Draft 2020: ¿qué nos espera?
Devon Dotson. Foto: Kansas Jayhawks

Sin saber a ciencia cierta la fecha del mismo, (dependerá de cuándo acabará la temporada regular NBA), sabemos que no volveremos a ver competir de manera oficial a los jugadores universitarios de cara a la elección del próximo Draft. Tras el anuncio de la suspensión de la NBA, la NCAA hizo lo propio con su evento más importante, el March Madness; en dicha competición se pueden observar competir a los mejores jugadores y universidades del país americano, evento clave de cara a ganar posiciones y prestigio de cara al Draft. Este temporada, será bien distinta, pues debido la alarma del coronavirus, nos privará de El Último Baile.

A diferencia del año anterior, la expectación con esta clase de Draft es inferior. La pasada campaña la NCAA contaba con el buque insignia que era Zion Williamson, además de contar con un jugador que batió récords estadísticos, como Ja Morant. Pese a que se cuenta con un mounstro mediático como LaMelo Ball, el menor de los Ball decidió alejarse de los focos mediáticos marchándose a Europa y Australia a jugar. Muchos otros jugadores han seguido estrategias similares, pues encontramos a RJ Hampton, que ha brillado en la liga de Australia o James Wiseman, que solo disputó tres partidos con Memphis y desde entonces lleva preparándose para el Draft. Una clase de jóvenes promesas bastante peculiar, que nos disponemos a analizar.

LaMelo Ball 18 años, Base, Illawarra Hawks. Comparación NBA: Trae Young

Es sin duda el jugador más mediático de toda la clase de Draft. El aficionado NBA lleva disfrutando de sus highlights desde el instituto. Eso sumado a la presión del padre LaVar Ball, el hermano de Lonzo Ball es ya un viejo conocido en la liga. Tras su salida del instituto, decidió zafarse de los focos mediáticos de Estados Unidos y marchó a Lituania y por último a Australia, donde brilló en su corta estancia. LaMelo es un jugador adaptado al nuevo juego NBA. Es un base de dos metros con gran rango de tiro y una excelente distribución de juego. Su manera de entender el baloncesto es similar a la que desarrolla el actual Trae Young, pero debido a su físico y sobre todo, su potencial, el perfil de Magic Johnson los aprueba. LaMelo es un jugador que puede hacer un triple doble con facilidad, pero es un base con poca eficiencia en el tiro, ya que suele ser finalizador compulsivo.

 

Cole Anthony 19 años, Base, North Carolina. Comparación NBA: Kemba Wlaker

Cole Anthony puede ser perfectamente el jugador más dotado de cara a canasta. Es un anotador compulsivo, con potencial para convertirse en el base estrella de un equipo. Tiene una gran capacidad de crear tiros. En cuanto a su futuro en la NBA, Cole Anthony quizá sea un jugador capaz de hacer grandes actuaciones individuales, pero incapaz de llevar a su equipo al éxito. Prueba de ello, es la pésima temporada de los suyo, que pese al extraordinario rendimiento del base de 19 años, no están alcanzando objetivos. En cuanto a un símil en la actual NBA, podemos hablar de Kemba Walker o Damian Lillard; ambos estrellas en el puesto de base, con mil y una opciones de cara a canasta, pero sin la capacidad de liderar a una franquicia.

Nico Mannion 19 años. Base, Arizona. Comparación NBA: Mike Bibby

Nico Mannion I Foto: NCAA.com
Nico Mannion I Foto: NCAA.com

Apodado “red mamba”, éste base de 19 años de Arizona, puede ser uno de los grandes tapados del próximo draft. Mannion es un jugador muy completo que nos recuerda en su atletismo al mejor Jeremy Lin que vio la NBA, a su vez los más optimistas, ven en él como un futuro Mike Bibby, por su forma de jugar. En el mejor de los casos podría desarrollar un baloncesto similar al de Steve Nash. Con un interesante jump-shot, la defensa es una cuenta pendiente para un jugador que además de mirar a la canasta, es capaz de distribuir el balón.


Devon Dotson 20 años. Base, Kansas. Comparación NBA: Derrick Rose

Si hay una característica que comparten los grandes jugadores universitarios, es la gran explosividad; Devon cumple con estas premisas. Dotson es un base de Kansas muy explosivo y atlético, que cuenta con uno de los primeros pasos más potentes que se ha visto en los últimos años. Su zancada y verticalidad nos recuerda al mejor Derrick Rose. Al igual que el MVP de Chicago, es un base que a pesar de su baja estatura es capaz de generar ventaja de cara a canasta. El gran hándicap, más allá de sus 1’88, es su tiro de tres puntos, debe mejorar notablemente.

