Valencia se lleva la victoria ante el Zaragoza gracias a un excelso último cuarto
Vía: @BasketZaragoza

Era un duelo muy importante el que se jugaba esta noche en la Fuente de San Luís. El Real Madrid había perdido frente al San Pablo Burgos por lo que una victoria del Valencia Basket supondría medio pie en las semifinales. Por el otro lado el Casademont Zaragoza buscaba una victoria que le diera al menos oportunidades para seguir luchando por una plaza.

El Valencia consiguió llevarse la victoria con un resultado final en el marcador de 89 a 71 gracias a un increible último cuarto. El Zaragoza fue superior durante la primera mitad, pero se desconectó del partido en la segunda parte y el Valencia lo aprovechó y consiguió hacerse con la victoria.

El triple y el poco acierto del primer cuarto

Los dos equipos salían con sorpresas en sus quintetos iniciales. Por un lado estaba Marinkovic, que debutaba en esta fase final, mientras que entre las filas del Zaragoza asomaba el joven Joan Pardina. Comenzó el encuentro con ambos equipos a un ritmo muy alto y abusando del tiro exterior. El poco acierto y los triples eran los denominadores comunes del cuarto.

Vía: @BasketZaragoza
Vía: @BasketZaragoza

El partido, aun con ritmo, no tenía una gran anotación, ya que ambos conjuntos se encontraban negados de cara al aro. Fue Benzing el que consiguió quitar el candado a la canasta desde más allá del perímetro. El alemán anotó seis puntos seguidos para mandar al Zaragoza por delante al inicio del segundo cuarto, 15 a 20.

El Zaragoza y su acierto desde el arco

Salió en el segundo cuarto mucho más entonado el Zaragoza. Seguía con esa buena dinámica y ahora se le sumaba el acierto exterior. Alocén y Benzing hacían mucho daño desde el perímetro al Valencia. Los taronjas se encontraban negados de cara al aro y acumulaban ocho triples consecutivos errados. Tan solo el buen hacer de Dubljevic bajo los tableros acercaba en el marcador al Valencia.

Ponsarnau pidió tiempo muerto tras ponerse su equipo siete abajo, 21 a 28. El Valencia seguía sin encontrar buenas situaciones de tiro, mientras que en el otro lado el Zaragoza le hacía mucho daño desde el perímetro.

Vía: @BasketZaragoza
Vía: @BasketZaragoza

Alocén anotaba entonces cinco puntos consecutivos y colocaba en el luminoso la máxima del partido, 38 a 28. El canterano del Zaragoza dirigía a su equipo como si de un veterano se tratase y el Valencia intentaba desesperadamente agarrarse a un partido que tenía cuesta arriba. Los hombre de Porfi Fisac seguían de dulce y ya sumaban en las estadísticas cinco triples anotados en tan solo ocho intentos. Un triple de Abalde en los últimos segundos colocaba el 35 a 45 en el marcador al descanso.

El Valencia Basket resurge

El paso por los vestuarios debió de sentar bien al Valencia, porque salió otro equipo totalmente distinto a pista. Van Rossom y Doornekamp anotaron cada uno un triple para acercar en el marcador a su equipo, 41 a 46. Pasaron más de tres minutos hasta la primera canasta de un Zaragoza un tanto perdido. Tras ella llegaron cuatro puntos de Ennis que les dieron un breve respiro. Aun así el Valencia seguía anotando y Labeyrie ponía el empate al partido.

El partido estaba muy igualado, eran Ennis y Loyd los que sumaban puntos para su equipo. Precisamente fueron dos tiros libres del norteamericano los que pusieron por delante a los taronja por primera vez desde el primer cuarto. Dubljevic anotaba desde el perímetro y el parcial ya era de 21 a 8. Aun así, el cuarto no acabó tan mal para el Zaragoza, 59 a 55, que entró a los últimos diez minutos con posibilidades de ganar el partido.

Los taronja son una avalancha

Siguieron entonados los hombres de Ponsarnau y ya ponían el más seis al marcador, que señalaba el 63 a 57. El Zaragoza conseguía mantenerse cerca e incluso llegó a empatar el encuentro a 67 gracias a un triple de Radovic con muy poca presencia defensiva de su compatriota montenegrino.

Fueron dos buenas acciones del Valencia las que comenzaron a hundir al Zaragoza. Un triple al contrataque de Van Rossom y una canasta de Abalde hacían que Fisac parase el partido, aunque de poco serviría. Un gran 2+1 de Mike Tobey ponía al Valencia con la máxima, 75 a 67 y allanaba el camino hacia la victoria.

Vía: @ValenciaBasket
Vía: @ValenciaBasket

El Valencia comenzó entonces a anotar muy facilmente, como si el aro fuese una piscina, mientras que los maños seguían con los 67 puntos en el marcador y veían como su rival se escapaba y ya era inalcanzable. Marinkovic sentenció con seis puntos seguidos un partido en el que los maños fueron ganando hasta por 13 puntos. El resultado final fue de 89 a 71 y muy buenas sensaciones para un Valencia que anotó 30 puntos en los últimos 10 minutos de partido.

El mejor de los anfitriones fue Tobey, que añadió 17 puntos y 11 rebotes a su casillero. Estuvo bien acompañado de Loyd (12), Abalde (11) y Dubljevic (11). Por el lado del Zaragoza la anotación se repartió bastante aunque destacaron Benzing, Alocén y Ennis, cada uno con 14 puntos.

El Valencia consigue de esta manera colocarse colíder y se sitúa un paso más cerca de las semifinales. Era una victoria necesaria, pues se enfrentará el lunes contra un Madrid al que solo le vale ganar. Por el otro lado, el Casademont se hunde aun más en la clasificación y practicamente no tiene balas para meterse en la siguiente ronda. Jugarán el lunes contra un Andorra que no conoce tampoco la victoria.

VAVEL Logo