Llull: "Mi momento más feliz con la Selección fue ganar la semifinal a Francia en 2015"
Llull entrenando con la Selección / feb.es

Sergio Llull vive un día especial. Tal día como el presente hace diez años, vistió la camiseta de la Selección por primera vez, un 14 de agosto de 2009. Muchos recuerdos y también momentos especiales a lo largo de este camino. El balear tuvo el honor de compartir vestuario con la legendaria 'Generación del 80' y con otros ilustres del equipo nacional como Pau Gasol, Juan Carlos Navarro o Felipe Reyes. Todavía recuerda aquel día como si fuese ayer.

Un día especial y orgulloso de lo logrado

"Recuerdo que fue en Gran Canaria en el 2009 contra Cuba. Allí hicimos la preparación y era el primer amistoso. Recuerdo estar un poco nervioso al principio, pero todos mis compañeros me ayudaron mucho, me tranquilizaron y al final me salió un buen debut", comienza el balear.

"Me considero un privilegiado por haber compartido tantos años con jugadores de la talla de Pau Gasol, Marc, Juan Carlos Navarro, Felipe Reyes, Rudy y compañía. Creo que hemos hecho un muy buen trabajo, hemos conseguido un montón de medallas y formar una pequeña parte de ese trayecto es para sentirse orgulloso y ahora es lo que intentamos los que somos un poco más veteranos inculcar a los jóvenes que vienen", explica el de Mahón que afrontará el próximo mundial como uno de los referentes.

Su relación con Marc Gasol

El base/escolta de la Selección explica la relación con el estandarte del grupo en esta convocatoria. Tantos años y tantas aventuras vividas que han construido una fantástica relación. "Desde siempre hemos compartido habitación, en algún verano suelto no hemos coincidido porque uno u otro se ha perdido la competición. Pero muchos años con Marc pasándolo muy bien, compartiendo vivencias tanto dentro como fuera del campo y disfrutando de la Selección".

La semifinal con Francia en 2015, el mayor éxtasis

Muchas medallas y muchos partidos, pero curiosamente aquella semifinal ante Francia en el Europeo de 2015, ha sido el momento más emocionante que ha vivido con la elástica de la Selección. "Han sido muchas medallas, la plata y el bronce olímpico tienen un sabor muy especial, pero si me tengo que quedar con uno me quedaría con el europeo que ganamos en Francia en el que ganamos esa semifinal ante Francia en la prórroga y la final contra Lituania y nos clasificamos directamente para los Juegos Olímpicos de Río y creo que el momento en el que he estado más eufórico y feliz con la Selección fue después de ganar esa semifinal ante Francia".

Siempre he intentado hacer mi trabajo. Creo que en esa final ante Lituania me salió un buen partido. En general, he tenido un rol diferente al que tengo en mi club pero siempre lo he aceptado y he intentado sumar cosas positivas para que el equipo pudiera ganar partidos", añade Llull.

Partido especial ante EEUU

"En 2017 fue un palo duro tener esa lesión tan grave y perderme el europeo, pero ya estoy de vuelta con ella olvidada y muy feliz de estar aquí", recalca antes de hablar de lo bonito que será cumplir una década con la Selección ante Estados Unidos. "Está claro que cuando cumples tantos años y encima te toca en un partido contra Estados Unidos pues es un doble motivo de celebración. A ver si nos sale un buen partido y podemos conseguir la victoria".

Para finalizar, Llull reitera cuál es el objetivo de España para la Copa del Mundo. "En China vamos a intentar luchar por las medallas, conseguir esa clasificación directa para los Juegos Olímpicos de Tokio y llegar lo más lejos posible". Sergio Llull estará de nuevo con el combinado nacional en busca de nuevos éxitos y agrandar esta época legendaria. Además del reto personal de recuperar su mejor versión, tiene la tarea de guiar a los futuros talentos que asumirán el relevo de la Selección Española.

Mientras tanto el equipo ya se encuentra concentrado en Los Ángeles para disputar el partido ante Estados Unidos el próximo viernes. El mejor partido del mundo como regalo de verano. En España serán las cuatro de la madrugada del viernes al sábado cuando se lance el balón al aire. El tradicional lema de las madrugadas de la NBA, 'dormir es de cobardes'.

VAVEL Logo