 

R.J. Hampton 19 años Base-Escolta, NZ Breakers. Comparación NBA: Jamal Murray

Al igual que LaMelo Ball, también ha usado la baza internacional. El jugador tejano se declaró profesional, al igual que el menor de los Ball, firmando por un equipo de la liga australiana, el NZ Breakers, de hecho, protagonizaron un duelo frente a frente, donde los Breakers de RJ se llevaron la victoria. El base que puede actuar de escolta es un jugador muy completo que puede tanto dirigir en ataque debido a su interesante manejo de balón, como finalizar jugadas gracias a su versatilidad de cara al aro. La profesionalidad puede ser un factor diferencial de cara al draft. 

 


Anthony Edwards 18 años, Escolta, Universidad de Georgia. Comparación NBA: Dwayne Wade

 

Anthony Edwards. Fotografía: NCAA.com
Anthony Edwards I Foto: NCAA.com

Edwards es uno de esos talentos que nos deja cada año el baloncesto universitario, que hacen soñar a las franquicias que desean tener la primera elección. Este escolta que puede actuar de todas las posiciones exteriores es probablemente el jugador más completo. Liderando la Universidad de Georgia, este jugador se podría definir como un two-way player con grandes aptitudes de cara a canasta. El potencial nos hace que lo comparemos con el mismísimo Dwayne Wade, sobre todo por su capacidad defensiva más allá de su calidad anotadora. Un prodigio atlético, clave en la nueva NBA que apunta al número 1 del Draft, eso sí, con mucho menos impacto mediático que sus predecesores, eso puede jugar a su favor.

Tyrese Maxey 19 años, Escolta, Kentucky. Comparación NBA: Malik Monk

La capacidad anotadora es algo que en la Universidad destaca muy por encima de otras cualidades. Maxey es ese tipo de jugador que se centra plenamente en la anotación. Sus aptitudes de cara al manejo y distribución, dejan mucho que desear, pese a ello las palia con una gran capacidad anotadora desde media y larga distancia. Su manera de moverse por la pista, nos recuerda a Malik Monk. Tyrese puede ser un gran complemento anotador.

Isaac Okoro 19 años. Escolta-Alero, Universidad de Auburn. Comparación NBA: Avery Bradley

A diferencia que el prospecto anterior, Okoro destaca en las labores más oscuras de la cancha. Este escolta que también puede actuar abierto está considerado como uno de los diez mejores jugadores de la clase de 2020. Okoro es un jugador de perfil defensivo, perfecto para complementar a una estrella. Debido a sus deficiencias ofensivas, debe mejorar su tiro, no se espera que sea una de las grandes superestrellas del futuro, pero apunta a ser un jugador de trabajo y que siempre va a cumplir. El mejor Avery Bradley que se vio en Boston puede ser el gran parecido de este jugador de la Universidad de Auburn.

Deni Avdija 19 años, Alero, Maccabi Tel Aviv. Comparación NBA: Luka Doncic 

Deni Avdija I Foto: FIBA
Deni Avdija I Foto: FIBA

La comparación con Luka Doncic es inevitable, hablamos de un jugador que lleva varios años a nivel profesional en un equipo de primer nivel en Europa como Maccabi. Salvando las distancias, Deni Avdija dominó en el Mundial Sub-20 alzándose con el premio de mejor jugador (promedió 20 puntos). Aunque, Luka Doncic fue capaz de dominar en España y Euroliga, cosa que Deni ha estado lejos. No cabe duda de que es el mayor talento internacional de este Draft, pero los más pesimistas piensan que la fiebre por Luka Doncic puede jugar una mala pasada a quien se decante por este israelí. Eso sí, quien decida apostar por Avdija, se lleva a un joven talento muy completo y con experiencia euroliga.

Jaden McDaniels 19 años, Alero, Washington. Comparación NBA: Jonathan Isaac

La versatilidad, es algo que se aprecia mucho en los jóvenes jugadores, Jaden McDaniels tiene las bases para cumplir con este cometido. El Alero de Washington nos recuerda al nuevo perfil de jugadores que están empezando a dominar en la liga. El ejemplo más notable, sería Jonathan Isaac. Jaden es un alero de 2’06 que se mueve con gran ligereza sobre la pista, pese a la altura presenta un gran manejo de balón, es un jugador muy ágil y un gran pasador. Como aspecto a destacar, Jaden McDaniels es un potencial tirador de catch and shoot, debido a su gran envergadura, puede ser un arma letal.

