Scariolo: "Quizás este es el año en el que menos fijos hay"
Sergio Scariolo / feb.es

Sergio Scariolo atendió a los medios de comunicación al finalizar el acto de presentación del equipo elegido para iniciar esta conquista del segundo título mundial. Hay algunas bajas importantes, pero caras nuevas que aportarán ese aire fresco y renovador con el difuminar esa sensación de carencia.

Durante el evento, el seleccionador señaló que "el rival más grande en este momento eres tú" y esa necesidad de estar a la altura de la historia del equipo. Hay que hacer cuatro descartes a esta lista y será la más laboriosa de hacer.

Las consignas antes del Mundial

"Es una fase muy primordial de empezar a rodar físicamente tras el descanso que han tenido, a entender rápidamente que es lo que podemos mantener de nuestro sistema de trabajo y de juego, qué tenemos que cambiar en función de un equipo muy diferente respecto a lo habitual e ir poco a poco conjuntándonos. Ya veremos sobre la marcha cómo van las cosas fundamentales. Poco a poco acercarnos unos a otros, entender los roles, llegar a crear esa sensación de equipo que siempre hemos conseguido armar, pero que cada vez cuesta pues es un desafío diferente y nuevo", arranca Scariolo.

Una adaptación dentro de lo habitual

La presencia de varios cambios en la lista con respecto a las últimas ediciones invita a un proceso de acoplamiento más complejo, pero según el seleccionador, las formaciones en categorías inferiores facilita la tarea. "Todos estos jugadores han estado con nosotros, es lo bueno de tener un sistema único desde el primer equipo hasta la academia de la U-12".

"Los conceptos generales los conocen y ahora deben hacerlo entre ellos. Recuperar esos detalles de entenderse con una fracción de segundo antes, cuando un jugador necesita ayuda, recibir la pelota, bloquear... todos esos detalles marcan la diferencia en el día a día y empezaremos a trabajar pronto". concluye el seleccionador.

La ilusión, la base del éxito

La palabra 'ilusión' fue muy repetida en las últimas horas y al ser preguntado si esta iba a ser la base del éxito, Scariolo respondió: "Bien entendida y positiva siempre es gasolina para un equipo. Desde luego que se ha hablado de nuestras bajas, pero creo que es el momento de hablar de los que están y de su deseo de estar aquí porque es una elección libre".

"Agradecérselo porque ya no está por descontado. Ser capaz de ilusionarse es el primer paso para ilusionar a los demás. Cuando tú tienes entusiasmo y energía es más fácil que se te lea y que también lo puedas transmitir", explica el seleccionador.

El hambre como factor diferencial

A la hora de anunciar la convocatoria, Scariolo aseguró: "Tenemos una plantilla con menos experiencia, menos talento, pero con mucha más hambre e imaginación". ¿Es esta la seña de identidad característica de la selección española respecto a otras selecciones?

"Los demás que han comido mucho menos que nosotros durante estos años, hambre tendrán. Además mucho de ellos no han comido porque lo hemos hecho nosotros. Espero que sea así. Evidentemente hay que poner algo más en muchas cosas, será necesario superarse en muchas facetas del juego y, en primer lugar, en la capacidad de hacer equipo incluso antes que el juego", explica Scariolo.

El seleccionador prosigue: "El hambre de conseguir esta capacidad de esfuerzo superior, de forzar errores allá donde antes una canasta la creábamos de la nada con algún jugador capacitado de los históricos, ahora igual debemos hacerlo con un movimiento más rápido, una defensa más agresiva que dé la oportunidad de correr más... Hay muchas cosas que debemos mejorar a nivel de prestación individual para llegar a ser un equipo que funcione".

El paso adelante respecto a las bajas

Ante la necesidad de olvidar a los jugadores que no están, el seleccionador fue preguntado en si es un proceso a asumir o ya es un hecho dentro de la plantilla. "La realidad está delante de los ojos de todos. Hay jugadores que están más preparados para llevar un peso específico más que en el pasado y otros que ya lo tenían. Hay jugadores que no han tenido casi ninguna experiencia internacional o posibilidad de competir en una competición de verano y eso ha constituido un pasito adelante, pero lo que queda es mucho más largo, exigente y complicado", responde Scariolo.

La lista de descartes más amplia que nunca

A estas alturas son 16 los hombres elegidos por Scariolo para los mundiales que finalmente son 12. En varias ocasiones, es fácil elegir, pero esta vez no lo será. El abanico de cuatro que pueden caer es mucho más amplio en esta edición.

"Siempre hay fijos, pero este sí es el año en el que menos hay y más plazas a disposición para no solo el que trabaje más y mejor sino aquel que pueda entender más rápidamente lo que se necesite de él, encajar mejor en el rol que el equipo tiene a disposición.... Sí que hay bastantes sillas por ocupar", comenta el seleccionador.

La gestión del descanso

En una temporada tan larga repleta de mundial, liga, copa, Euroliga, NBA, JJ.OO, en la que tanto en Europa como en EE.UU estarán obligados a disputar más de 100 partidos el cansancio físico hace mella en el jugador inevitablemente. Scariolo lo explica de esta manera.

"El desgaste físico no es lo que más me preocupa, es el desgaste mental. Requiere una desconexión de un tiempo para recargar pilas para estar con energía, entusiasmo y disponibilidad al esfuerzo, al sacrificio y al trabajo y es muy subjetiva esa capacidad. Hay alguno que a la semana están con ganas de volver a competir, otros necesitan más tiempo y eso nos lo dirá la competición y la propia gira preparatoria", concluye el seleccionador.

Estas fueron las palabras del líder del barco de España. Hay mucho trabajo por delante y los jugadores tienen que demostrar que merecen un sitio de entre esos 12 guerreros en busca de la reconquista en Oriente.

VAVEL Logo