Marcus Smart, jugador de Boston Celtics, da positivo en COVID-19
Smart en su último partido vs Pacers. Vía: Boston Celtics 

El COVID-19 se ha convertido en una pandemia mundial, y eso la NBA lo está notando, pues ya se conocen los casos de infectados, personificados en al menos 10 jugadores (a la espera de posibles nuevos casos) y 4 miembros de franquicias de “la mejor liga del mundo”.

El COVID-19 se hace fuerte en la NBA

El primer caso de COVID-19 en la NBA se dio en la plantilla de Utah Jazz con Rudy Gobert y Donovan Mitchell, después el virus llegó a la franquicia de los Detroit Pistons, más concretamente a Christian Wood, posteriormente se conocieron los 4 casos de Brooklyn Nets (con Durant siendo uno de los infectados) y es que “la gran manzana” tampoco se escapó de este COVID-19. Actualmente, los últimos casos que se conocen son el caso aislado en Denver Nuggets, los dos de Lakers, los tres de los 76ers y este de Marcus Smart.

Smart, un “malote” en la NBA

El jugador procedente de Texas no deja indiferente a nadie, y es que desde su llegada a la NBA de la mano de los Boston Celtics en la sexta ronda del Draft en el año 2014, ha dejado claro que no se achanta ante nadie, por eso le ha caído más de una sanción, pero al fin y al cabo, esa es su manera de entender el baloncesto. Es el típico jugador que o lo amas o lo odias, no hay término medio.

A nivel deportivo, Smart está realizando su mejor temporada con “los orgullosos verdes”, y es que la salida de jugadores importantes como Irving o Horford le han echo dar un paso adelante y ser uno de los jugadores claves de la franquicia que actualmente marcha tercera en el Este.

Smart esta temporada ha aportado a la franquicia 17 veces campeona de la NBA un promedio de 13.5 puntos, 3.8 rebotes, 4.8 asistencias y 1.6 robos de balón por partido. Además de anotar muchos puntos decisivos en el “Clutch Time”  que le han dado victorias a su franquicia.

Record de la franquicia: 11 triples en un partido

Smart dando ejemplo

Marcus Smart utilizó Twitter para confirmar que el caso positivo por COVID-19 en la plantilla céltica era el suyo, pero también quiso concienciar a los jóvenes norteamericanos de que el coronavirus es  un problema real. El mensaje rezaba así:

“La generación más joven en nuestro país debe distanciarse

"Esto no es una broma. No hacerlo es egoísta. Juntos podemos vencer esto, pero debemos vencerlo juntos al estar separados por un corto tiempo. ¡¡Mucho amor!!", agregó el jugador de los Celtics. 

VAVEL Logo