Bouteille mantiene con vida a Unicaja en la Fase Final
Foto: ACB

Unicaja de Málaga superó por un 89-98 a un gran Joventut de Badalona gracias al acierto extraordinario de Axel Bouteille con una actuación imperial en el último cuarto (19 puntos).

Joventut comienza mandando

El equipo de Carles Durán saltó al partido con un nivel muy por encima de otros arranques en este torneo, mandando en el marcador desde el inicio gracias a un excelente Nenad Dimitrijevic en la dirección. Con el macedonio a los mandos, el juego verdinegro era muy fluído y llegaban los puntos con facilidad. Conor Morgan se convirtió en el principal ayudante del director de juego de la Penya y entre ambos, lideraron un parcial de 14-3 tras apenas 3 minutos de juego.

Los malagueños trataron de responder y lo hicieron tras mejorar en defensa y tratar de buscar a sus anotadores, tanto Darío Brizuela como Bouteille que se echaron el equipo a la espalda. Entre ambos y con la ayuda de Alberto Díaz como director, lograron un parcial 0-8 que les metía de lleno en el partido. Aunque dos canastas de los verdinegros situaban al final del primer periodo el 20-13 en el marcador.

Intercambio de canastas que permite a Unicaja adelantarse

El segundo cuarto se convirtió en un auténtico intercambio de golpes entre ambos equipos con los malagueños tratando de acercarse en el marcador y los de Badalona buscando abrir brecha. Golpeaba primero Adams desde el triple pero respondía Prepelic que anotaba sus primeros puntos en el encuentro.  Los malagueños encadenaban cuatro puntos consecutivos tras dos tiros libres de Guerrero y un canastón de Adams, pero los catalanes aguantaban con el trabajo de Alen Omic y la gran dirección de Dimitrijevic, autor de 13 puntos al descanso

Finalmente, la vuelta a la cancha de Bouteille y sus 5 puntos seguidos y un triple de Alberto Díaz culminaban la remontada y colocaban el 36-39 favorable a los andaluces, pero con todo por decidir en la segunda parte.

Unicaja aprieta y busca romper el partido

Los malagueños saltaron en el tercer periodo con otro aire que en la primera mitad y comenzaron buscando a sus tiradores para encontrar mayor acierto exterior, algo de lo que había adolecido en los primeros 20 minutos. Su principal estilete fue su capitán, Carlos Suárez, muy activo en el rebote ofensivo y autor de 8 puntos en este periodo. Pese a ello, los badaloneses no se despegaban gracias al acierto y la inspiración de Prepelic y el oficio y la personalidad de Ventura. Costaba anotar para los de Durán, pero gracias al esloveno y al trabajo en el rebote ofensivo, conseguían mantenerse cerca (56-61).

Bouteille aparece y destroza el sueño verdinegro

El último cuarto fue una auténtica oda al baloncesto ofensivo por parte de ambos equipos, que acabó con un tremendo parcial de 33-37. Por parte de los malagueños, Axel Bouteille desenfundó su rifle para anotar 19 de los 37 puntos de su equipo en este periodo, pero los verdinegros no se rendían y de la mano de un enorme Prepelic, que acabó con 26 puntos y el acierto de Conor Morgan desde el perímetro, mantuvieron vivo el sueño de pelear por el triunfo. Pero finalmente, la exhibición del francés y la ayuda de Alberto Díaz y Carlos Suárez fue demasiado peso para los verdinegros que no pudieron conseguir la victoria.

Al igual que en el tercer periodo, los de Casimiro comenzaban el cuarto, muy enchufados y buscando romper el partido cuanto antes. De este modo, con un parcial de 7-0, liderados por Brizuela y Bouteille, Carles Durán se veía obligado a pedir tiempo muerto y frenar la dinámica de los costasoleños. Fue en ese momento cuando apareció Conor Morgan con 2 triples consecutivos que volvían a reactivar a los catalanes en el duelo, pero de nuevo Bouteille sostenía a los suyos desde la personal. Pese al acierto del francés, los de Badalona conseguían completar un gran parcial de 11-2 que les acercaba a solo 3 puntos.

Con el momento caliente del partido muy cerca, aparecieron los dos grandes anotadores de cada equipo, Bouteille acabó de estallar con 7 puntos consecutivos, mientras su homólogo, Klemen Prepelic lo hacía con otros 3 puntos y Morgan volvía anotar desde el 6,75 para poner el partido al rojo vivo. Bouteille recibía el apoyo de Carlos Suárez con 4 puntos seguidos, mientras que Prepelic y Morgan se encontraban demasiado solos para plantar batalla. Con un buen parcial de 6-0 con dos triples de Joventut, la distancia se estrechaba a solo 6 puntos, a falta de 1:30, pero ahí de nuevo apareció la muñeca en llamas de Axel Bouteille para anotar de 3 y decidir el triunfo para los malagueños.

Joventut no se rindió y continuó peleando pero el esfuerzo de Prepelic y de López-Aróstegui se veía insuficiente ante el acierto de los costasoleños desde la personal, donde con mucha calma resolvieron el partido sin dar más oportunidades a la Penya.

VAVEL Logo