Los jóvenes talentos que llaman a la puerta de la Euroliga
Vía: VAVEL Images, Noelia Déniz

La Euroliga es una competición muy asentada en los dominios del viejo continente. Cuesta pensar que no llevase toda la vida entre los aficionados. Ya poca gente se acuerda de que sus estrellas un día fueron jóvenes que saltaron a la cancha por primera vez. Por mucho que cueste imaginárselo, Carroll, Spanoulis, el "Chacho" o De Colo, figuras de esta competición, no siempre han estado ahí, ni lo estarán. Incluso los más nostálgicos recordarán todavía con lágrimas en los ojos aquellos pases de ensueño de Diamantidis o a la "Bomba" Navarro, elevándose en la zona para anotar una canasta imposible.

Eran tiempos distintos. Los europeos encontraban trabas para jugar en cualquier lugar que no fuese el viejo continente. Sin embargo, la globalización de la NBA ha hecho posible que los europeos sueñen con ser las próximas sensaciones de la Liga norteamericana. Son muchos jóvenes los que cruzan el charco en busca de oportunidades en Estados Unidos o que disputan torneos internacionales para que un "scout" los reclute.

Por suerte, no son pocos los que llaman a la puerta de la élite de la Euroliga. Hay algunos que reniegan del camino de los High Schools o de la NCAA, y que deciden tratar de destacar en la competición europea con el equipo que los ha visto quemar etapas y les ha curtido como jugadores. Estos pasarán de ser promesas a realidad en tan solo cuestión de tiempo, si no lo son ya. Algunos de estos jóvenes prodigios del baloncesto son los siguientes:

Usman Garuba, el pívot total

Poca gente no reconoce el nombre de Garuba tras oírlo, y es que el pívot del Real Madrid se lo ha ganado a pulso. Este joven de 17 años y 2,03, metros batió el récord de ser el titular más joven del Real Madrid en Liga Endesa, y es que le arrebató el título a un tal Luka Doncic, jugador de los Dallas Mavericks. Casi nada. Además, debutó en EBA con tan solo 14 años.

Garuba es un pívot con un físico portentoso, lo que hace que sea un excelente reboteador y un buen defensor. Una de las partes que más debe mejorar es el tiro exterior, pero el techo de este joven es muy alto. Además, la lesión de Randolph le ha permitido jugar más minutos, como en la paliza del Real Madrid al Fenerbahce, donde hizo un partido muy completo, sumando en todas las facetas del juego.

Theo Maledon y Mathew Strazel, un backcourt francés de ensueño

El ASVEL ha juntado a dos jóvenes bases con un futuro de lo más esperanzador. Por un lado está Theo Maledon (18 años y 1,92 m), posible top-10 del siguiente draft. El francés es un base moderno, alto, con gran envergadura y con una buena lectura del pick and roll. El joven disputó la pasada temporada la Eurocup con el equipo de Lyon con buenas sensaciones. Además, ya debutó con la selección francesa en las ventanas clasificatorias del mundial. En esta Euroliga Maledon promedia 7,4 puntos y tres pases a canasta por encuentro.

Theo Maldon en el Palau. Vía: VAVEL Images
Theo Maldon en el Palau. Vía: VAVEL Images

En el otro lado del backcourt se encuentra Mathew Strazel. El base nacido en el 2002 (17 años), mide 1,82 y tiene unas características bastante diferentes a su compatriota francés. Strazel es sobre todo un base eléctrico y un buen tirador desde más allá del 6,75. De hecho, en su debut en Euroliga, allá por octubre, el joven anotó tres triples fundamentales para que el ASVEL se llevase la victoria frente al Baskonia por tres puntos.

Todo apunta a que Maledon podría abandonar la disciplina francesa al final de la presenta campaña con el objetivo de presentarse al draft de la NBA. Aun así, los de Lyon contarán con el backcourt francés lo que queda de temporada, y, al menos, disfrutarán un año más de Strazel.

Deni Avdija, la revelación israelí 

Este joven alero de 2,05 metros y 19 años es natural de Israel, y juega para el Maccabi Tel Aviv, donde debutó con tan solo 16 años. Promedia en Euroliga 4,5 puntos, pero en las últimas jornadas ha subido sus números por encima de la decena. Su mejor anotación este curso son sus 22 puntos frente al Hapoel Holon con un 4/7 en tiros de tres.

Avdija es una de las grandes promesas del baloncesto europeo. Un alero alto y muy completo, puede atacar desde el poste cuando el emparejamiento es favorable, penetrar o incluso anotar desde el perímetro debido a su gran envergadura. Avidja, además, acabó con la selección española en el eurobasket U20 con unos promedios de más de 17 tantos por partido, haciendo un gran encuentro en la final y privando a los españoles del oro.

Vía: @MaccabitlvBC
Vía: @MaccabitlvBC

Otros jóvenes que seguir de cerca

Leandro Bolmaro es uno ellos. El base argentino, que juega en el Barcelona, mide 1,98 metros y tiene solo 19 años. Tiene menos regularidad que los mencionados anteriormente, pero al comienzo de la temporada Pesic confió en el cordobés para el puesto de base debido a las lesiones que azotaron esta posición. El joven rindió por encima de las expectativas, y ya hay incluso algunos periodistas americanos que lo sitúan en el próximo draft.

Tampoco hay que obviar otras perlas de las canteras españolas, como las del Real Madrid o el Valencia Basket. En el equipo capitalino, obviando a Garuba, Mario Nakic es una de las mejores promesas de la cantera madridista. Debutó frente a Fenerbahce con cuatro puntos en tan solo tres minutos. Por el lado valenciano cabe destacar a Guillem Ferrando o Millán Jiménez, dos perlas que ya han disfrutado de unos pocos minutos en la máxima competición europea.

Muchos jóvenes están teniendo un impacto positivo en la Euroliga. Es inevitable que algunos persigan su sueño y crucen el charco para presentarse al draft de la NBA. Aun así, el futuro de la Euroliga se encuentra en buenas manos, y seguro que el flujo de jóvenes promesas no parará. Un ciclo se cierra para algunos jugadores, y empieza para otros.

VAVEL Logo