Los mayores robos de la historia del Draft de la NBA
Steve Nash y Kobe Bryant se saludan durante la noche del Draft | Foto: Getty Images

Robo: “acción y efecto de robar, delito que se comete apoderándose con ánimo de lucro de una cosa mueble ajena, empleándose violencia o intimidación sobre las personas, o fuerza en las cosas”. Esta es exactamente la definición que recoge la Real Academia Española de la lengua de la palabra ‘robo’. Sin embargo, para los aficionados al deporte americano, y más concretamente de la NBA, la palabra ‘robo’ tiene un significado muy distinto.

Se considera un ‘robo’ del Draft a aquellos jugadores que no son elegidos en las posiciones más altas del Draft, pero que luego acaban triunfando en la NBA. Es decir, son aquellos jugadores que por la razón que sea, terminan explotando de una manera inesperada convirtiéndose en auténticas estrellas de la liga, superando así cualquier expectativa que había depositada sobre ellos. En definitiva, una sorpresa.

A lo largo de la historia hay una gran cantidad de jugadores que no fueron elegidos en las primeras posiciones de su Draft, pero que luego sorprendieron a todos convirtiéndose en grandes jugadores, algunos incluso leyendas de la NBA. Es por eso por lo que vamos a hacer un repaso de cuáles han sido las mayores sorpresas o los mejores ‘robos’ de la historia del Draft de la NBA.

Lo primero de todo, es establecer unos criterios a la hora de decidir cuáles pueden ser considerados ‘robos’ y cuáles no. En este caso, tendremos en cuenta a aquellos jugadores que fueron elegidos fuera del Top 10. Por ejemplo, Stephen Curry, quien fue seleccionado en la 7ª posición, no sería válido. Tampoco tendremos en cuenta a los ‘undrafted’ (no drafteados). Por otro lado, vamos a diferenciar dos clasificaciones: la primera de ellas, irá enfocada a jugadores históricos ya retirados, mientras que la segunda se centrará en jugadores de la actualidad. Dicho esto, manos a la obra.

  • ‘Robos’ históricos del Draft de la NBA

Tal y como se ha expuesto anteriormente, en esta primera clasificación solo se tendrán en cuenta jugadores que ya se hayan retirado.

10. Clyde Drexler (Nº 14 del Draft de 1983)

Clyde ‘The Glide’ Drexler, fue elegido por los Portland Trail Blazers en el número 14 del Draft de 1983, por detrás de nombres bastante menos conocidos como Ennis Whatley, Darrell Walker o Derek Harper. Pocos imaginaban que, con el permiso de Lillard, se convertiría en el mejor jugador de la historia de la franquicia.

Clyde Drexler defendido por Michael Jordan | Foto: Getty Images
Clyde Drexler defendido por Michael Jordan | Foto: Getty Images

Estuvo 15 temporadas en la NBA, fue 10 veces All-Star, 5 veces en los mejores quintetos y campeón de la NBA en 1995 con los Houston Rockets de Olajuwon y compañía. Nada mal para un número 14 del Draft. Además, formó parte del Dream Team de 1992, logrando el oro olímpico con Estados Unidos en Barcelona. También mantuvo con Michael Jordan una enorme rivalidad que les mantuvo ligados durante el trascurso de sus carreras.

En 2004 fue introducido en el Salón de la Fama del baloncesto y tanto los Blazers como los Rockets mantienen su número (22) retirado.

9. Joe Dumars (Nº 18 del Draft 1985)

Prácticamente en la misma época que Drexler, fue elegido el siguiente protagonista: Joe Dumars, miembro de los míticos ‘Bad Boys’ de Detroit que dominaron la NBA en la década de los 80.

Seleccionado en el puesto número 18 del Draft de 1985, su dureza defensiva ayudó a los Pistons a definir un estilo de juego y una identidad que, más tarde, les permitiría ser campeones de la NBA. No solo era una bestia defensiva, sino que durante su carrera promedió 16,1 puntos con casi un 40 % de acierto en el triple.

