Recordando a Nate Robinson
Robinson salta a Spudd Webb en el Concurso de Mates de 2006 que ganó como 'rookie' | Foto: Jesse D. Garrabrant, GettyImages

Nate Robinson es un auténtico "trotamundos" de la NBA, pues ha vestido el uniforme de ocho franquicias diferentes durante sus 11 temporadas en la mejor Liga del mundo. Con una altura de 1,75 metros, ocupaba la posición de base, aunque su estilo de juego se podría calificar más como el de un '2', un escolta anotador eléctrico y capaz de alterar el ritmo de los partidos cuando salta a la cancha.

Tras su exitoso paso por la Universidad de Washington (en la que fue aceptado por una beca deportiva de fútbol americano), fue elegido por los Phoenix Suns en el Draft de 2005, en la 21ª posición, pero fue inmediatamente traspasado a los Knicks de Nueva York.

Robinson junto a Richardson, siendo presentados por los Knicks | Foto: Vaccaro, GettyImages
Robinson junto a Richardson, siendo presentados por los Knicks | Foto: Vaccaro, GettyImages

Rookie en NY 

Durante su primera temporada (2005-06) en la Gran Manzana pudo disputar 72 encuentros, 26 de ellos de titular. Los diez que no jugó se debieron a desavenencias con su entrenador, Larry Brown. En su campaña como rookie, Robinson dispuso de 21 minutos por partido, en los que promedió 9,3 puntos, dos asistencias y 2,3 rebotes. El 26 de noviembre de 2005, tuvo un papel protagonista cuando ,contra los 76ers de Allen Iverson, encestó el triple que dio el triunfo a sus Knicks; Nate acabó el encuentro con 17 puntos y seis rebotes. En febrero fue invitado al Concurso de Mates (a pesar de su 1,75 de altura su explosividad era impresionante) del All-Star de Houston, que logró ganar tras vencer a Andre Iguodala. Con la temporada más avanzada, y también contra Philadelphia, logró su máximo en anotación como rookie; sumó 34 puntos, pero los Knicks cayeron ante los 76ers. Estuvo cerca de batir su marca cuando 13 días más tarde le endosó 32 puntos a los Cavs en una nueva derrota de su equipo, en la que exhibió una serie en triples de 6/9.

Segunda temporada en NY

En su segundo año, Nate jugó menos partidos (64), y apenas pudo ser titular (tan solo cinco encuentros) bajo la dirección del 'Bad Boy' Isiah Thomas. Disponiendo prácticamente de un minutaje idéntico al del año anterior, Robinson fue capaz de incrementar su efectividad y su producción ofensiva. No pudo revalidar su corona en el Campeonato de Mates en el All-Star de Las Vegas, en el que quedó segundo tras Gerald Green, que entonces militaba en Boston. Robinson destacó el 22 de marzo cuando anotó 31 puntos ante Portland, con un espectacular 8/9 en triples, y un porcentaje total de acierto en tiros de campo del 71,4%, asombroso para un base con su estilo de juego. A comienzos de abril, contra Milwaukee, igualó su máximo anotador, esta vez consiguiendo la victoria. No destacó tanto su acierto en triples, pero repartió siete asistencias y en tiros de dos puntos encestó siete de nueve intentos. Nate mostró signos de mejoría en este segundo año, que se tradujeron en ligeros incrementos en su porcentaje de acierto en el tiro de dos. Asimismo, de los 9,3 PPP que encestaba en su primer año, como sophomore (jugador de 2º año en la Liga) pasó a sumar 10,1 PPP, y su acierto mejoró hasta el 43,4%.

Tercer año: más minutos y más puntos

En su tercera temporada, y de nuevo con Thomas como entrenador, pudo completar 72 partidos, en los que salió como titular en 17. Pasó a disponer de 26 minutos por partido, e incrementó en 2,6 sus puntos por partido del curso anterior, llegando a los 12,7 PPP. Robinson pudo mantener una anotación más consistente, y durante la temporada anotó 20 puntos o más en 13 ocasiones, y en una de ellas logró superar su récord en anotación, estableciendo una marca que no volvió a superar. Fue el ocho de marzo, en un partido que los Knicks perdieron contra Portland en la prórroga; entonces, Nate sumó 45 puntos (22 de ellos en el tercer cuarto) con una serie en tiros de dos puntos de 14/22, anotando dos triples en seis intentos, y con 11 puntos desde el tiro libre con dos fallos. A eso sumó seis asistencias y seis rebotes, todo ello jugando 52 minutos. A primeros de abril, durante el último tramo de la temporada, ganaron tres partidos seguidos en un lapso de cuatro días; Robinson anotó respectivamente 12, 11 y 11 puntos.