Obi Toppin 22 años, Ala-Pívot, Universidad de Dayton. Comparación NBA: Amar’e Stoudemire

 

Obi Toppin. Fotografía: NCAA.com
Obi Toppin I Foto: NCAA.com

Si hay un jugador que ha acaparado los highlights, por detrás de LaMelo Ball, ese es Obi Toppin. Este ala-pivot de 22 años viene realizando una temporada de ensueño con Dayton. El jugador de 2’06, que también puede actuar de pívot, apunta a ser elegido como el mejor jugador de la NCAA. En Dayton está promediando la friolera de 20 puntos con 7’5 rebotes. Es un jugador muy explosivo, un puro atleta fundamental para jugar en un esquema de samll-ball. El único problema que puede afectarle de cara al draft, es su veteranía, que por un lado puede ser clave en cuanto a experiencia frente a sus competidores, pero por otro lado, las franquicias pueden mostrarse reacias a elegir a un jugador que perfectamente podría ser de tercer año, sobretodo, de cara al futuro. No  tiene mimbres para ser jugador franquicia, pero si un argumento importante en un equipo aspirante. Sus movimientos en pista y su espectacularidad en las finalizaciones, nos recuerdan a Amar’e Stoudemire.

James Wiseman 18 años, Pivot, Universidad de Memphis. Comparación NBA: Dwight Howard 

James Wiseman I Foto: NCAA.com
James Wiseman I Foto: NCAA.com

En una clase de Draft peculiar, por que es complicado definir qué jugadores destacan por encima de los demás, hay que parar a analizar a este pívot de la Universidad de Washington. Al comienzo del curso, James apuntaba al número uno del draft, a día de hoy sigue teniendo papeletas para estar como mínimo en el top 5 y eso que sólo ha disputado tres encuentros con Washington. Y es que Wiseman protagonizó una polémica ligada con las irregularidades que se viven en la NCAA a a hora de reclutar jugadores para la universidad. En el caso de Wiseman, fue sancionado doce juegos por este emotivo y a raíz de ello, a modo de protesta, decidió no volver a jugar y centrarse en prepararse para el draft. La expectación con James es similar a la incertidumbre, pues estamos hablando del que puede ser uno de los mayores prospectos de este año, pero la realidad es que ha jugado sólo tres partidos en los que ha demostrado su dominio en la cancha. Los más optimistas relacionan el poderío físico de Wiseman (2’16) con el mejor Dwight Howard que vio Orlando. Además combina una buena defensa con una gran agilidad y capacidad de finalizar de cara a canasta. 

Vernon Carey 19 años, Pívot, Duke. Comparación NBA: Zion Williamson

Tras el triunfo de Zion, Duke decidió apostar por Vernon Carey como el sucesor de su titán mediático. El joven Carey ha sabido comportarse y dentro de sus posibilidades cumplir con su cometido. El juego de Carey es similar al de Williamson. Poderío físico y una gran versatilidad de cara al aro. La diferencia mediática con Williamson es notable, al igual que su calidad en cancha. Nadie espera que supla o mejore a Williamson, pero el que elija a Carey sabe que cuenta con un pívot que cumplirá, pero que necesita asentarse en el juego.

Udoka Azubuike 20 años, Pívot, Kansas. Comparación NBA: Jahlil Okafor

En este juego del draft, los under dogs son uno de los alicientes de cara al futuro. Las expectativas en cuanto a Azubuike son limitadas, nadie espera sacar de él una superestrella, pero el que lo haya visto jugar en la universidad de Kansas sabe que cuenta con un jugador que aporta y apoya. Prueba de ello, es la gran temporada de Kansas. Azubuike ha vuelto a ser fundamental en la plantilla siendo el escudero perfecto de la estrella anotadora Devon Dotson al igual que lo fue años atrás de Devonte Graham, una de las revelaciones del curso NBA. Azubuike es un jugador de equipo, que quizá su forma de jugar está desfasada en comparación con la NBA actual. Sus puntos a destacar es la defensa y la capacidad reboteadora. Mejorar a Jahlil Okafor puede ser un buen horizonte en la liga para Udoka. 

A falta de conocer como se resolverá el futuro de esta temporada, quedan presentados algunos de los jugadores a seguir de cara al Draft 2020. Las franquicias ya son conscientes de lo que viene y a falta de conocer las posiciones, los equipo NBA deben saber que no volverán a ver jugar a los chicos universitarios, por lo que la incertidumbre se puede apoderar de ello. Esto, sumado a que no hay tantas superestrellas como años atrás (por lo menos en cuanto a impacto en los medios, con permiso de Ball) nos hace pensar que nos encontramos ante uno de los drafts con más incertidumbres de la historia.

VAVEL Logo