Estuvo 14 años en la NBA, siendo 6 veces All-Star, estuvo 3 veces en los mejores quintetos, 5 veces en los mejores quintetos defensivos y fue clave en la consecución de los campeonatos de 1989 y 1990, siendo el MVP de las primeras finales. Los Detroit Pistons tienen el ‘4’ retirado en su honor. Sin él no hubieran sido lo mismo.

8. Dennis Rodman (Nº 27 del Draft de 1986)

No podía faltar en esta lista uno de los jugadores más carismáticos y peculiares de la historia de la NBA: Dennis Rodman, seleccionado en el puesto número 27 por, precisamente, los Detroit Pistons. Un animal en defensa y un experto reboteador. Era el mejor en lo suyo.

Con este estilo de juego, Rodman encajó perfectamente en los ‘Bad Boys’ de Detroit, quienes tuvieron mucho ojo a la hora de elegirle en el Draft. Como Dumars, este también fue clave en los títulos de 1989 y 1990.Más tarde, con Jordan y en los Bulls conseguiría otros 3 campeonatos de la NBA. En todos y cada uno de ellos fue una pieza fundamental. Su defensa, su energía, su capacidad reboteadora, su carácter…Rodman era único en su especie, y probablemente no haya otro como él.

Dennis Rodman celebra una canasta con los Chicago Bulls | Foto: @chicacobulls
Dennis Rodman celebra una canasta con los Chicago Bulls | Foto: @chicagobulls

A estos 5 anillos, al palmarés de Rodman hay que sumarle 2 All-Star, 2 veces en los mejores quintetos, 8 veces en los mejores quintetos defensivos, 2 veces mejor defensor de la NBA y lo más impresionante de todo, 7 veces líder en rebotes de la liga midiendo apenas 2,01. Un experto en el trabajo ‘sucio’ que desde 2011 se encuentra también en el Salón de la Fama.

7. George Gervin (Nº 40 del Draft de 1974)

Retrocedemos algunos años en el tiempo hasta 1974, año en el que los Phoenix Suns seleccionaron a George Gervin en el puesto número 40 del Draft, ya muy atrás. Sin embargo, este decidió seguir con los Spurs, que por aquel entonces también estaban en la ABA.

Gervin cambió por completo el rumbo de la franquicia, gracias a su velocidad y su tremenda capacidad de anotación, convirtiendo a los Spurs en uno de los grandes focos del momento y en un equipo con un estilo muy vistoso.

Durante sus 15 años de carrera, consiguió ser 9 veces All-Star, 7 veces en los mejores quintetos, 4 veces el máximo anotador de la NBA, MVP del All-Star Game de 1980, además de muchos premios conseguidos en la ABA. Números increíbles para alguien que fuera elegido en el 40 del Draft.  

6. Steve Nash (Nº 15 del Draft de 1996)

Pocos jugadores a lo largo de la historia han tenido tanta magia como la que desprendía Steve Nash en la pista. Uno de los mejores pasadores de todos los tiempos, que además tenía un estilo innovador, original, casi se podría decir que artístico, en definitiva, un estilo mágico. Además, era un excelente tirador y lideró a los Phoenix Suns a tres finales de conferencia. Sin embargo, nunca fue capaz de superar esta barrera.

En 18 años de carrera, Steve Nash fue 2 veces MVP de la NBA, 8 veces All-Star, 7 veces en los mejores quintetos, 5 veces máximo asistente de la NBA y pertenece al club del 50-40-90, porcentajes que logró 4 años en su carrera. También es miembro del Salón de la Fama desde 2018.

A veces se nos olvida lo bueno que era Steve Nash, pero durante sus mejores años en los Suns promedió 16,1 puntos, casi 11 asistencias y tirando con un 40 % desde el triple. Unos números extraordinarios, que sumados a la gran influencia que tenían en el equipo le permitieron ser nombrado mejor jugador de la liga durante dos años consecutivos. 

