Baskonia compone su sinfonía perfecta ante Olympiacos

Con un baloncesto coral y una defensa sublime Baskonia destrozó a Olympiacos con una obra maestra.

Baskonia compone su sinfonía perfecta ante Olympiacos
Baskonia compone su sinfonía perfecta ante Olympiacos. | Foto: Baskonia
Baskonia
86 54
Olympiacos
Baskonia: VILDOZA (6), TIMMA (0), VOIGTMANN (19), HUERTAS (-), BEAUBOIS (13), JANNING (8), DIOP (6), GRANGER (5), POIRIER (13), JONES (0), SHENGELIA (9), GARINO (7).
Olympiacos: MCLEAN (5), PAPAPETROU (3), SPANOULIS (6), MILUTINOV (6), STRELNIEKS (1), PRINTEZIS (13), PAPANIKOLAOU (5), MANTZARIS (6), ROBERTS (2), BOGRIS (2), WILTJER (0), THOMPSON (5).
MARCADOR: 16-21, 20-9 (36-30 AL DESCANSO), 36-14, 14-10.
ÁRBITRO: SRES. LAMONICA (ITA), LATISEVS (LET), NEDOVIC (SLO). ELIMINADOS: MCLEAN (OLYMPIACOS).
INCIDENCIAS: PARTIDO CORRESPONDIENTE A LA DÉCIMO SÉPTIMA JORNADA DE LA EUROLIGA 2017/2018, DISPUTADO EN EL FERNANDO BUESA ARENA (VITORIA-GASTEIZ, ÁLAVA). 10.722 ESPECTADORES.

Irreductible, indomable. El Fernando Buesa Arena ha sido testigo este viernes de una nueva y colosal demostración del llamado carácter Baskonia. La escuadra azulgrana destrozó al tres veces campeón de la Euroliga y hasta ahora colíder de la competición, Olympiacos (86-54). Una victoria contundente y de gran valor, no solo por la entidad del rival sino también por su impacto en la clasificación, manteniendo al equipo en la novena plaza (8-9) a un solo triunfo de los puestos de play-off, límite marcado por Maccabi Tel Aviv a falta de trece jornadas para el final de la liga regular.

Mantzaris y Spanoulis impusieron su ritmo al inicio

El considerado clásico de la Euroliga, por ser el enfrentamiento más repetido desde la creación de esta competición (en Copa de Europa es el Real Madrid - Maccabi), comenzó con el equipo heleno mucho más entonado (0-8, min. 2). Mantzaris, Milutinov y Printezis encontraban el aro con facilidad hasta la respuesta de un siempre combativo Poirier (7-10, min. 4). Los dos primeros triples de Spanoulis abrían brecha ante un Baskonia que no veía traducido en puntos suficientes su buen nivel de juego al fallar tiros fáciles tras brillantes movimientos de balón (10-17, min. 7). La pugna de Vildoza y Mantzaris en la dirección sirvió de estímulo para que el trío arbitral, comandado por el italiano Lamonica, comenzase a tomar protagonismo en el partido para desagrado de la grada gasteiztarra. Una fantástica asistencia del base argentino para el mate de un sorprendente y agresivo Voigtmann cerraba el primer cuarto (16-21).

Baskonia maniató a Olympiacos en el segundo cuarto

Las conexiones seguían funcionando, con Shengelia asistiendo a VoigtmannVildoza a Garino, Timma a Poirier y el enmascarado alero poniendo toda la carne de su corajudo juego en el asado (25-27, min. 14) mientras el concierto de silbato de los tres jueces del encuentro proseguía tan persistente como desafinado. La circulación de balón, la intensidad defensiva en las líneas de pase y el control del rebote mantenían a Baskonia a la mínima distancia posible (29-30, min. 16). La mejor muestra, las dos jugadas trenzadas por Granger, Beaubois y Garino que terminaron con un triple desde la esquina y una bonita bandeja del gaucho (34-30, min. 18). El colofón al brillante segundo acto azulgrana fue una preciosa bomba de Vildoza que situó a su equipo seis arriba al descanso merced a un demoledor parcial de 20-9 (36-30).

Al paso por vestuarios Baskonia sustentaba su ventaja en dos factores: la batalla por el rebote (23-16 a su favor, nueve de ellos ofensivos) y el control del balón (solo tres pérdidas). Ambos probaban el compromiso y la concentración de un equipo conocedor de que debía realizar un gran partido para ganar a un rival de postín. El difícil reto era entonces mantenerlo durante veinte minutos más y solventar la laguna del lanzamiento de tres (1/10).

Exhibición baskonista: 36 puntos en el tercer período

Baskonia comenzó el tercer cuarto con un baloncesto valiente y agresivo en ataque. En las primeras acciones Shengelia atacó directamente a Printezis, mientras Granger y Beaubois superaban a Mantazaris forzando el tiempo muerto de Sfairopoulos (42-30, min. 22). Dos minutos y medio tardó Olympiacos en conseguir su primera canasta por medio de Printezis, prueba de que los de Pedro Martínez no tenían la más mínima intención de bajar el pistón. En el otro lado de la cancha, el juego de pase extra que tanto le gusta al entrenador catalán daba frutos importantes (50-34, min. 24). Una parábola tan pronunciada como bella de Voigtmann desde el arco y una hábil maniobra defensiva de Beaubois ampliaba la ventaja del conjunto azulgrana, que se exhibía con brillantez ante su hinchada (58-36, min. 26).

Sfairopoulos, consciente del momento crítico por el que atravesaba su equipo, recurrió a un nuevo tiempo muerto pero la respuesta no fue la esperada. Un preciosa canasta con juego de pies y reverso incluido de Voigtmann y dos triples de Shengelia y Janning impulsaban a Baskonia de manera ya imparable (68-37, min. 28). Por si fuera poco, Vildoza se unía desde el perímetro a la exhibición local (72-40, min. 29). A falta de los últimos diez minutos, el partido estaba decidido (74-44).

Defensa sublime: Olympiacos, 24 puntos tras el descanso

Sin hacer prisioneros, así afrontó Baskonia el último cuarto del choque. En ataque, con un alley oop entre Granger y Shengelia y en defensa sellando el aro propio de tal modo que a Olympiacos le costó anotar más de cuatro minutos su primera canasta en el último período (78-46, min. 34). El aro heleno terminó hecho trizas con los mates del conjunto azulgrana, que cerró un triunfo demoledor ante un poderoso rival (86-54).

La exigencia del calendario se recrudece para Baskonia, que tiene por delante tres nuevos desafíos en los próximos siete días. Este domingo (19 horas) visitará a Iberostar Tenerife, vigente campeón de la FIBA Champions League y que se jugará en este choque buena parte de sus opciones de clasificación para la Copa del Rey. La expedición azulgrana no regresará a Vitoria-Gasteiz desde las Islas Canarias, ya que el miércoles (20:45 horas) deberán medirse ante el Real Madrid en el Palacio de los Deportes. El retorno al Buesa Arena será ya el viernes (20:30 horas) con motivo de la visita del Olimpia Armani Milán.