La historia espera al Real Madrid: tan cerca, pero tan lejos
Real Madrid / Archivo: VAVEL

La historia espera al Real Madrid: tan cerca, pero tan lejos

El conjunto blanco está preparando a fondo durante esta semana la Final Four de la Euroliga que comienza el viernes. La posibilidad de reinar por segunda vez consecutiva en Europa está a tan solo dos partidos. CSKA, Fenerbahce y Efes, tres rivales que obligará a los blancos a pasar sangre, sudor y sufrimiento.

miguel-angel-cazorla
Miguel Angel Cazorla

El fin de semana que el Real Madrid lleva esperando durante varias semanas se observa ya de frente. Por fin, los jugadores se centran por completo en el gran desafío sin encuentros de ACB de por medio. Era el gran reto y la misión de todos los que visten la camiseta blanca. Aparcar la Euroliga y marcharse a Vitoria con pleno de triunfos. Breogán, Murcia, Burgos, Estudiantes y Zaragoza. 5/5 y, para sorpresa, han alcanzado el liderato tras las derrotas del Barcelona.

Por mucho que el mensaje transmitido hacia fuera era de no pensar en la Final Four, esto es inevitable, pero la misión se ha cumplido, ningún traspié de por medio. El trabajo y la trayectoria del equipo de Pablo Laso ha sido descomunal. El hambre de ganar que no cesa y perdura en el tiempo vive un nuevo capítulo. El gusanillo en el estómago ya está presente de nuevo en la plantilla. No es para menos pues es la sexta vez que los blancos estarán entre los cuatro mejores batallando por el legado europeo.

La conjura y los esfuerzos otorgan sus frutos. El Real Madrid es un equipo agrupado en el que todos aportan su granito de arena. Jueguen o no, todos suman, y esa es la clave del éxito. Los 16 jugadores estarán disponibles para el viernes, no hay lesionados. Sanos y a tope.

Las armas de combate preparadas

Es el momento de ultimar detalles de cara al viernes. Pablo Laso rezaba para que ningún contratiempo físico ni de cualquier otra índole perturbase las ilusiones y sus planes. Sergio Llull se ha recuperado perfectamente de su última lesión muscular. El balear es quien más se merece jugar esta Final Four. El examen constante de superación al que se ha visto a lo largo de la temporada lo ha aprobado con una nota muy alta. No se ha visto todavía su mejor versión, pero los destellos ya han reaparecido.

El Real Madrid, a día de hoy, está capitaneado por un jugador gigante y otro no tan alto en estatura, pero sí en cuanto a magia y corazón. 'Edy' Tavares y Facundo Campazzo. El de Cabo Verde se encuentra en su mejor momento de la temporada. Después de unos meses bastante flojos para lo que suele ser habitual, el muro ha recuperado su óptimo nivel para construir otra fortaleza indestructible en Vitoria. La exhibición en Zaragoza fue el primer aviso para el CSKA cuyo entrenador, Dimitrios Itoudis, está rascándose la cabeza para buscar una grieta en ese búnker africano.

El argentino ejercerá de comandante en el juego. Estandarte principal ante Panathinaikos, MVP del mes de abril y repartiendo asistencias y electricidad a los suyos. "Es un jugador de NBA", ha asegurado Andrés Nocioni. El sucesor del 'Chapu' llega preparado con la varita para crear caras de póker en su rival.

Todo el plantel en conjunto llega en un gran momento. Hay jugadores que han dado un paso al frente como es el caso de Jeff Taylor. El alero, siempre cuestionado, ha realizado un mes de abril prácticamente impecable tanto ofensiva como defensivamente. Sobre todo, en la primera faceta donde en más de una ocasión ha finalizado como máximo anotador del encuentro.

CSKA, primer escollo

El cuadro ruso es un conjunto siempre temible. Es un rival que los blancos conocen a la perfección y esta temporada han hincado la rodilla por partida doble. Es el momento de romper la racha y en este terreno el Real Madrid se maneja mejor que nadie. Los rusos cuentan con la duda de Sergio Rodríguez que llega con molestias en su tobillo aunque parece que jugará.

El peligro no solo pasa por 'El Chacho'. Nando de Colo es la cabeza de la serpiente como diría Campazzo. El jugador sobre el que pasa la batuta del juego y los puntos de los rusos. Will Clyburn, Daniel Hackett, Coy Higgins u Othello Hunter son también la columna vertebral de este poderoso CSKA de Moscú.

Fenerbahce afronta la Final Four con algunos de sus jugadores tocados, pero con su garra característica siempre temible. El líder de la fase regular, dirigido por Zelko Obradovic y capitaneado por Kostas Sloukas y Jan Vesely, en busca de la redención.

El cuarto en discordia, la sorpresa de esta Final Four, el Anadolu Efes, no es un enemigo al que infravalorar. Vasilije Micic y Shayne Larkin, los dos francotiradores del equipo turco. En cuanto al segundo, que se lo pregunten al Barcelona Lassa. Capaz de dirigir y de anotar casi 40 puntos en un partido. Micic es uno de los bases más cotizados de Europa. Una de las revelaciones de la temporada que merodea en la órbita del conjunto blanco. Parece que se mantendrá en el cuadro turco, pero el interés sigue ahí.

Así se presenta la Final Four de 2019. El Real Madrid tiene otra conquista titánica en la palma de la mano. Dos partidos, pero de extrema dificultad. Habrá momentos de nervios, de euforia, de sufrimiento, de miedo e incluso de pánico. Sería la tercera Euroliga y el decimoséptimo título de la era Laso. No hay que esperar más a que el balón eche a volar en el Buesa Arena. La historia se cita de nuevo con el Real Madrid.

VAVEL Logo