5. John Stockton (Nº 16 del Draft de 1984)

A lo largo de esta lista, han aparecido varios de los grandes rivales de Michael Jordan: Clyde Drexler, los ‘Bad Boys’ Pistons y ahora, hace su aparición uno de los dúos que más en apuros puso a la estrella de los Bulls. Hablamos en primer lugar de John Stockton, quien fue seleccionado en el puesto número 16 del Draft por los Utah Jazz en 1984.

Seguramente nadie en la franquicia de los Jazz pensara en aquel momento que acababan de seleccionar al máximo asistente de toda la historia de la NBA, estadística que lidera con 15.806 asistencias, bastante lejos del segundo (Jason Kidd con 12.091).

Junto con Karl Malone, al que veremos luego, lideró a los Jazz a llegar a las 20 apariciones en Playoffs consecutivas, incluyendo dos finales de la NBA, aunque ahí se toparía con los todo poderosos Bulls de Michael Jordan, quienes le privaron de ganar un anillo.

A pesar de esto, Stockton fue 10 veces All-Star (siendo MVP del All-Star Game en 1993), 11 veces en los mejores quintetos, 9 veces líder de asistencias, 2 veces líder en robos, y por supuesto, miembro del Salón de la fama desde 2009. Un ‘robo’ del Draft con todas las de la ley.

4. Karl Malone (Nº 13 del Draft de 1985)

Si hablamos de uno, hay que hablar del otro. Karl Malone fue seleccionado un año después que su compañero y lo hizo en el puesto número 13 del Draft. Se hubieran vuelto locos en Utah si hubieran sabido que tenían en su plantilla al máximo asistente de la historia (Stockton) y al segundo máximo anotador de todos los tiempos, Karl Malone. Dos elecciones históricas.

John Stockton y Karl Malone con los Utah Jazz | Foto: Getty Images
John Stockton y Karl Malone con los Utah Jazz | Foto: Getty Images

Stockton y Malone formaron una pareja absolutamente legendaria y es una pena que se acabaran retirando sin lograr un anillo a pesar de lo cerca que estuvieron.

Malone fue 2 veces MVP de la NBA, 14 veces All-Star (siendo 2 veces MVP del All-Star Game), 14 veces en los mejores quintetos, 4 veces en los mejores quintetos defensivos y obviamente miembro del Salón de la Fama desde 2010. Visto con perspectiva es un disparate lo que consiguió esta pareja siendo elegidos en los puestos 16 y 13 del Draft respectivamente.

3. Tony Parker (Nº 28 del Draft de 2001)

‘Oh, la la’ Parker. Leyenda de la NBA y evidentemente uno de los mejores ‘robos’ del Draft de la historia. Greg Popovich y sus San Antonio Spurs van a cobrar mucho protagonismo en esta parte final del ránking y la primera razón es la elección de Tony Parker en el puesto número 28 del Draft de 2001.

Nadie esperaba que un joven de 19 años llegado de Francia acabara convirtiéndose en el 6º jugador con más victorias en Playoffs de toda la historia de la NBA. Un dato brutal y que habla muy bien del papel que tuvo Tony Parker en aquellos Spurs que dominaron la liga durante tantos años. Alcanzaron los Playoffs durante los 16 años que Tony estuvo en la franquicia, superando en 12 ocasiones la primera ronda.

Tony Parker celebra el campeonato mientras sostiene el trofeo de MVP de las finales | Foto: Getty Images
Tony Parker, con el trofeo de MVP de las finales | Foto: Getty Images

La cosa no se queda ahí, Tony Parker fue 4 veces campeón de la NBA con los San Antonio Spurs siendo además MVP de las finales en 2007. A todo esto, hay que sumarle 6 apariciones en el All-Star y 4 veces en los mejores quintetos. Uno de los mejores bases de siempre.

