Mirotic y Hanga dinamitan al Joventut (80-95)
Joventut-Barça / Archivo VAVEL

Día de la lotería y el mejor regalo es un derbi. Club Joventut Badalona y Barça se enfrentaban en el último partido antes de la Navidad. Los hombres de Pesic afrontaban su quinto partido en apenas diez días y tan solo dos días después de jugar en Munich frente al Bayern. El Barça, además de las ya conocidas ausencias de Pangos, Heurtel y Claver, se sumó la de Cory Higgins.

El equipo de Carles Durán estaba dispuesto a dar la sorpresa y a revertir la dinámica en los derbis. No había tiempo para la espera. El mejor partido de la jornada se ponía en marcha.

Quintetos iniciales

Joventut: López-Aróstegui, Prepelic, Harangody, Omic y Zisis

Barça: Ribas, Hanga, Abrines, Mirotic y Tomic

El Barça toma ventaja entre la electricidad

El Joventut arrancó a todas revoluciones, pero ese ritmo no le sirvió  para abrir el marcador. Demasiada electrocución para cerrar acciones relativamente sencillas. Por su parte, Pau Ribas se encargó de inaugurar el marcador con un triple. Mirotic puso el 0-5 con un posteo a tabla. No fue hasta el cuarto minuto en el que Omic por fin estrenó a los suyos con un palmeo. Acto seguido, López-Aróstegui robó y ejecutó solo su acción. Los locales habían entrado en el partido.

Los dos equipos perdieron numerosos balones contagiados por el ritmo meteórico de los compases iniciales. Paso a paso, el Barça sumaba para ganar aire y frenar ese comienzo tan barullado. Durán paró el partido con 9-15. El Barça plantó una defensa en zona que obligaba al Joventut a tirar desde fuera sin éxito. Un triple de Kanter puso el 14-17 en el luminoso. Esta vez fue Pesic quien solicitó tiempo muerto. Hanga y Mirotic recuperaron el margen y sellaron el primer cuarto con un 14-21.

El Joventut remonta, pero Mirotic lo para

El Barça comenzó a mandar en la pintura. Si defensivamente tenían cerrada la zona, en ataque dominaba la situación con su juego interior. Parcial de 0-5 de salida. Mirotic y Tomic se convirtieron en dueños de un partido que iba camino de ejecutarse rápidamente a favor del lado visitante. Bufford frenó el tirón devolviendo el partido devolviendo el parcial gracias a un 2+1 y dos tiros libres. 

Al cuadro culé le interesaba dormir el partido. El rebote ofensivo le estaba dando oxígeno. Sin embargo, los locales reavivaron la llama y el esplendor fue descomunal tras una jugada majestuosa de Dimitrijevic en la que, tras una paradiña, entró hacia el aro dejando petrificado a Delaney. Esta acción situó el 26-30 en el luminoso. Pesic solicitó tiempo muerto. La Penya aumentó su agresividad defensiva y el partido regresó a la guerra inicial. Dos triples de Morgan empataron el choque. Los locales encontraron el juego liberado con el que castigar el bajón culé en la zona tras la marcha de Mirotic.

Rápidamente el técnico del Barça retomó el quinteto inicial. Prepelic puso por delante a la Penya, pero dos triples de Kuric y Mirotic devolvieron la ventaja culé, 38-42. Finalmente, el partido llegó al descanso con 40-46. Ese parcial de 2-10 final dejó la remontada en saco roto.

Hanga y Mirotic sentencian

La pregunta a la salida era si el Barça sería capaz de dormir el partido. Mirotic convirtió la primera canasta del tercer cuarto. Acto seguido, Prepelic que estaba mostrando una versión muy gris, anotó una bandeja. El esloveno se veía superado por la ansiedad y los triples no llegaban ni por asomo. Mientras tanto, los culés seguían a lo suyo. Mandando en la zona, cerrándose en defensa y anotando. Parcial de 2-7 de inicio y Carles Durán paró el partido con 42-53 en el marcador.

El partido entró en un guion acorde con lo previsto. El Barça mandaba con autoridad y tenía el partido bajo control absoluto. Abrines también afinó su muñeca y enchufó dos triples. El ambiente se apagó dado el dominio visitante que, salvo catástrofe, no iba a cesar. Unos compases de pérdidas trajeron de nuevo una reacción del Joventut. Parcial de 5-0 y antideportiva de Delaney. Con 52-63, Pesic paró el duelo. Brandon Davies entró en cancha para devolver el control. Dos triples de Hanga cerraron el tercer cuarto con un 60-75.

El último cuarto fue una simple cuenta atrás hasta la bocina. El Barça seguía anotando y el Joventut perdiendo balones. Brandon Davies estaba de vigilante para el ataque local. Pero en cuanto había algún momento de despiste, Pesic tiraba de Mirotic para corregir los problemas. El partido se abroncó en los primeros compases del último cuarto, pero nada que afectara en el marcador y en el devenir del mismo.

El Joventut tiraba de orgullo para maquillar el marcador y no dar la imagen de derrotado ante su afición. Ante esos empeños estaban Mirotic y Hanga para mantener la distancia. En los instantes finales, Prepelic fue expulsado por una antideportiva sobre el base del Barça y una técnica. El final a un día muy gris para el escolta del Joventut. No hubo tiempo para más. Los hombres de Pesic sellan una contundente victoria antes de afrontar el segundo Clásico de la temporada. Las Navidades están que arden.

VAVEL Logo