Previa Real Madrid - Khimki Moscú: volver a ganar como objetivo
Deck durante el partido de la primera vuelta contra el Khinki | Foto: euroleague.net

El Real Madrid se presenta este jueves a su revalida particular. Después de perder el pasado martes contra el CSKA, los de Pablo Laso juegan de visitante contra los vecinos del equipo del ejército ruso, el Khimki de Moscú. El equipo de Rimas Kurtinaitis está fuera de los puestos que dan acceso a los Playoffs, pero tienen la calidad suficiente para sorprender a cualquiera en su propia pista.

Una plantilla profunda

El perímetro de los rusos es uno de los mejores de la competición. Su rotación de bases y escoltas es profunda y se caracteriza por el gran acierto que pueden tener desde el exterior. Además del archiconocido Alexei Shved, Karasev, Bertans y Jovic son capaces de entrar en racha en cualquier momento.

La posición de alero también es muy profunda. Jannis Timma, que deslumbró en el Baskonia y decepcionó en Olympiakos, estará respaldado por Barashkov y Vialtsev. Pero uno de los jugadores más desequilibrantes en las últimas campañas de la Copa de Europa ha sido Anthony Gill. El americano sufrió una fisura en la nariz durante la primera semana del año, pero pudo jugar contra el Valencia esta misma semana.

Varias armas en la pintura

Kurtinaitis también cuenta con diferentes perfiles de jugadores en la zona. Devin Booker es un jugador experimentado y habilidad para anotar e imponerse físicamente. Jonas Jerebko podrá ser de la partida después de perderse por lesión el encuentro de la primera vuelta celebrado en Madrid. Incluso, en caso de que fuera necesario, el técnico lituano tiene un recurso anti-Tavares. Andrei Desiatnikov solo ha jugado tres partidos esta temporada -ni ha llegado a los diez minutos disputados en total-, pero en caso de que Tavares fuera muy dominante, sus 2,20 de altura podrían cambiar el signo del encuentro.

Los rusos llegan a este encuentro en una mala racha. No conocen la miel de la victoria desde el pasado 20 de diciembre contra el Zalgiris. En total, cuatro fechas en las que el Khimki no ha hecho los deberes. Sus cuatro verdugos fueron ASVEL, Zenit, Efes y Valencia. Ahora se tiene que enfrentar a un equipo que acaba de perder su primer duelo en catorce citas.

Objetivo del Madrid: ganar y recuperar sensaciones

Al Madrid se le atragantó, una vez más, su visita al CSKA de Moscú. Pese a competir hasta el final, el genio de Mike James y la falta de acierto provocaron que los de Itoudis se llevaran el gato al agua. La racha de trece victorias -empatada con la mejor marca histórica blanca- se cortó en la visita a una cancha maldita. Los merengues no ganan allí desde el 2008, con Joan Plaza en el banquillo. Es el único recinto de la Euroliga donde Pablo Laso no ha triunfado.

Pese a todo, el Madrid pudo sacar dos noticias positivas. Gabriel Deck y Sergio Llull están de vuelta. Durante semanas, el entrenador vitoriano destacó las ganas que tenía el base menorquín de volver a pisar la pista. Con el paso de los partidos y minutos se irá rencontrando con su mejor versión. En cuanto al argentino, su adaptación al baloncesto europeo se ha hecho patente. Ya es una pieza clave en el ataque y la defensa blanca y su cobertura sobre Timma y Gill será esencial si los madridistas quieren llevarse la victoria.

Tras la jornada 19, los blancos son segundos en la clasificación. Solo el Efes, que ha mantenido su buena forma que le llevó a la final de la Copa de Europa la pasada campaña, está por encima. Por debajo, el Madrid tiene a dos victorias al Maccabi -que ha recuperado con Sfairopoulos su mejor cara-, el Barça -que lleva cuatro derrotas en los últimos cinco partidos- y el CSKA.

VAVEL Logo