2. Manu Ginobili (Nº 57 del Draft de 1999)

El éxito de estos Spurs que acabamos de mencionar no podría entenderse sin la presencia de Manu Ginobili, que fue elegido casi el último del Draft, en el puesto número 57. De hecho, él mismo ha contado en alguna ocasión que la elección le pilló por sorpresa durmiendo en un hotel. Increíble.

Tras ser seleccionado en el Draft, Ginobili jugó 3 años más en Italia hasta que decidió dar el salto definitivo a la NBA. Una vez allí, su papel fue más que decisivo para que los Spurs lograran ser 4 veces campeones de la NBA. Entendió que su rol era salir del banquillo y lo ejecutó a la perfección. Su impacto en los partidos es algo que no se puede reflejar en las estadísticas, pero San Antonio no hubiera sido campeón sin la garra, el carácter, la competitividad y el talento de Manu Ginobili.

Manu Ginobili celebrando el título de campeón | Foto: Getty Images
Manu Ginobili celebrando el título de campeón | Foto: Getty Images

Un número 57 del Draft que fue 4 veces campeón, 2 veces All-Star, 2 veces en los mejores quintetos, 6º hombre del año en 2008 y es el 8º jugador con más victorias en Playoffs de la historia. Por personas como Manu se enamora uno del baloncesto, una leyenda viva.

1. Kobe Bryant (Nº 13 del Draft de 1996)

Hablando de leyendas y de personas por las que uno se enamora de este deporte, Kobe Bryant. Número 13 del Draft, seleccionado por los Charlotte Hornets e inmediatamente traspasado a Los Angeles Lakers. 12 jugadores fueron elegidos antes que él, entre ellos Vitaly Potapenko, Todd Fuller o Erick Dampier. Seguramente aún haya directivos tirándose de los pelos por dejar pasar a la ‘mamba negra’.

Kobe Bryant posa con la camiseta de Lakers la noche del Draft | Foto: Getty Images
Kobe Bryant posa con la camiseta de Lakers la noche del Draft | Foto: Getty Images

Poco se puede decir de Kobe que no se haya dicho ya. 5 veces campeón de la NBA (siendo MVP de las finales en 2009 y 2010), 18 veces All-Star (siendo 4 veces MVP del All-Star Game), 15 veces en los mejores quintetos, 12 veces en los mejores quintetos defensivos, MVP de la NBA en 2008, 2 veces máximo anotador, miembro del Salón de la Fama… Y la lista sigue y sigue.

Sobran las palabras para describir a Kobe Bryant. Un número 13 del Draft que se convirtió en uno de los mejores jugadores de siempre. Es lo más parecido a Michael Jordan que ha existido jamás, un competidor nato, un asesino en la pista, un ganador. El ídolo de muchos, la fuente de inspiración de otros tantos. Kobe es ya un mito de la NBA, y por ello es el mejor ‘robo’ de la historia.

  • ‘Robos’ en activo del Draft de la NBA

En esta ocasión, solo se tendrán en cuenta aquellos jugadores que todavía siguen en activo. Hay que tener en cuenta que se valora tanto lo conseguido hasta el momento como su posible proyección.

6. Nikola Jokic (Nº 41 del Draft de 2014)

Evidentemente es muy pronto todavía para juzgar la carrera de alguien tan joven como Nikola Jokic, que todavía tiene 25 años. No obstante, no deja de ser sorprendente que cayera tan abajo en el Draft uno de los jugadores más especiales de la liga ahora mismo.

Jokic es un pívot de 2,13 y más de 110 Kg de peso que es capaz de jugar como un base. Tiene una visión de juego colosal, es un pasador excelente y también tiene el talento para asumir los tiros más difíciles. Por algo le llaman ‘Joker’. El año pasado ya estuvo en el mejor quinteto de la liga y está llamado a ser el mejor pívot de la NBA durante muchos años.

5. Marc Gasol (Nº 48 del Draft de 2007)

Otro pívot que cayó demasiado abajo en su Draft. Fue seleccionado por los Lakers y estos lo utilizarían, curiosamente, para conseguir a su hermano Pau, de Memphis Grizzlies.

