Parte I: Spoelstra y Miami, una bonita historia de amor
Vía: Getty Images

Las primeras aventuras de Spoelstra en los banquillos de Miami no fueron las soñadas. Sus dos primeros años, estuvieron marcados por la irregularidad a pesar de la llegada ambos años a los playoffs. Su primera toma de contacto con los playoffs no fue la mejor. Miami cayó 3-4 en primera ronda contra unos Atlanta Hawks liderados por Al Horford, Joe Johnson… Al año siguiente, volverían a playoffs aunque el resultado sería el mismo, pues los pupilos de Spoelstra volvieron a caer en primera ronda, esta vez contra los Boston Celtics, a la postre, subcampeones de la NBA, por 4-1.

Una agencia libre que lo cambia todo

Miami, tras una serie de operaciones durante esos años de reconstrucción, entró en la agencia libre del 2010 con 45 millones de espacio salarial. Esta gran suma de dinero le permitió a la franquicia renovar a su jugador franquicia, Wade, y hacerse con los servicios de dos de los mejores jugadores de la liga. El 6 de Julio de ese verano, la entidad llegó a un acuerdo con Wade y con Bosh; horas más tarde,  con el alero de Akron, el cual anunció, en el famoso especial "The decision" televisado por la ESPN su marcha a Miami.

Gracias a la renuncia de una parte del salario de las tres estrellas, Pat Riley pudo seguir armando un súper equipo. A las llegadas de James y de Bosh,se unieron la de Mike Miller y la del veterano Zydrunas Ilgauskas, esta última buscando aumentar la presencia en la zona.

Dallas se cobró la venganza

Tras esos grandes movimientos, Miami se presentaba como uno de claros favoritos al anillo. Sin embargo, la temporada no empezó muy bien. Unos dubitativos Heat cosechaban victorias y derrotas a partes iguales. Afortunadamente para los intereses de la franquicia se pudo retomar el rumbo, e incluso, se encadenó una gran racha de victorias que únicamente se vería cortada por los, a la postre, campeones del anillo, los Dallas. Un global de 22-1 entre los meses de diciembre y enero, hicieron que Miami remontase el vuelo y se colocase en la zona noble de la clasificación. Miami acabaría la temporada con un global de 58-24 y segundo en el este.

En primera ronda, les esperarían los 76ers. Miami venció los tres primeros encuentros. Philadelphia consiguió ganar el cuarto dando un poco de esperanzas a sus aficionados, aunque Wade y sus 26 puntos en el quinto encuentro se encargaron de cortar todo tipo de intento de remontada.

En segunda ronda, les tocaría contra los Boston Celtics. Esta vez fue el equipo de Florida el que no dio opción alguna y pasó de ronda tras un contundente 4 a 1. Los 30.2 puntos de Wade y los 28 puntos por partido de LeBron, fueron demasiado para unos Celtics que vieron cortado su sueño de llegar a las finales por tercer año consecutivo.

En las finales de conferencia, les esperarían los Bulls liderados por el MVP mas joven de toda la historia, Derrick Rose. El primer encuentro, se lo llevaron los de Chicago. Aunque no significaría nada, ya que Miami consiguió llevarse los cuatro siguientes dejando la final en un global de 4 a 1. Esta final estuvo marcada por la gran actuación de Lebron y de un Chris Bosh, quien le ganó la partida en la zona a Noah y a Carlos Boozer.

Miami se plantó en las finales de conferencia con un global de 12-3; además de llegar con grandes sensaciones. En la final, les esperarían los Dallas Mavericks que cuajaron unos grandes playoffs. En primera ronda dejaron en el camino a unos Portland liderados por LaMarcus Aldrigde y Brandon Roy, a los que vencieron por 4 a 2. En segunda ronda, barrieron a los Lakers 4-0. Y en la finales ganaron 4 a 1 a los OKC de Kevin Durant, Westbrook y Harden.

Miami se llevó el primer encuentro de las finales, triunfo que a su vez sería contrarrestado con la victoria de Dallas en el segundo. 1-1 y la eliminatoria se iba para Dallas. En territorio tejano, Miami consiguió llevarse el tercer partido. Otra vez más, Dallas tendría que remar contracorriente para igualar la eliminatoria. Dirk y compañía consiguieron igualar la eliminatoria en uno de los peores partidos que se le recuerdan a LeBron en playoffs. Con un global de 2-2, la eliminatoria volvía a Florida.

