Regresa el ‘March Madness’ después de su cancelación por la
pandemia
Logo del 'March Madness' vía NCAA

El torneo de baloncesto universitario de la NCAA comenzará el 19 de marzo, en formato burbuja por la pandemia y con grandes ausentes como Duke o Kentucky. Sin embargo, esto no quita la emoción a uno de los eventos deportivos que más expectación genera en Estados Unidos y entre todos los aficionados del baloncesto del mundo.

¿Qué es el ‘March Madness’?

La NCAA, cuyas siglas corresponden a ‘National Collegiate Athletic Association’, es la asociación que coordina la mayor parte de los programas deportivos universitarios de Estados Unidos, entre ellos el baloncesto.

El ‘March Madness’ es la competición por el campeonato de baloncesto de la NCAA. En él, se enfrentan en rondas de eliminación a un solo partido 68 de la Division I. Esta competición siempre comienza a mediados de marzo y termina a primeros de abril.

La primera vez que alguien usó el término ‘March Madness’, traducido como ‘la locura de marzo’, fue en 1939, cuando Henry Porter, un árbitro de baloncesto de instituto en Illinois, lo usó para denominar al baloncesto en general. No sería hasta que, en 1982, Brent Musburger, comentarista en CBS, lo usara durante la retransmisión del torneo de ese mismo año que la expresión se popularizó y paso a ser el nombre con el que todo el mundo conoce la competición.

Sistema de clasificación

De los 350 equipos que componen la ‘Division I’ solo 68 pueden luchar por el título de campeón. Hay dos formas de clasificarse para el torneo, la primera y más fácil de comprender para los espectadores, es siendo el primer clasificado de alguna de las 32 conferencias que forman la NCAA. De esta manera, pasan automáticamente a la competición 32 equipos de la Division I.

Algunas conferencias albergan a muchos equipos de alto nivel como, por ejemplo, la PAC-12, de la costa del pacífico, o la ACC, de la costa atlántica.

Los 36 equipos restantes entran en el torneo gracias a la NET (NCAA Evaluation Tool), un programa que mediante estadísticas determina qué equipos han hecho más méritos para aspirar por el título. Este sistema no tiene la última palabra, pero sí juega un papel esencial para la decisión final que tomará el comité de selección.

Una vez se han seleccionado los 68 equipos que se enfrentarán, se dividen en 4 regiones: Sur, este, oeste y medio-oeste. En cada región, se ordenan los equipos del 1 al 16 y, en base a esto, se definen los enfrentamientos. Desde 2011, cuando el torneo se amplío a 68 equipos, existe la ronda preliminar donde jugarán los últimos clasificados contra 4 equipos invitados, esta ronda se conoce como los ‘First Four’.

Los equipos seleccionados y los enfrentamientos se dan a conocer el domingo previo al inicio de la competición, conocido como ‘Selection Sunday’.

El torneo

Después de los partidos de la ronda preliminar comienza la verdadera locura. Siete rondas a un solo partido para lograr ser el campeón. Este formato hace que el torneo resulte muy emocionante, a la par que imprevisible. El ‘March Madness’ es de los eventos deportivos más vistos cada año en EEUU, solo superado por la ‘Super Bowl’ y las finales de la NBA.

Se estima que cada año, alrededor de 150 millones de personas realizan sus predicciones del torneo rellenando el emblemático ‘bracket’ que forma ya parte de la cultura deportiva estadounidense, a pesar de las ínfimas posibilidades de acertar.

En cada edición, equipos que parecían favoritos son derrotados por oponentes de aparente menor nivel, es lo que se conoce como ‘las cenicientas’. Algunas de las cenicientas más recientes y recordadas son la Universidad de Davidson en 2008, liderada por la futuras súper-estrella Steph Curry, y la Universidad de Butler en 2011, que se plantó en la final guiada por un joven Gordon Hayward.

Steph Curry en la Universidad de Davidson, vía NCAA
Steph Curry en la Universidad de Davidson, vía NCAA

 

 

 

El impacto en el Draft

Como no podía ser de otra forma, los ojeadores de la NBA tienen bastante en cuenta el ‘March Madness’. El mayor escenario del baloncesto universitario puede consolidar a un jugador, hacerle escalar en el draft o que caiga varias posiciones, todo dependerá de su rendimiento bajo la presión de la competición.

Aunque el torneo tiene gran importancia, no es el factor determinante para la selección de un jugador por los equipos de la NBA. La mayoría de las promesas ‘top’ suelen mantenerse en las primeras posiciones. Sin embargo, sí puede ser muy determinante para aquellos jugadores cuya selección en el draft esté en el aire o para aquellos que no saben si caerán en la primera o segunda ronda.

Por ejemplo, Donte DiVicenzo, actual jugador de los Milwaukee Bucks, logró ascender hasta la posición número 20 después de anotar 31 puntos en la Final Four de 2018. Zach Collins, jugador de los Blazers, subió hasta la décima posición del draft gracias a su gran torneo. A lo largo de la historia se pueden encontrar numerosos casos así.

Edición 2021

Tras la cancelación del torneo en 2020 por la crisis sanitaria del coronavirus, este año vuelve la locura universitaria, aunque con circunstancias atípicas a causa de la persistencia de la pandemia.

Se jugará en Indianapolis, en formato burbuja, imitando el modelo de los pasados playoffs de la NBA, y, por primera vez desde 1995, no estarán presente dos de las mayores potencias del baloncesto universitario, Duke y Kentucky, que acumulaban 24 y 31 apariciones seguidas respectivamente. Además, las universidades de la Ivy League junto a algunas otras decidieron no participar esta temporada de baloncesto universitario.

Las fechas de este año son las siguientes:

  • Primera ronda: viernes 19 a sábado 20 de marzo
  • Segunda ronda: domingo 21 y lunes 22 de marzo
  • Sweet 16: sábado 27 y domingo 28 de marzo
  • Elite Eight: lunes 29 y martes 30 de marzo
  • Final Four: sábado 3 de abril
  • Gran Final: lunes 5 de abril

La falta de público será otro hándicap para la competición que, a pesar de las adversidades de la pandemia, sigue siendo una de las más emocionantes citas del baloncesto en todo el globo.

VAVEL Logo