Crónica NBA: Toronto se levanta e iguala la serie
Fuente: Toronto Raptors

"Nunca subestimes el corazón de un campeón", dijo Rudy Tomjanovich al ganar su segundo anillo con Houston Rockets allá por los años 90. Hace poco más de 48 horas, Boston se veía con un 3-0 en la serie que parecía definitivo a falta de 0,5 segundos del tercer partido. Pero los campeones no han dejado que la eliminatoria se terminase por la vía rápida, y anoche pusieron el 2-2 en una serie que tenía las expectativas muy altas, y las está cumpliendo.

Toronto salió a la cancha con una intensidad muy alta, al nivel de esta eliminatoria. Se puso por delante a las primeras de cambio, tomando la iniciativa del marcador liderados por un Kyle Lowry que está echándose al equipo a sus espaldas.

No tuvo un gran acierto de cara al aro (5/16 en tiros de campo), pero forzó tiros libres cuando sus compañeros necesitaban oxígeno en momentos complicados y anotó triples clave para mantener la distancia en el marcador, acabando con 22 puntos y 11 rebotes, cerca de sumar un triple doble con 7 asistencias.

Siakam volvió a su nivel

Quien también tuvo una gran actuación fue el ala pívot de los canadienses Pascal Siakam. El "All-Star", que venía de unos encuentros en la serie por debajo de lo esperado, explotó con 23 puntos que guiaron a su equipo a empatar la eliminatoria, aunque con la pólvora mojada desde la línea de tres puntos, donde sus porcentajes fueron muy bajos (2/13, 15%).

Los exteriores de Boston, desacertados

Si hablamos de que en Toronto el acierto fue repartido, por parte de los Celtics no es el caso. Ningúno de sus jugadores estuvo acertado desde la larga distancia, sumando un 5/29 en T3 entre los titulares de Boston. Especialmente Jaylen Brown, que estuvo frustrado durante todo el partido, y acabó con un 2/11 en triples para acabar con un 4/18 en tiros de campo.

El que sí que rindió a su nivel fue Jayson Tatum. Con 24 puntos y 10 rebotes, fue el único de los de Brad Stevens que pudo mantener a su equipo en el choque, aunque no fue suficiente para luchar por la victoria.

El tercer cuarto, clave

Esta eliminatoria está teniendo los terceros cuartos como un punto de inflexión en los partidos, especialmente para los canadienses. Poniéndose con una ventaja de más de 10 puntos durante esos minutos, consiguieron acabar el periodo con ocho puntos de ventaja, los cuales ya no desaprovecharían en los minutos finales de partido.

Boston intentó reaccionar ante el parcial de los Raptors, pero el desacierto fue su principal protagonista durante la mayoría del partido, exceptuando minutos del segundo cuarto, donde llegaron a ponerse por delante, pero un triple sobre la bocina de Fred VanVleet igualó el marcador antes de dirigirse a los vestuarios. El base, con 17 puntos, estuvo fino desde en los triples con un 5/11, un aspecto clave para su equipo si quieren llevarse la serie.

Las estrellas de Toronto, jugándolo casi todo

Algo que se le achacó a Nick Nurse en el segundo partido fue como recortó la rotación, basándola prácticamente en seis jugadores. En el cuarto partido sucedió algo parecido. Con Van Vleet, Lowry y Siakam por encima de los 43 minutos cada uno, tuvieron minutos importantes tan solo siete jugadores, dejando sin jugar a jugadores importantes a lo largo del curso como Boucher, Terence Davis o Hollis-Jefferson.

El quinto partido de la serie, en la noche del lunes al martes a las 00:30 en horario peninsular. Los Celtics, a recuperar la ventaja perdida. Los Raptors, a repetir la remontada del curso pasado frente a Milwaukee. Lo que está claro es que no se les podrá dar por muertos hasta que el resultado lo confirme.

VAVEL Logo