El 5º partido fue el partido de inflexión. Dallas se lo llevó tras una remontada de esas que aún se recuerdan. Con 3-2, Miami voló a Dallas para recuperar el factor cancha y jugárselo todo en el 7º partido. Lamentablemente para sus intereses, Jason Terry estuvo intratable en el 6º partido con 27 puntos y dio el titulo de campeón a Dallas. Para muchos, uno de los anillos más meritorios de toda la historia. Dallas se cobraría su venganza por el anillo perdido en 2006.

Game 5 | @DallasMavs
Game 5 | @DallasMavs

OKC paga los platos rotos

Tras el amargo final de temporada, Miami afrontaba la temporada 2011-2012 como la temporada definitiva. Se habían hecho grandes inversiones y se querían resultados ya. Ese verano llegó el veterano alero francés Battier. Su llegada buscaba darle más profundidad a una banca que acabaría siendo decisiva. La temporada regular fue muy buena. Miami acabaría en lo más alto de la tabla, únicamente por detrás de los Bulls, en una temporada que estuvo caracterizada por su duración, 66 partidos en vez de 82 debido a una huelga que paró la competición.

En primera ronda, Miami recibió a los Knicks de Nueva York. LeBron James se llevo el duelo contra Carmelo por 4-1, promediando ambos los mismos puntos, 27.8. El Rey,en cambio, estuvo muy bien secundado por Wade y Bosh, ambos promediando más de 15 puntos por partido, mientras que Carmelo no tuvo el empuje de sus compañeros.

En segunda ronda continuaría el duelo de aleros, está vez LeBron tuvo que hacer frente a uno de los mejores jugadores de la competición, Paul George. El primer partido se decantó para el lado de Miami, gracias a una buena actuación del rey. Sin embargo, no tardó en reaccionar Paul George y compañía, pues acabrían ganando los dos siguientes partidos, quitándoles a los de Miami el factor cancha. Tras esta breve remontada y el tímido run-run que se empezaba a escuchar a los alrededores de la franquicia, Miami metió una marcha más y ganó los siguientes tres partidos para llevarse la eliminatoria por 4-2. El big three de Miami acabó la eliminatoria promediando casi 70 puntos por partido, que unidos a las buenas actuaciones de Chalmers, les hacían cada vez más favoritos para el anillo.

En las finales de la Conferencia Este, los Celtics esperaban con ansias de venganza de los playoffs anterior. Miami se llevó los dos primeros partidos en casa. Lo que, a priori, parecía una final avocada a un 4-0, 4-1... cambió totalmente tras los siguientes tres partidos. Boston tiró de orgullo y de un buen baloncesto para conseguir remontar la eliminatoria ganando los siguientes tres partidos. Cuando parecía que se acababa el sueño de los de Florida, el Rey y Wade se pusieron en modo playoffs y consiguieron llevarse el 6º partido disputado en el TD Graden. Con la eliminatoria empatada, todo se decidió en Miami. El 7º partido se acabaría yendo para Florida tras una gran actuación de LeBron, el cual acabaría el partido con 31 puntos y 13 rebotes.

Finales de conferencia @somosbasketweb
Finales de conferencia | @somosbasketweb

Tras unas agónicas finales de conferencia, Miami se enfrentaría a unos jóvenes OKC liderados por Kevin Durant, el mejor anotador de la temporada con 28 puntos por partido. La final empezó con los OKC asustando a Miami, después de ganar el primer encuentro en Florida. Sin embargo, Miami se recompuso rápidamente y cortó todo tipo de rebelión ganando los cuatro siguientes partidos. 4-1 y segundo anillo en la historia de los Miami Heat, el primero de LeBron y de Bosh. El de Akron fue elegido MVP de las finales con 28 puntos, 10 rebotes y 7 asistencias por partido. Por fin lo había conseguido Miami. Por fin el proyecto empezaba a dar resultados.

Primer anillo de Lebron y Bosh | @NBALatam
Primer anillo de Lebron y Bosh | @NBALatam

La llegada de Ray Allen y aquel agónico 6º partido

Tras una gran temporada, Pat Riley siguió armando un súper equipo y ese año consiguió a uno de los mejores tiradores de la historia, Ray Allen para salir desde la banca. Tras esta gran adquisición el equipo de Spoelstra, seguía en la cima de los favoritos para el anillo. 

Fue una gran temporada regular. Miami se mantuvo intratable llegando a ganar 27 partidos consecutivos, una de los mejores rachas de la historia de la NBA. Los pupilos de Spoelstra acabaron primeros de conferencia y primeros de la liga con un global de 66-16, estableciendo el récord de la franquicia.

En primera ronda, los Bucks fueron el primer escollo a superar por los vigentes campeones. Miami no dio opción y se llevó la eliminatoria con un contundente 4-0. En segunda ronda, el resultado fue casi el mismo y los Bulls vieron como Miami pasaba por encima de ellos con un claro 4-1.

