Pablo Laso: "Ese último tiro lo querríamos todos para Carroll"
Pablo Laso / Archivo VAVEL

Pablo Laso compareció en rueda de prensa para analizar el triunfo de su equipo ante el Barcelona Lassa en el segundo partido de la Final de la Liga Endesa. Totalmente inesperado y de la manera más épica. Un triple de Carroll sobre la bocina desató la locura al término del mismo. Los blancos fueron a remolque durante todo el partido, pero no bajaron los brazos pese a la adversidad.

El Madrid se ha colocado 2-0 y el miércoles afrontará su primera bola de partido y de campeonato. Laso se mostró muy feliz y ligeramente emocionado tras esta gesta, pero a la vez crítico y con los pies en la tierra. Queda lo más difícil por delante.

Valoración del partido

"Lo primero felicitar al equipo por la victoria. Impresionante como el equipo ha creído hasta el final y ha seguido luchando. Hemos tenido el partido muy cuesta arriba, pero hemos sido capaces de seguir creyendo y esto habla muy bien del equipo. En este sentido no puedo estar más orgulloso de mis jugadores", comenzó Laso.

El entrenador entró en materia: "Un partido en el que hemos tenido la sensación de no encontrar nuestro ritmo ofensivo en ningún momento. Hemos fallado tiros muy solos, pero no los del final. La sensación era de que no podíamos reconducir el ritmo del partido a lo que nosotros hicimos hace dos días. La aportación de todo el equipo ha sido clave, el rol que todos han sabido asumir en su momento y la sensación de que jugadores estando bien o estando mal han trabajado mucho para el equipo en situaciones difíciles".

"Nos hemos salido un poco del plan de partido que ha sido donde ellos han crecido y a través del acierto de Heurtel seguro, pero como entrenador estoy muy orgulloso de haber mostrado el ADN del Real Madrid. El apoyo del público ha sido magnífico que ha sido quien nos ha empujado a seguir creyendo. A partir de ahí, esto no ha terminado, es un partido más. Nos vamos 2-0, pero sabemos que queda mucho trabajo por delante", concluye Laso.

Partido salvado con el corazón 

El vitoriano aseguró el sábado que "donde no llegan las piernas va a llegar el corazón". Laso asegura que este partido se ha ganado "con el corazón y metiendo la última. El corazón no mete la última. Lo que sí me enorgullece como entrenador en el tiempo que llevo aquí es que muchas veces dentro de la chapa que les doy a mis jugadores, les digo que si nos tuviéramos que jugar un final de partido a que Carroll meta solo un triple, los 16 jugadores saben lo que queremos aunque la meta o la falle".

"El equipo ha sido capaz en esa última jugada de luchar el rebote, cogerla Rudy, salirle a Llull, mirarle el tiempo, dar un bote, poder tirar y encontrar a Carroll. Esto en ocho años que llevo aquí, siempre se lo he  transmitido porque ese último tiro lo querríamos todos para Carroll. Como si hay que pegar a un tío en el poste bajo uno contra uno, sé que lo va a hacer y esa es la fuerza del equipo. Todo el mundo ha querido, algunos incluso entraban al vestuario diciendo 'he jugado como una mierda'. Eso habla muy bien de ellos y tengo mucho respeto por mis jugadores. Han trabajado mucho para llegar a las finales y hay días en los que ganas y en los que pierdes, pero si las juegas es que has hecho mucho bien para llegar hasta ahí", sentencia Laso.

El golpe moral endosado al Barça

La matemática dice que es un 2-0, pero en el deporte pesa mucho lo emocional y este triunfo puede ser letal a nivel anímico para el Barça pues esta derrota es de las que duelen. "Esto es normal cuando pierdes en el último tiro, es normal que esto afecte. Pero somos todos profesionales y oía a Facu decir que tenía mensajes de amigos que estaban llorando".

"El partido ha sido muy emocionante en todos los aspectos con lo cual hace una semana también decía que si no entendemos que es más que un partido seríamos gilipollas. Mantengo el mismo discurso, estoy contento de irnos 2-0 a Barcelona, pero todavía queda trabajo y soy consciente de que todavía tenemos que jugar mejor el próximo partido", asegura el entrenador del Real Madrid.

La reacción del Barça, un aviso

El guión del partido fue totalmente distinto al primero. Los hombres de Pesic se transformaron por completo y mostraron una versión mucho más aguerrida gracias a la cual dominaron durante 39 minutos el choque sin apenas sufrimiento. Un triunfo de fe que ha servido para aprender que el Barça es capaz de sorprender en menos de 48 horas. Ante la pregunta de si Laso se lo toma como una aviso, responde:

"No había duda de que el Barcelona iba a jugar mucho mejor y así se lo he transmitido a los chicos, no me ha sorprendido. Me preocupo más de lo que hemos hecho mal nosotros porque sabía que el Barcelona iba a reaccionar para bien y así lo ha demostrado. Ahora mismo mi obligación es pensar qué tenemos que hacer mejor para hacer por ejemplo el partido del sábado que lo ganamos con buena diferencia. Contento, pero el trabajo es obligatorio para saber que el Barcelona va a estar mejor allí y va a jugar mejor como lo ha demostrado del primero al segundo".

Crecer y sufrir es una obligación

Muchas veces este tipo de partidos son los que permite a un equipo madurar para aprender a superar esos obstáculos complicados que se presentan durante los partidos y, en línea con lo anterior, prepararse para el infierno del Palau.

"Nos veis sufrir probablemente en los partidos. Nosotros 'disfrutamos y 'sufrimos mucho' durante la temporada. Estamos en junio, esto empezó en septiembre y hemos pasado muchos días buenos y malos, pero el equipo va creciendo y es una obligación. En ese sentido tienes tus momentos mejores y peores durante la temporada, lo que pasa en todos los equipos. Creo que el equipo está haciendo muy buen baloncesto en estos Play-Off. Hoy probablemente haya sido nuestro peor partido por supuesto por mérito del rival también que siempre juega. La sensación de irnos 2-0 es obviamente positiva, pero todavía queda mucho trabajo", finaliza Laso.

El segundo partido es historia. Al Madrid le toca hacer la maleta y marcharse al Palau para intentar cerrar la eliminatoria. Tendrá una doble oportunidad, el miércoles y el viernes. Pero sin duda, este triunfo será difícil de olvidar.

VAVEL Logo