Y que cumplas muchos más, Álex

Álex Mumbrú celebra 20 años en ACB, donde además de imprescindible en su equipo, se mantiene como uno de los mejores aleros de la liga

Y que cumplas muchos más, Álex
Mumbrú con Bilbao Basket / Foto: Eurohoops.net

Que en ACB un jugador nacional se mantenga a un nivel tan alto y con una participación tan notoria en sus equipos (y qué equipos, léase Joventut, Real Madrid y Bilbao Basket) durante 20 años no es habitual. Y si hoy no es habitual, en adelante va a ser del todo improbable.

Llegó a Miribilla en 2009, cuando muchos hablaban ya de su última etapa al máximo nivel... Allí saben la pasta de la que este señor está hecho. En los buenos momentos del club y en los malos. Sobre todo en estos últimos, Álex supo estar ahí y renunciar a contratos más jugosos para apoyar su proyecto. Como respuesta, el club le ofreció en 2015 una renovación de 2 temporadas (con 35 añitos, sí señor). Chapeau por ambos.

A modo de resumen, Álex Mumbrú Murcia va a comenzar esta temporada de la Liga Endesa como 7º jugador histórico con más partidos (643), 11º anotador (7008 puntos, apenas a 21 del mítico Epi), 4º triplista (832)…Y para ilustrar lo de la notoriedad, ahí va otra serie estadística: con 37 primaveras, la temporada pasada jugó 32 partidos (todos como titular), consiguiendo 12.9 puntos, 4.5 rebotes, 3.2 asistencias y 12.7 de valoración (en 28 minutos de promedio).

Ha entrenado con algunos de los mitos patrios de los banquillos (Julbe, Comas, Aíto, Imbroda, Plaza), conseguido títulos de clubes (Liga ACB, ULEB Cup, FIBA Cup) y de selecciones (Mundial de Japón 2006 y Europeo de Polonia 2009, además de la plata olímpica de Pekín 2008 y la plata y bronce europeos de España 2007 y Eslovenia 2013 respectivamente).

En el combinado nacional (con el que no acude desde 2013, y donde verano tras verano muchos seguimos sin encontrar un 3 que lo eclipse) vivió su mejor etapa al lado de los Gasol, Navarro, Reyes, Garbajosa o Jiménez que nos hicieron campeones del mundo en Saitama. 9 partidos y 9 victorias.

Con la sinceridad que le envuelve, reconocía recientemente en una entrevista a ETB no haber tenido ofertas de la NBA, y puede que sea esta la única espina que le queda… otra perla europea que se han perdido por aquellos lares.

Entonces, ¿hasta cuándo?...”Empecé a jugar al baloncesto porque tenía ilusión […] me sigue moviendo la ilusión por jugar al baloncesto”, comentaba el pasado mes de Marzo en una entrevista a su compañero Axel Hervelle para ACB.com.

Señores gestores de Bilbao Basket, la pelota está en su tejado.

Álex, que la ilusión te acompañe. Felicidades.   

RETAbet Bilbao Basket