Marc ha crecido de una manera bestial. Tanto física, como técnica, como mentalmente. Es un jugador de equipo increíble, con la visión de juego de un base, gran tirador de 3, genio defensivo… Hace muchas cosas y todas bien.

Marc Gasol ha sido campeón de la NBA con los Raptors (siendo una pieza fundamental), 3 veces All-Star, mejor defensor de la NBA en 2013 y ha estado dos veces en los mejores quintetos de la liga. Nada mal para alguien que fue seleccionado en la última parte de su Draft.

4. Giannis Antetokounmpo (Nº 15 del Draft de 2013)

También es muy pronto para analizar la carrera del griego. Todavía 25 años, pero ya ha sido MVP de la NBA (e iba camino de repetir premio esta temporada), 4 veces All-Star, 3 veces en los mejores quintetos, 2 veces en los mejores quintetos defensivos y jugador más mejorado en 2017.

Marc Gasol y Kawhi Leonard tratando de detener a Giannis Antetokounmpo | Foto: Getty Images
Marc Gasol y Kawhi Leonard tratando de detener a Giannis Antetokounmpo | Foto: Getty Images

Giannis está destinado a marcar una época, a dominar la liga durante muchísimos años. Su objetivo más cercano: ganar el campeonato.

3. Isaiah Thomas (Nº 60 del Draft de 2011)

Las malditas lesiones nos están haciendo a olvidar al bueno de Isaiah Thomas, pero lo cierto es que su caso es uno de los más llamativos de la actualidad. Fue elegido el último del Draft de 2011 por los Sacramento Kings, y Thomas se fue ganando poco a poco el respeto de toda la liga a pesar de su 1,75 de altura.

Ha sido 2 veces All-Star, estuvo en el 2º mejor quinteto de 2017, en el 2º mejor quinteto de Rookies… Su etapa en los Celtics quedará en el recuero para siempre. Veloz, eléctrico, escurridizo… Qué pena que las lesiones nos hayan impedido seguir disfrutando de su mejor versión.

2. Draymond Green (Nº 35 del Draft de 2012)

Otra elección sorprendentemente baja. En el puesto 35 fue elegido Draymond Green por los Golden State Warriors. De hecho, hay vídeos que demuestran que Draymond se sabe de memoria todos los jugadores que fueron seleccionados antes que él.

Draymond Green en su presentación con los Warriors | Foto: Getty Images
Draymond Green en su presentación con los Warriors | Foto: Getty Images

Quién iba a pensar que se acabaría convirtiendo en una pieza clave de uno de los mejores equipos de la historia de la NBA. 3 veces campeón con los Warriors, 3 veces All-Star, mejor defensor de la NBA en 2017, 2 veces en los mejores quintetos, 5 veces en los mejores quintetos defensivos.

Carácter, defensa, inteligencia, asistencias… Todo eso y mucho más es Draymond Green. Seguramente los Warriors de Curry y compañía no hubieran sido campeones sin él.

1. Kawhi Leonard (Nº 15 del Draft de 2011)

No es una elección tan baja como algunas de esta lista, pero merece encabezarla por todo lo que ha conseguido. 14 jugadores fueron elegidos antes que Kawhi, incluyendo a los hermanos Morris, Alec Burks, Tristan Thompson… entre otros.

Kawhi Leonard ha sido ya 2 veces campeón de la NBA, siendo MVP de las dos finales, 4 veces All-Star (MVP del All-Star Game), 3 veces en los mejores quintetos, 2 veces mejor defensor de la NBA, 5 veces en los mejores quintetos defensivos…

Kawhi lo ha conseguido todo y su proyección no tiene límites. Ahora mismo es considerado por muchos el mejor jugador de la NBA y lo cierto es que su dominio en los Playoffs de 2019 fue impresionante. Un jugador especial, competidor como ninguno, dominador y letal. Sin duda, el mejor ‘robo’ del Draft de la actualidad.

VAVEL Logo