La ACB, el premio "necesario" del Real Madrid 2018/19
El Real Madrid celebra su 35ª Liga / Archivo VAVEL

La ACB, el premio "necesario" del Real Madrid 2018/19

La conquista de la 35ª Liga supuso el colofón a una temporada magnífica de poca recompensa hasta la fecha. Tras las eliminaciones en Copa Del Rey y en Euroliga, los jugadores han respirado aliviados tras obtener este triunfo tan trabajado en los 10 meses más exigentes de los últimos años.

miguel-angel-cazorla
Miguel Angel Cazorla

El sentimiento de felicidad y de orgullo a una temporada de ensueño reina en el Real Madrid. Ahora en frío es momento de analizar todo lo que ha deparado la actuación del conjunto desde que comenzó su andadura allá por septiembre con la Supercopa de España. La campaña 2018/19 ha sido según las personas que forman el Club como la más exigente de 'la era Laso'.

No es para menos. El Real Madrid ha disputado la sobrehumana cantidad de 83 partidos con un balance de 66 victorias. Ha sido el único equipo capaz de disputar las finales en todas las competiciones. (Supercopa, Copa Del Rey, Final Four Euroliga y ACB) Dos títulos de cuatro posibles. Desde el principio quedaron claras las intenciones y el potencial merengue derrotando a Baskonia en Santiago para conquistar la Supercopa. No obstante, aparecerían problemas y momentos difíciles con los que lidiar a lo largo de esta maratoniana temporada.

Algo normal en el baloncesto, un deporte en el que los días de descanso son anormales y el cansancio físico y las lesiones son enemigos que esperan al acecho para atacar al jugador en cualquier momento. Pero al final, "los resultados que consigues serán directamente proporcionales al esfuerzo que aplicas", como diría Denis Waitley.

La marcha de Doncic, el vacío a llenar

La baja más sensible de esta temporada. El esloveno puso rumbo a la NBA y dejó un vacío en el equipo que no fue cubierto. Se perdió un puesto de base, de escolta, un gran tirador.... ya todo el mundo sabe de las cualidades de Luka Doncic, de lo que aportó y de su irrupción en Estados Unidos. El Club apostó por los dos bases de los que ya disponía como son Facundo Campazzo y Sergio Llull y por un tercero procedente de la cantera, Melwin Pantzar, el cual nunca funcionó y quedó relegado a los entrenamientos.

Rápidamente se dieron cuenta del error cuando Llull encadenó esas 'pequeñas lesiones' que le han impedido recuperar su mejor versión. Campazzo permaneció como único base disponible durante muchos tramos y, para evitar asfixiarle de minutos, Laso utilizó el experimento 'Prepelic', que exceptuando en el Play-Off ante Panathinaikos, fue un fiasco.

A Campazzo no le quedó más remedio que remangarse y tirar del carro luchando contra su propio cansancio para realizar una temporada descomunal. La explosión del argentino ha sido más que responsable del éxito del Real Madrid en la ACB. El MVP y ofertas de la NBA han sido su premio particular. 

Las derrotas en Copa del Rey y en Euroliga

La velocidad de crucero que llevaba el Real Madrid les posicionaba como favoritos para conquistar todas las competiciones. La primera oportunidad del 2019 llegaba en febrero. Los blancos se deshicieron con facilidad de Estudiantes y Joventut para llegar a la final donde esperaba el Barça, el eterno rival.

Un Clásico por el primer título del año en el que el Madrid realizó un tercer cuarto prodigioso en el que se situó 16 puntos arriba para después dejarlos escapar en apenas cuatro minutos. La polémica antideportiva de Randolph a Singleton y el tapón más que dudoso del propio Randolph a Tomic taparon el desperdicio de un título que estaba en el bolsillo. Una derrota que hizo mucho daño en el vestuario. Al principio por la sensación de que los árbitros se lo habían quitado de las manos y unas semanas más tarde por haber asimilado que aquel encuentro nunca debió ir a la prórroga.

En la Euroliga el panorama fue muy similar. Esta vez fueron 14 puntos de ventaja los que se difuminaron. El CSKA fue el verdugo. Los jugadores sabían, sobre todo tras la eliminación del Fenerbahce, que eran claros favoritos para revalidar el título continental. Pero Nando De Colo y Sergio Rodríguez se encargaron de golpear la moral de los blancos por segunda vez y dejarles con las manos vacías.

La ACB, el antídoto para las heridas

El Madrid tenía la obligación de hacerse con el triunfo liguero pues sabían que los dos títulos anteriores los perdieron ellos principalmente. El 21 de mayo, tras el partido ante el Valencia, Fabien Causeur relató que "más que una obligación es una necesidad porque ha sido muy duro levantarse esas dos veces a nivel individual y grupal".

Esta vez sí que no se podía fallar y no había nadie que retirara ese cuchillo de entre los dientes a los jugadores. La conjura en el vestuario se trasladó a la pista. Todos sumaron y todos aportaron. El propio Causeur, al igual que en la temporada anterior, brilló en el tramo final. Carroll y Rudy recuperaron la puntería, Randolph se mostró más solidario que nunca ofensiva y sobre todo defensivamente, y Campazzo y Tavares lideraron como siempre. Pero no hay que olvidarse del resto de la plantilla, como es el caso de Jeff Taylor que ha firmado posiblemente su mejor año desde que llegó al Real Madrid.

Solo una derrota 'in extremis' en el tercer partido de la final detuvo a la apisonadora blanca que, además de finalizar líder la fase regular tras ir durante gran parte del camino a rebufo, no dio prácticamente opciones a sus rivales (Manresa, Valencia y Barça) El triunfo heroico ante los de Pesic en el segundo partido se logró jugando mucho peor que ellos. Pero como dice Laso, "donde no llegan las piernas, lo hará el corazón" y esa garra por salvar la temporada ha sido la clave del 17º título del Madrid del vitoriano.

A construir el Real Madrid 2019/20

El Madrid, tras ocho temporadas, sigue ganando. En poco tiempo, buscarán hacerlo de nuevo en el noveno año. Tendrán que valorar lo que se ha conseguido y lo que no debe ser de cara a la próxima. En este verano el Club trabajará para traer un base de referencia. Laprovittola, De Colo o incluso Heurtel son los nombres que se barajan. Esa debilidad, cuyo diagnóstico fue tardío, saben tanto Laso, Sánchez o Herreros (directores de la sección) que hay que cubrirla sin falta.

Jordan Mickey, pívot del Khimki, está muy cerca de recalar en el Real Madrid. Gustavo Ayón tiene la intención de poner rumbo a la NBA por lo que su sustituto ya está cerrado. Las renovaciones de Campazzo, Tavares y Causeur, son temas a cerrar. Los dos primeros constituyen la base del proyecto blanco. ¿Qué pasará con Prepelic o Yusta? ¿Quién será el base elegido? Todas estas preguntas se resolverán en estas semanas. El Real Madrid 2018/19 es historia, el de 2019/2020 ya se está cocinando.

VAVEL Logo