Marko Popovic, el adiós a una leyenda
Marko Popovic / Archivo VAVEL

Marko Popovic, el adiós a una leyenda

El capitán del Fuenlabrada pondrá punto y final a su carrera deportiva tras el partido del domingo ante el Tenerife. El Fernando Martín se llenará para despedir al que ha sido su ídolo durante cuatro años.

miguel-angel-cazorla
Miguel Angel Cazorla

Cuando se cierra una puerta, se abre una ventana. Frase reinante en el momento en el que se pone fin a una etapa gloriosa con tal de observar el optimismo en el horizonte. Este fin de semana el baloncesto vivirá una despedida emotiva, la de Marko Popovic. El croata se apartará de las canchas para siempre. El año pasado ya se barajaba la posibilidad de la retirada a final de temporada. De hecho, el Fernando Martín se despidió de él por si acaso.

El escolta del Fuenlabrada permanecía en conversaciones para continuar y era consciente de que el fin estaba cerca. Finalmente, Marko renovó una temporada más. Si bien es cierto, en estos meses ha dado un paso a un lado y no ha jugado tantos minutos como en años anteriores, propiciado entre otras cosas, por una lesión en la rodilla.

En esta ocasión el adiós será real. Con casi 37 años, Popovic colgará las botas y dejará el deporte que tantas alegrías le ha dado, que le ha convertido en una referencia a nivel europeo y en uno de los mejores jugadores de la historia del Baloncesto Fuenlabrada. Un ídolo, cuyo legado perdurará eternamente.

Cuatro años de ensueño

'El francotirador dálmata' comenzó su carrera deportiva con 16 años en el KK Zadar. Tras cinco años allí, realizó su primera visita a España para jugar en el Valencia Basket durante la temporada 2003-2004. El croata continuó sus andanzas por Lituania, Croacia y Turquía en equipos como el Zalgiris Kaunas, Cibona Zagreb o Anadolu Efes. Hasta que en 2015 decidió regresar a España para formar parte del Montakit Fuenlabrada.

El croata aterrizó en el equipo como gran fichaje dado el currículum que tenía y con la misión de hacer crecer al equipo. Su llegada causó una gran eclosión que disparó el nivel competitivo del grupo llegándolo a situar ya en esa misma temporada en puestos de Copa y de Play-Off. Parecía mentira el cambio tan drástico del Fuenlabrada con respecto a la temporada anterior. Por cuestiones administrativas el equipo no descendió en el verano de 2015 y, quizás por casualidades de la vida, el destino le tenía reservado la llegada de un héroe que llevaría al equipo en volandas a olvidar los temores de la zona roja.

El conjunto madrileño ya había olvidado el sufrimiento. El sueño de plantar cara a los potentes de la ACB era una realidad. Gracias a Popovic, el Montakit Fuenlabrada construyó un ejército rocoso y se transformó en ese equipo incómodo que muchos rivales rezan por evitar.

Si por algo la afición fuenlabreña llevará a siempre a su jugador en el corazón es por su lealtad y su amor al Club. Han sido cuatro años en los que Marko ha vivido por y para el crecimiento del equipo. No le han importado las ofertas de equipos punteros de la Liga Endesa o de Europa tales como Panathinaikos o Unicaja. Su corazón no pertenecía a otro lugar que no fuese Fuenlabrada . "Hablaré a mis hijos de como han querido en Fuenlabrada siempre", aseguraba el año pasado.

En una entrevista concedida a Onda Madrid, el croata explicó lo emotivo y lo difícil que será el domingo. "Me gustaría no llorar, pero va a ser muy difícil controlar las emociones. Aquí he renacido. Llevo muchos años jugando fuera de mi país. Llegué aquí con 33 años y no tenía ni idea de que iba a jugar cuatro años más. He estado separado de mi mujer y he decido retirarme por mi familia. Ellos ocupan el primer puesto de mi vida aunque ame el baloncesto". La familia es lo primero siempre, sabia reflexión.

Un Fernando Martín a rebosar

Como no podía ser de otra manera, se espera un lleno absoluto este domingo para despedir a la leyenda croata. De hecho, el Club ha regalado una entrada por cada carnet de abonado hasta completar el aforo. "Tras la finalización del encuentro, llegará el momento de la celebración de la despedida a jugadores y cuerpo técnico, con especial protagonismo para Marko Popovic", reza un comunicado del Montakit Fuenlabrada.

Este fin de semana será muy especial para la afición que despedirá con, seguramente más de una lágrima en el rostro, al que ha sido su referente durante cuatro temporadas. Con la salvación ya certificada, Popovic consideró que era el momento oportuno para anunciarlo. Este domingo, los hombres de Jota Cuspinera se enfrentarán al Iberostar Tenerife que se está jugando su clasificación para el Play-Off.

La tristeza de la marcha para siempre de un mito y el orgullo de haber podido disfrutar de él. Sentimientos encontrados que tendrán los seguidores de Marko Popovic. Más allá de los triples, canastas o remontadas imposibles que haya podido protagonizar a lo largo de su brillante carrera, las mejores lecciones que este deporte heredará de él serán el esfuerzo, la dedicación, la lealtad y el amor por lo que más quieres. Gracias y hasta siempre, Marko Popovic.

VAVEL Logo