Cuarto año: nuevo triunfo en los Mates

Robinson vio sus minutos en cancha aumentar de nuevo, disponiendo de 29,9 MPP durante su cuarta temporada. Jugó 74 partidos, contando con 11 titularidades. Consiguió llevar su acierto en tiros de dos hasta el 50%, y ese curso tuvo el promedio de puntos por partido más alto de su carrera con 17,2 PPP. Nate completó varias actuaciones destacadas durante el mes de febrero; anotó 30 y 33 puntos en partidos back-to-back (días consecutivos, el diez y el 11); en el segundo partido rozó el triple-doble, pues añadió a los 33 tantos nueve rebotes y 15 asistencias. Tras esos espectaculares números, ganó de nuevo el Concurso de Mates del All-Star de Phoenix. En ese evento creó su sobrenombre de 'Kryptonate', cuando saltó a 'Superman' Howard vestido con el uniforme verde de los Knicks y unas zapatillas verdes personalizadas.

Robinson salta al pívot Dwight Howard (2m11cm) durante el Concurso de Mates de 2009 | Foto: Andrew D. Bernstein
Robinson salta al pívot Dwight Howard (2m11cm) durante el Concurso de Mates de 2009 | Foto: Andrew D. Bernstein

En los dos primeros partidos tras el parón del All-Star anotó 32 y 26 puntos, y pocos días más tarde endosó 41 a Indiana en la victoria de su equipo. Continuó con un muy notable mes de marzo, en el que anotó 20 puntos o más en siete partidos, y estuvo por debajo de esa cifra también en siete.

Tercer triunfo en Mates y Finales con los Celtics en 2010

Para la campaña 2009-10, Nate decidió vestir el número '2' en lugar del '4', pero no completó el curso con los Knicks. Estaba apartado de la rotación, y en diciembre de 2009 se perdió 14 partidos por decisión de Mike D'Antoni, el nuevo entrenador. El primer día de 2010 volvió a jugar, anotando 41 puntos (desde el banquillo) en el triunfo ante Atlanta de su equipo, en el que él tuvo un papel clave. Robinson superó él solo al equipo rival en anotación en la prórroga, en la que encestó 11 de los 13 puntos de los Knicks, por nueve que sumó Atlanta. El 13 de febrero ganó por tercera vez el Concurso de Mates, siendo el único jugador que lo ha conseguido. Días más tarde, Robinson fue traspasado a Boston. Con los Celtics tuvo menos minutos por partido y anotó menos puntos, pero formaba parte de un equipo bastante mejor, con el que logró llegar a las Finales de la NBA, que perdería contra los Lakers de Bryant y Gasol.

2010-11: de los Celtics a los Thunder

Comenzó la temporada 2010-11 como Celtic, y jugó 55 partidos con el equipo de la Conferencia Este, pudiendo ser titular en 11 encuentros. Días después del parón del All-Star, el base fue traspasado junto con Kendrick Perkins a Oklahoma City a cambio de Jeff Green y Nenad Krstic. Con los Thunder tan solo jugó cuatro partidos, en calidad de suplente, y sus minutos por partido descendieron considerablemente.

Temporada del 'lockout' con los Warriors

A pesar de que los Thunder llegaron a la Final de Conferencia Oeste en 2011, Robinson no contaba con minutos importantes, por lo que antes del comienzo de la temporada 2011-12 (que empezó en diciembre por el 'lockout') fue cortado por Oklahoma. Poco tiempo después fue contratado por los Warriors, con los que jugó 51 encuentros, saliendo en nueve como titular. Con ellos tuvo 23 minutos por partido, en los que produjo de media 11,2 puntos y 4,5 asistencias. Nate destacó en la victoria de los Warriors ante los Heat el diez de enero, en la que desde el banquillo (aunque jugó 36 minutos) sumó 24 puntos, cuatro rebotes, cinco asistencias y cuatro robos. El 17 del mismo mes firmó un doble-doble con 17 puntos y diez asistencias en una nueva victoria contra Cleveland. Sus máximas en anotación llegaron a finales de temporada; anotó 28 tantos contra Sacramento y se superó dos días más tarde, cuando metió 30 contra los Clippers en el último partido que jugó del curso.

