José Calderón, la personificación de la fiabilidad
José Calderón durante un partido con los Toronto Raptors | Foto: nba.com

Nadie se lo esperaba. Pero José Manuel Calderón se retira como una de las grandes figuras españolas en la NBA. Cuando el exjugador del Baskonia dio el salto a la Mejor Liga del Mundo, allá por 2005, ningún aficionado, en el mejor de sus sueños se hubiera imaginado que jugaría junto a las mayores estrellas del deporte a lo largo de trece temporadas.

Una vez se anunció, con una entrevista, su retirada, el hasta ahora base de los Detroit Pistons va a dedicarse a ser asistente de la directora ejecutiva de la Asociación de Jugadores. Este es un cargo de verdadera responsabilidad y que refleja la fe que tenían en él los otros jugadores.

Llegó el otoño de 2005 y el jugador de Villanueva de la Serena se preparaba para hacer su debut con los Toronto Raptors, la única franquicia de la NBA fuera de los Estados Unidos. Vince Carter se había marchado dos años antes, pero tenían una nueva estrella, Chris Bosh. Sin embargo, una de las grandes sorpresas de los primeros meses de competición fue un base blanco recién llegado de Europa. ‘Calde’ anotó veinte puntos en su segundo partido. Por primera vez, el de Villanueva de la Serena destacó contra las expectativas puestas en él. Un par de meses después rozó su primer triple-doble, cuando anotó 16 tantos, repartió once asistencias y cogió siete rebotes.

Dúo español con Garbajosa

Las lesiones evitaron que participase en el Desafío de Novatos y redujeron sus minutos de juego. Pese a todo, en el verano de 2006, tras coronarse como campeón del mundo, recibió una gran noticia: Jorge Garbajosa le acompañaría al otro lado del océano. El actual presidente de la Federación Española de Baloncesto también sufrió con las lesiones, pero juntos dejaron grandes momentos y llegaron a participar en Playoffs.

Calderón empezó a explotar todo su potencial a partir de 2007. T.J. Ford, el base titular, sufrió varias lesiones y el español tomó su lugar. Destacó tanto los siguientes meses, que también estuvo muy cerca de participar en el All-Star Game que se celebraría en Nueva Orleans. Cuando el americano se recuperó, el extremeño volvió al banquillo. Recuperaría el puesto de titular con la salida del equipo de Ford el siguiente verano. Fue en la temporada 2008/09 cuando Calderón batió el récord de porcentaje de lanzamiento de tiro libre. El internacional se quedó en un 98%, muy cerca de la perfección, al encestar 151 de los 154 intentos que llevó a cabo.

Los siguientes años el antiguo jugador del Fuenlabrada y del Lucentum Alicante destacó por su papel de especialista. Siendo titular, su función en el equipo era la de distribuir el balón. Pese a rondar la decena de puntos habitualmente, él contribuía sobre todo con asistencias, al promediar prácticamente la misma cantidad de pases de canasta.

Su primer traspaso destino Detroit

En 2012, llegó a los Toronto Raptors, Kyle Lowry. El ahora recién campeón de la NBA no tuvo un gran comienzo a su carrera en Canadá. Las lesiones provocaron que se perdiera varios partidos, los mismos que aprovechó Calderón para hacer sus primeros triples dobles. Con la llegada de 2013, el extremeño vivió su primer cambio de equipo y aterrizó en los Detroit Pistons. Tras seis meses en Michigan salió a la agencia libre.

Comienza la gira por la Liga

Los Dallas Mavericks serían los siguientes en depositar su confianza en el campeón del mundo. Esta franquicia se ha caracterizado por tener varios jugadores internacionales y buscaban darle un nuevo anillo a su gran estrella, ya leyenda, Dirk Nowitzki. Llegaron a Playoffs, pero su objetivo era demasiado complicado de alcanzar.

En 2014 llegó a Nueva York vía traspaso. Esa fue su última etapa como un jugador de peso en una franquicia NBA. A partir de entonces asumió el papel de veterano capaz de empujar a los jóvenes y contribuir a un gran ambiente en el vestuario. Lakers, Hawks, Cavaliers y Pistons -una vez más- fueron sus siguientes destinos.

Durante su etapa en los Cavaliers llegó a las Finales de la NBA. Los de Ohio fueron destrozados por los Golden State Warriors, pero Calderón podría haber optado al ansiado Anillo de todas formas. Al comienzo de la temporada tuvo un acuerdo con los de la bahía de San Francisco. Sin embargo, por espacio salarial y motivos deportivos, finalmente Myers y Kerr optaron por otras opciones.

Este verano de 2019 estaba luchando por una nueva oportunidad, pero al final no surgió. El exbaskonista ya dejó claro que no volvería a jugar en Europa. Se mudó junto a su familia a Nueva York y allí trabajará, con un horario de persona normal, a partir de ahora. Como jugador, ha pasado a la historia por su calidad y su visión de juego, además de que ha dejado un legado de que todo es posible.

VAVEL Logo