En la final de conferencia, Miami se volvería a ver las caras con los Indiana Pacers de Vogel. Fue una final muy igualada. Cada victoria de un equipo era contrarrestada por el otro equipo en el siguiente partido. Todo se decidió en el 7º partido. El duelo Lebron - Paul George, se acabó decantando para el lado del de Akron tras una gran actuación del Rey. Tras esta final de conferencia, Miami consiguió llegar a su tercera final consecutiva.

West trata de defender a Lebron | @cadenaser
West trata de defender a Lebron | @cadenaser

Esta vez el rival fue los Spurs de San Antonio, en una de los mejores finales que se recuerdan. Los dos primeros encuentros en Florida acabaron con una victoria y una derrota cada equipo. Los siguientes tres partidos se jugaron en Texas. El tercer partido se decantó para el lado texano tras una estelar actuación de Danny Green (27 puntos). Miami consiguió reaccionar y se llevó el 4º partido con 33 puntos de "The King". Con 2-2 en el global, Tony Parker y Tim Duncan dieron un golpe sobre la mesa consiguiendo llevarse el 5º partido. 

Historia a parte tiene el 6º partido. El American Airlines Arena se vistió con sus mejores galas para buscar la machada y conseguir empatar la eliminatoria. El partido llegó al último cuarto con una renta de trece puntos por parte del equipo visitante. Tras el descanso entre el tercer y cuarto, Miami tiró de orgullo y corazón para buscar al remontada. Miami llegó al último minuto del partido con una desventaja de 5 puntos. En ese momento, Spoelstra pidió tiempo muerto para diseñar una jugada que acabó con dos puntos de Lebron en segunda oportunidad. Segundos después la historia se repetía, pero esta vez le tocó a Ray Allen ser el héroe. Tras un fallo en el triple de LeBron, Bosh se alzó por encima de todos en la zona para coger el rebote y pasar el balón a un desmarcado Ray Allen, que se elevó y enchufó de tres en uno de los tiros más "clutch" que se recuerdan. Este triple llevó el partido al tiempo extra, en el cual Miami acabaría llevándose el partido

Tras esta remontada en los últimos compases, el equipo de Spoesltra venció en el último y definitivo 7º partido por 88 a 95 con 37 puntos de LeBron. El alero, fue elegido MVP de las finales por segundo año consecutivo, promediando 25/10/7.

2ºMVP de las finales y 2 anillo | @NBA Brasil
2ºMVP de las finales y 2 anillo | @NBA Brasil

Último año de LeBron y la venganza de Pop

Tras dos temporadas consecutivas ganando el anillo, no considerar a Miami como un claro candidato al titulo era una osadía. Miami buscó su tercer anillo consecutivo, marca conseguida por súper equipos como los Bulls de Jordan, los Celtics de Bill Russell...

La temporada regular fue buena,aunque sin llegar a la excelencia de la anterior. Miami acabó con un global de 54-28 que les permitió entrar en playoffs sin problemas. Su camino hasta la final fue sencillo. En primera ronda,barrieron a los Charlotte Bobcats 4-0. En la siguiente ronda los Nets caerían 4-1 en una eliminatoria sin mucha igualdad.

En la final de conferencia, los Pacers vieron como por tercer año consecutivo los de Miami le cortaban las alas a un proyecto, que sino llega a ser por LeBron y compañía, podía haber conseguido algún campeonato. El global de la final fue de 4-2 con LeBron y Wade como máximas estrellas.

Otra vez en la final. Otra vez Miami se colaba en la final con uno de los mejores equipos que se recuerdan en este siglo XXI. Otra vez el rival a batir fueron los Spurs de Popovich. Lamentablemente para los intereses de los de Florida, esta final fue muy diferente a la del año anterior. Esta vez, los Spurs se mostraron imbatibles y se llevaron el campeonato por 4-1 con una joven estrella, Kawhi Leonard, convirtiéndose en MVP de las finales y en la pesadilla de LeBron en toda la serie.

Venganza de Popovich | @ESPNNBA
Venganza de Popovich | @ESPNNBA

Tras esta derrota, LeBron abandonó el equipo rumbo a Cleveland en busca del anillo que un día prometió a la hinchada de los Cavs. Tras la salida de Lebron, Wade se quedó como máxima estrella del equipo escudado por un Chris Bosh, el cual vio mermada su carrera un par de años después por un problema en el corazón. Tras esta nueva situación, la franquicia comenzó un proceso de reconstrucción con piezas conocidas como Dragic, Whiteside...

Continuará...

VAVEL Logo