tiros libres de Rudy completaron el 2-13 y colocar la máxima diferencia en el luminoso, 18-27. Después se atascó el Real Madrid en ataque con un Prepelic que no encontraba mucha claridad en su juego. No obstante, Panathianikos tampoco estaba fino. Un triple de Thompkins y un 2+1 de Causeur mantuvieron la renta.

Sin embargo, Matt Lojetski seguía enchufado y en un abrir y cerrar de ojos se encargó de dilapidar la renta madridista. Calathes también comenzó a intervenir en el juego y el balance defensivo blanco desapareció. Como consecuencia, el Panathianaikos logró un parcial de 11-0 con el que darle la vuelta al marcador. La grada se despertó y la defensa en zona griega frenaba a los blancos. Rudy anotó dos tiros libres con los que devolver el empate.

No iba a ser la última de Lojetski, un 3+1 hizo estallar al público, 100% de efectividad, 14 puntos. Parcial de 16-2 para los griegos. Saltaban las alarmas en el Real Madrid. Tras un gran inicio, el equipo se apagó por completo. El marcador llegó al descanso en 41-36.

Pelea en el barro

Reaccionó el Real Madrid a la salida del vestuario. Taylor anotó una canasta a tabla y Rudy convirtió un triple. Igualdad de nuevo en el partido. Sin embargo, a la salida de un tiempo muerto, Calathes se encargó de ejecutar cinco puntos consecutivos. El barro continuaba. Edy Tavares con los rebotes sostuvo al Madrid. Un toma y daca constantemente con canastas de Vouigiukas, Randolph, Thompkins, Thomas y demás.

El Madrid recuperó en cierta manera la solidez defensiva, pero no así la claridad en ataque. El partido se convirtió en una pelea en la que ninguno de los dos podía sobreponerse al otro. El tercer cuarto acabó con un 58-58. Todo por decidir.

Campazzo-Ayón, conexión letal hacia Vitoria

Buen comienzo del Real Madrid de nuevo en el último cuarto. Thompkins y Deck colocaron por delante a los suyos, pero el ritmo no cambió. Landforg volvió a revertir la situación. Por suerte para los blancos, nació un tándem magnífico, Campazzo-Ayón. Argentino y mexicano fabricaron seis puntos consecutivos para mantener a su equipo en el partido.

Lo que era para agarrarse a la cuerda del partido se convirtió en el arma para destrozar al Panathinaikos. A cada punto de los locales llegaba esa combinación mágica. A partir de aquí, el Madrid consiguió pegar el tirón con el que lograr un buen colchón. Tres triples de Taylor, de Randolph y de Campazzo, el cual acudió con frecuencia a la línea de tiros libres, puso a los suyos ocho puntos arriba.

A pesar de los tiempos muertos de Pitino, no había solución. Los griegos continuaron arriesgando a base de triples y el Madrid, con nada más que acudir a la zona de tiros libres, certificó el tercer triunfo. La sexta vez que el Madrid estará entre los cuatro mejores en la era Pablo Laso. Otra vez estará el Real Madrid en una Final Four para revalidar el título. Este equipo no tiene límites. Por la vía rápida ya es el primero de los cuatro candidatos que ya ha reservado un billete para el Buesa Arena.

Panathinaikos: Thomas (11) Langford (10) Papagiannis (4) Papapetrou (9) Gist (4) Vougioukas (8) Lekavicius (3) Kilpatrick (0) Lojeski (16) Calathes (17) Antetokounmpo (0) Mitoglou (0)

Real Madrid: Causeur (2) Randolph (14) Rudy (16) Campazzo (16) Reyes (0) Ayón (12) Carroll (2) Tavares (3) Deck (2) Prepelic (0) Thompkins (9) Taylor (13)

VAVEL Logo
CHAT