Un Madrid amurallado se pasea ante el Betis (64-84)
Betis-Real Madrid / ACB.COM

El Real Madrid visitaba la cancha del Coosur Real Betis apenas dos días después de derrotar al Olympiacos en Euroliga. Los blancos cayeron en sus dos últimas visitas en Liga Endesa ante Bilbao y Zaragoza y era hora de romper la racha. El líder se veía las caras con el antepenúltimo clasificado. Un equipo plagado de veteranos como Albert Oliver, Nacho Martín o Shayne Whittington. La falta de gestión en ciertos momentos de los partidos les ha costado estar en esta situación en la que, por juego, no merecen.

El equipo merengue contaba con las bajas de Felipe Reyes y Sergio Llull por lesión, y con las de Salah Mejri y Gabriel Deck. El tunecino no ha sido dado de alta todavía en ACB mientras que el argentino gozaba de descanso para dar entrada a Jordan Mickey, ausente en las últimas jornadas. Duelo de tiradores y de guerreros curtidos en mil batallas.

Quintetos iniciales

Betis: Enechionya, Conger, Slaughter, Sipahi, Whittington

Real Madrid: Campazzo, Causeur, Randolph, Thompkins, Tavares

Thompkins lidera el triple posteo

El americano inauguró el partido con dos canastas en la zona. La primera, tras una gran finta. El Madrid salió con un quinteto bastante peculiar, formado por tres postes. Conger estrenó al Betis con una canasta bajo el aro. El duelo comenzó con mucho ritmo por parte de ambos equipos. Los sevillanos buscaban asfixiar la zona merengue para anular la 'táctica sorpresa' de Laso. Sin embargo, el acierto dejó inicialmente en saco roto esos planes. Causeur, Randolph y Campazzo situaron el 6-15 en los primeros cinco minutos.

Bajo la dirección de Campazzo, el Madrid encontraba ese juego liberado para fabricar por fuera y por dentro. Con 10-19, Curro Segura solicitó el primer tiempo muerto del partido. La defensa de Tavares frenó el ataque local en la zona que, además, se vio lastrado por la nula efectividad exterior. El Madrid, siguió a lo suyo. Un triple de Causeur y otro de Laprovittola culminaron un gran primer cuarto, 10-26.

Laprovittola mantiene el control

El segundo cuarto arrancó como una continuación del primero. Gran defensa del Real Madrid y triple de Trey Thompkins. El Betis no atinaba desde el exterior. La rotación merengue cambió por completo. Solo Thompkins se mantenía en cancha. Laprovittola tomó los mandos de la dirección del equipo. Rudy, Mickey, Taylor y Garuba mantuvieron la racha en los primeros minutos. Un parcial que ya era de 2-17. AJ Slaughter era el único que trataba de achicar agua a la inundación en la que estaba sumergido el cuadro local.

El Betis no podía correr y se le notaba que no podía acercarse a la marcha de su rival que, defensivamente, estaba realizando un trabajo excelente. Curro Segura detuvo de nuevo el choque con 14-36. Conger e Izundu anotaron tras la reanudación para campear el temporal. Parcial de 6-0 aprovechando que los blancos disminuyeron su porcentaje exterior. Por fin, llegó el primer triple local y elevó su defensa para irse con alguna buena sensación al descanso. 25-41.

Causeur y Thompkins se exhiben

Laso apostó de nuevo por la estrategia del comienzo, los tres postes formados por Thompkins, Randolph y Tavares. Causeur y el americano anotaron los primeros puntos blancos. Los empeños béticos del final del segundo cuarto se vieron frenados con el regreso de Tavares a la zona. El Madrid, volvió a encontrar los espacios liberados y el poderío interior para poner la distancia por encima de 20 puntos. Tras dos triples de Causeur y Campazzo, Curro Segura paró el partido. Máxima diferencia en el choque, 29-52.

La exhibición continuaba. El Madrid era un muro defensivo que salía al contragolpe como quería. Los locales estaban psicológicamente noqueados. La diferencia alcanzó los 30 puntos y el panorama solo presentaba una tendencia imparable. Tavares taponaba cuanto quería, con cuatro se situaba el caboverdiano al que, seguramente, la estadística no reflejaba todos cuanto debería. Laso dio entrada a los únicos jugadores que no habían saltado a cancha hasta el momento, Carroll y Nakic

Borg maquilló el resultado en los compases finales como ya sucediera en el segundo cuarto. El único pero que se le podía sacar a los blancos era su falta de acierto en el triple en ese segundo tramo del tercer cuarto. El partido llegó al último cuarto con un 42-62 en el luminoso.

Conger y Carroll firman el final

Arrancó el último cuarto y las esperanzas de avivar el partido eran nulas pese a estos últimos minutos. Los puntos de Conger frente a los de Carroll se convirtieron en el intercambio de golpes de estos primeros compases. No obstante, el marcador aunque sin ser dramático, se iba acortando debido a que los blancos seguían muy erráticos desde el triple. La estadística reflejaba un 11/34. Nacho Martín puso el 54-70 en el marcador y Laso detuvo el choque de inmediato para evitar sustos finales.

El tanteo continuó en los minutos siguientes. Los locales entraron en bonus pronto y su rival sumaba de uno a uno. El Madrid volvió a poner la diferencia por encima de los 20 puntos gracias a las bombas de Carroll y a un triple de Nakic. El canterano blanco encontró su recompensa tras muchos intentos. No hubo tiempo para más. Victoria plácida del Real Madrid que vuelve a ganar fuera de casa y dormirá líder una semana más.

VAVEL Logo