Guía VAVEL Copa del Rey ACB 2018: Baskonia, el último rebelde

El último campeón antes de la nueva tiranía ejercida por los dos colosos llega a Gran Canaria con la sensación de estar ante una gran oportunidad para asaltar el trono.

Guía VAVEL Copa del Rey ACB 2018: Baskonia, el último rebelde
Guía VAVEL Copa del Rey ACB 2018: Baskonia, el último rebelde. | Imagen: Álvaro García (VAVEL)

Sin duda la Copa del Rey ACB es fetiche para Baskonia, un equipo que desde mediados de los años noventa supo interpretar a la perfección las claves de un torneo especial. La Copa es un cóctel de espectáculo, pasión y adrenalina concentrado en cuatro días de emociones fuertes, un evento de altísimo nivel y también un escaparate para el deporte del baloncesto donde todos quieren brillar. Hubo una época, no muy lejana, en la que equipos como el propio Baskonia, Unicaja Málaga, Valencia Basket o Joventut de Badalona arrebataron el dominio copero a los todopoderosos Real Madrid y FC Barcelona.

Logotipo de la Copa del Rey ACB 2018. | Imagen: ACB
Logotipo de la Copa del Rey ACB 2018. | Imagen: ACB

Baskonia, último campeón antes de la tiranía de los gigantes

Del año 1995 al 2000 ninguno de los dos colosos alzaron la Copa del Rey ACB, honor que correspondió a Baskonia (dos veces), Manresa, Joventut, Valencia y Estudiantes. Pero incluso tras este inusual eclipse, el conjunto baskonista se permitió el lujo de contestar el dominio culé durante mucho tiempo ya que, de las siguientes nueve ediciones, terminó como campeón nada menos que en cuatro (por tres del Barça). La crisis económica y el enorme soporte financiero con el que cuentan las dos secciones de baloncesto de Real Madrid y FC Barcelona han terminado por recuperar el orden establecido, acaparando los ocho últimos títulos. Precisamente fue Baskonia (en 2009) el último rebelde capaz de alzar la Copa antes de la nueva tiranía, la misma a la que ahora acecha.

Baskonia ganó su sexta Copa del Rey ACB en 2009. | Foto: ACB
Baskonia ganó su sexta Copa del Rey ACB en 2009. | Foto: ACB

Un Barça herido puede ser la llave del éxito

Baskonia llega a Gran Canaria con la sensación de estar frente a una gran oportunidad para asaltar el trono del Real Madrid, campeón en los últimos cuatro años, o al menos para cuestionar su hegemonía. La clave estará en el duelo de cuartos de final ante el FC Barcelona Lassa, rival al que ya ha batido dos veces esta temporada, ambas en el Buesa Arena y en un período de poco más de un mes, provocando además el despido de Sito Alonso como entrenador del conjunto blaugrana. El segundo proyecto fallido de Joan Bladé, Nacho Rodríguez y Rodrigo de la Fuente no ha funcionado. Tras el despido de Bartzokas el pasado verano (tenía un año más de contrato), Sito Alonso tampoco ha dado con la tecla de un equipo sin rumbo y que suma más derrotas que triunfos (19-21). El vacío dejado en el banquillo del Palau por la larga y exitosa etapa de Xavi Pascual parece difícil de llenar.

Barça y Baskonia se medirán en cuartos de final. | Imagen: Baskonia
Barça y Baskonia se medirán en cuartos de final. | Imagen: Baskonia

Dadas las circunstancias, el Barça llegará al choque con Svetislav Pesic al frente tras el breve paso de Alfred Julbe como entrenador interino. El nombre de Velimir Perasovic, sin equipo tras su despido en Anadolu Efes sonó en su momento como posible recambio en caso de que los dirigentes culés tratasen de revertir la situación de manera inmediata, pero finalmente se decantaron por el regreso del técnico serbio, que hizo al Barça campeón de Europa por primera vez (2003). Todo apunta a que su segunda etapa en el Palau será efímera, pues la cúpula directiva intentará convencer a Sarunas Jasikevicus, revelación de la Euroliga con Zalgiris Kaunas, de que asuma el mando de las operaciones de Can Barça este próximo verano. Habrá que ver cómo llegan a la cita copera jugadores como Pressey, Sanders o Ribas, que han sido baja en los últimos partidos y en qué medida puede afectar el duro golpe moral sufrido recientemente ante el propio Baskonia.

