El Saski Baskonia oficializa el adiós de Nik Stauskas
El Baskonia agradece a Stauskas su labor | Fuente: @Baskonia

Nik Stauskas aterrizó hace tan solo seis meses en la capital del País Vasco para tratar de reecontrarse con su mejor versión, aquella que años atrás había maravillado a las diferentes franquicias de la NBA. Sin embargo, el escolta canadiense, cuya desvinculación del Saski Baskonia ya es oficial, se ha mostrado intermitente, irregular, y un tanto desacertado de cara a canasta, algo que hace unas campañas parecía improbable, pues se trataba de un jugador con porcentajes en el tiro exterior magníficos.

Muchas fueron las esperanzas gasteiztarras depositadas en el pistolero de Mississauga cuando el Baskonia anunció de forma oficial su llegada, allá por el mercado de fichajes estival. Tras seis meses remando contra una situación adversa que ha mermado las aspiraciones de los vitorianos, Stauskas y el propio conjunto baskonista han acordado la desvinculación del escolta de la disciplina vasca.

Las lesiones de jugadores clave como Jayson Granger o El Pato Garino, la poca aportación de los menos habituales, el cambio en el banquillo, la no clasificación para la Copa del Rey que se celebrará en Málaga y, ahora, la marcha de Nik Stauskas han propiciado que se instale un clima de críticas y polémica en lo que al Saski Baskonia se refiere. Incluso se ha puesto en duda una planificación deportiva que cada vez cuenta con menos efectivos. 

El paso del canadiense por Vitoria-Gasteiz no será recordado por esas grandes actuaciones que con tanta ansia se esperaban y no llegaron nunca, sino por una desafortunada acción en el WiZink Center ante el Real Madrid que le costó a su equipo la derrota cuando Stauskas, con 69-69 en el electrónico y tan solo tres segundos por disputarse, cometió una falta personal a Facundo Campazzo, que anotó uno de los dos tiros libres. Ya sin tiempo de reacción, Shengelia intentó darle la vuelta al marcador pero era demasiado tarde. 

Con la marcha de Stauskas, el Baskonia pierde a un jugador de calidad y con talento a raudales que no ha terminado de encontrar su sitio en los esquemas de juego de Dusko Ivanovic. Asimismo, la contratación de Zoran Dragic, un jugador con una dilatada experiencia en el baloncesto europeo, relegó al canadiense a un segundo plano impensable al inicio de la temporada. 

VAVEL Logo