'Renacer' con los Bulls y andadura en playoffs

No renovó contrato con Golden state, y en julio de 2012 firmó un contrato por un año con los Chicago Bulls. La temporada 2012-13 fue la única de su carrera en la que completó los 82 partidos de temporada regular, y fue la segunda en la que contó con más apariciones de titular, con 23. Debido a la lesión de Derrick Rose, Nate tenía algo más de responsabilidad, jugando como relevo de Kirk Hinrich. El segundo partido de la temporada Robinson firmó un doble-doble con 16 puntos y 12 asistencias en una abultada victoria de sus Bulls ante los Cavaliers.

Nate comenzó el mes de febrero con fuerza, y fue nombrado Jugador de la Semana de la Conferencia Este por sus registros en los cuatro primeros partidos del mes; en ese periodo promedió 17,8 puntos y 6,8 asistencias, y un acierto desde el triple del 52,4% (un total de 10/19). El primer partido del mes lo cerró con un nuevo doble-doble de 12 puntos y 11 asistencias, aunque los Bulls cayeron ante Brooklyn. Nate volvió a tener un notable final de temporada, pues en un lapso de 19 partidos promedió 18,6 puntos y 5,1 asistencias. El 18 de marzo registró 34 puntos y siete pases de canasta (como titular) en una derrota contra Denver, firmó dobles figuras en puntos (24) y asistencias (diez) seis días más tarde contra Minnesota, y el 11 de abril encestó 35 puntos en una victoria contra los Knicks en la que hizo cinco triples. Los Bulls lograron clasificarse para los playoffs, y se midieron en primera ronda a los Brooklyn Nets. Nate salió desde el banquillo los tres primeros partidos, en los que anotó 17, 11 y siete puntos respectivamente. En los cuatro restantes fue titular, y sumó en ellos 34, 20, 18 y 12 puntos, ayudando a su equipo a avanzar de ronda. Su participación en el cuarto partido fue crucial, pues una racha anotadora del base dio el triunfo a su equipo tras tres prórrogas.  

En las Semifinales de Conferencia ante los Heat de LeBron, los Bulls ganaron el primer partido (Robinson contribuyó con 27 puntos y nueve asistencias), pero perdieron los 4 siguientes; Nate promedió contra Miami 15,2 puntos por encuentro, a pesar de quedarse a cero en el 4º encuentro.

Paso por Denver, Clippers, Pelicans y retirada

Tras unos emocionantes playoffs con los Bulls, Robinson puso rumbo a Denver, donde jugó una temporada y media (la 2013-14 y una parte de la 2014-15). En ese tiempo jugó 77 partidos, tan solo dos como titular, pues estaba por detrás de Ty Lawson y Aaron Brooks. Con Denver promedió 10,4 puntos durante su primera temporada allí, y bajó hasta 5,8 PPP en los 33 choques que disputó en el curso 2014-15. Tras ello, firmó dos contratos consecutivos de diez días con Los Angeles Clippers, con los que en nueve partidos como suplente anotaba 5,1 puntos. No fue renovado por los angelinos por lesión, y en octubre de 2015 firmó con los New Orleans Pelicans. Jugó los dos primeros partidos de la temporada 2015-16, en los que no sumó ningún punto, y fue cortado.

Experiencia internacional

De esta forma acabó su andadura por la NBA, tras la cual probó suerte en Hapoel Tel Aviv, tuvo un breve regreso (en 2017) a Estados Unidos para jugar con los Delaware 87ers de la D-League, y en abril de ese año jugó y ganó la LPB venezolana con Guaros de Lara. En verano de 2018 firmó por el Homenetmen de Beirut, pero no llegó a jugar ningún partido con el equipo tras su lesión en la competición 'BIG3'.

Con todo, Robinson no ha sido un jugador tremendamente laureado y no ha contado con mucha regularidad en su carrera, como se puede comprobar viendo sus minutos por partido y el gran número de equipos por el que ha pasado. Aun así, especialmente en Chicago se le recordará con devoción pues aquel base de 1,75 hacía vibrar el United Center con su estilo de juego descarado y orientado hacia la ofensiva más directa. Además, Robinson tiene un lugar privilegiado dentro de los 'dunkers' de la NBA, pues es el único jugador con tres coronas en el Campeonato de Mates, y es muy probable que nadie de su altura vaya a repetir semejante hazaña.

VAVEL Logo