El Valencia Basket da la sorpresa en el Palau y consigue volver a la senda de la victoria tras un partido de locura, que deja con la sensación al Barça de haber dejado escapar un partido que parecía atado hasta el último cuarto.

El partido comenzaba con ambos equipos muy seguros en defensa pero con muchos fallos en ataque, haciendo que ninguno consiguiera anotar. Aunque tras varias posesiones perdidas de los dos equipos, el Barça comenzó a aumentar la distancia con un gran Oscar da Silva, que no perdonaba ( 6-2 ). Sin embargo, poco después el Valencia consiguió hacerse fuerte bajo el aro y sacar varias faltas personales con las que llegaban a la mitad del primer cuarto prácticamente empatados ( 8-9 ).

Tras este comienzo de superioridad en la pintura por parte del equipo visitante, Roger Grimau movería ficha para que entrara a pista Willy Hernangómez, que consiguió hacerse dueño y señor de los rebotes, produciendo muchos puntos y situaciones muy cómodas para la anotación del Barça. 

Con esto se llegaría al final de los primeros 10 minutos, con un Barça muy fuerte debajo del aro, al que los cambios le ayudaron a mejorar las sensaciones iniciales y con un Valencia Basket que sin ofrecer mucho conseguía irse al primer parón del partido empatado (19-19).

Un tira y afloja constante

Fuente:Eurosport
Fuente:Eurosport

El segundo cuarto empezaba igual que el primero, con ambos equipos muy fuertes en defensa y un tanto flojos en la faceta ofensiva. Sin embargo, después de dos minutos de juego, el equipo visitante volvería a caer en uno de sus grandes problemas de esta temporada, entrando en bonus de faltas personales. Esto hizo que el Barça encontrara huecos y puntos más fáciles, que ayudaron a que se alejaran en el marcador (27-21). 

Los últimos 5 minutos del cuarto comenzaban con un tiempo muerto de Álex Mumbrú, el cual dio un golpe de aire fresco a su equipo, ya que con la reanudación del juego, el Valencia Basket conseguía crear una defensa muy fuerte y penalizar mucho las grietas del mecanismo rival. Aunque detalles individuales de los hombres de Grimau hacían que el Valencia no pudiera dar la vuelta al marcador (33-27).

Con esto se llegaba al final de la primera parte, con un tira y afloja constante en el que el Valencia intentaba pegarse al resultado a través de contrataques y un buen porcentaje desde la línea de triple, pero al que las faltas le han pesado mucho. Por su parte, los catalanes conseguían irse al descanso por delante en el marcador, gracias a un gran Willy Hernangómez y a un J.Parker muy afinado en los tiros de campo. Sin embargo las malas decisiones en los últimos instantes del cuarto hicieron que los valencianos pudieran acercarse en el marcador (40-38).

Las desconexiones se penalizan mucho

Fuente: Donaramona
Fuente: Donaramona

El tercer cuarto comenzaría con un grandísimo Barça, que en apenas un minuto conseguía generar un parcial de (6-0), provocando así el tiempo muerto de Mumbrú. Sin embargo, no sirvió de mucho, ya que el equipo local seguía apretando con un gran Darío Brizuela que comenzó a marear a sus rivales generando muchas asistencias y tiros fáciles que ayudaban a que el Barça se fuera poco a poco en el marcador.

A partir de este momento, el partido se convirtió en un correcalles en el que ambos equipos se sentían muy cómodos corriendo a la espalda de la defensa, aunque el Valencia Basket seguía dormido y no conseguía reaccionar a las múltiples llegadas blaugranas (58-44).

Durante los siguientes minutos, los valencianos pudieron mejorar mucho la faceta defensiva, anulando completamente el ataque catalán y consiguiendo hacer un espectacular final de cuarto, penalizando muchísimo la gran desconexión del equipo local con un parcial de 0-16. Esto hacía que terminara el cuarto con una remontada espectacular dejando mudo a un Palau Blaugrana que veia el partido sentenciado (58-60).

Un partido nuevo

Fuente:Encestando.es
Fuente:Encestando.es

Los últimos 10 minutos comenzaban con un Kassius Robertson muy inspirado, que hacía que la tensión en el banquillo local fuera cada vez mayor. Esto provocó el comienzo de un nuevo partido en el que ambos equipos se igualaron en todos los aspectos, provocando un nerviosismo en el que cada canasta era celebrada como si se tratara de un "game winner” (68-68). 

A partir de este momento, el partido se volvió una locura en el que todas las jugadas decidían el partido y que llegaba a los últimos tres minutos con un Valencia un poco más peleón, que en pequeños detalles y con un inmenso Jaime Pradilla se ponían por delante (74-79). 

Con esto se llegaba a los últimos 17 segundos del partido con todo por decidir y con posesión para el equipo local, que teminaría con un lanzamiento abierto de Lapravittola para intentar forzar la prórroga, pero que sin embargo acabo rebotando en el aro y confirmando así el asalto valenciano al Palau 76-79.

Ficha Técnica 

Quintetos iniciales: 

Barça: T.Satoransky (B), N.Laprovittola (B), N.Kalinic (A), O.Da Silva (AP), J.Vesely (P).

Valencia Basket: C.Jones (B), J.Puerto (E), J.Anderson (A), D.Inglis (AP), N.Reuvers (AP).

Entrenadores:

Barça: Roger Grimau

Valencia Basket: Álex Mumbrú

Árbitros: Miguel Ángel Pérez, Rafael Serrano y Alberto Sánchez.

Estadio: Palau Blaugrana

VAVEL Logo
Sobre el autor
Ekain Fernández
Estudiante de Periodismo en la UPV/EHU , me encantan todos los deportes tanto consumirlos como practicarlos y creo que esto es una buena oportunidad para aprender y mostrar mis conocimientos.