Vídeo: resumen del Baskonia 96-72 FC Barcelona Lassa. (Fuente: ACB).

Oriola y Shengelia, duelo de cuatros en la Copa. | Imagen: ACB
Oriola y Shengelia, duelo de cuatros en la Copa. | Imagen: ACB

El equipo llega en buen momento

El conjunto de Pedro Martínez afronta la Copa del Rey ACB confiando en sus posibilidades. A pesar de haber atravesado ya dos baches esta temporada, el primero de ellos terminó con la temprana dimisión de Pablo Prigioni y del segundo está saliendo ahora, el equipo llega en buena dinámica tras encadenar seis victorias en los últimos siete encuentros. Tras las salidas de Jordan McRae, llamado a ser el principal referente ofensivo pero que rescindió su contrato debido a una grave lesión en el hombro y de Kevin Jones, cuyo pasaporte extra comunitario solo llevaba al club a ofrecerle sucesivos contratos temporales que el jugador no aceptó, la entidad azulgrana se ha visto obligada a escudriñar el mercado como en sus mejores tiempos, sopesando la incorporación de un cuatro que pueda dar descanso a un exprimido Shengelia o bien de un alero tirador.

Inmerso en esa diatriba, Pedro Martínez ha recibido con alivio la irrupción de la mejor versión anotadora de Beaubois en los últimos partidos. El escolta francés ha tomado gran protagonismo, aliviando los problemas de producción ofensiva por los que atravesaba Baskonia con un rendimiento irregular de Granger, Janning y Timma. La circulación de balón ha mejorado notablemente a pesar del bajón de un apagado Marcelinho Huertas y el juego interior parece bien asentado con Shengelia como líder, la revelación de Poirier como cinco titular y el aumento en las prestaciones de Voigtmann. Malmanis, recuperado de una fascitis plantar que le mantuvo seis semanas de baja, aporta todo su pundonor y valentía como cuatro mientras Diop apenas va apareciendo unos minutos por partido tras la fractura en un dedo que le obliga a jugar con una incómoda férula. Habrá que ver cómo llegan a la cita canaria Granger, con problemas de espalda y Janning, en la fascia plantar.

El camino a la final

En un torneo del todo o nada, el camino hacia la final pasa obviamente por ganar al Barça en cuartos (viernes 16 de febrero, 21:30 horas). En caso de salvar este duro escollo, Baskonia se enfrentaría en semifinales (sábado 17 de febrero, 21:30 horas) al vencedor de la eliminatoria de cuartos que medirá al anfitrión, Herbalife Gran Canaria y a la revelación de la Liga Endesa ACB, Montakit Fuenlabrada. El conjunto amarillo no atraviesa por un buen momento, ya que llega a la Copa por ser el equipo local, no por méritos deportivos. No en vano, los de Luis Casimiro, seriamente cuestionado, quedaron novenos al final de la primera vuelta. Por su parte los fuenlabreños están realizando una temporada de ensueño de la mano de su técnico, el argentino Néstor Ché García. Con un juego rápido, alegre y desenfadado en ataque pero aguerrido en defensa ha conseguido colocar a su equipo como cabeza de serie en la Copa en el año de su debut en Europa.

Cuadro de emparejamientos de la Copa del Rey ACB 2018. | Imagen: ACB
Cuadro de emparejamientos de la Copa del Rey ACB 2018. | Imagen: ACB

Cuatro campeones por la parte de arriba del cuadro

Por el otro lado del cuadro el sorteo emparejó al Real Madrid, vigente campeón con Unicaja Málaga, campeón de la Eurocup en otro de los grandes duelos del torneo. El ganador de este choque se medirá en semifinales al superviviente del encuentro que disputarán Valencia Basket, vigente campeón de Liga e Iberostar Tenerife, actual campeón de la FIBA Champions League. Nada menos que cuatro campeones luchando sin cuartel por un sitio en la gran final del domingo (18 de febrero, 18:30 horas). Una cita en la que espera estar Baskonia, el último rebelde que pretende liderar como antaño la insurrección ante los grandes.