El Iberostar Tenerife pierde en el reencuentro con su afición

El Movistar Estudiantes se proclamó campeón de la Copa Isola, el partido de presentación del Iberostar Tenerife ante su afición, tras derrotar al conjunto aurinegro por 83-89. El cuadro de La Laguna continua sin ganar en pretemporada.

El Iberostar Tenerife pierde en el reencuentro con su afición
Grimau ataca la defensa del Iberostar Tenerife | Fotografía: ACB.

El Iberostar Tenerife cayó en el partido de presentación de la temporada 2016/17 ante su afición. El Movistar Estudiantes se hizo con el encuentro y se proclamó campeón de esta nueva edición de la Copa Isola. El partido tuvo carácter benéfico y la recaudación irá para la Asociación Niños con Cáncer Pequeño Valiente y también para la Asociación Nacional de Afectados por Síndrome del Maullido del Gato.

En el primer cuarto el Canarias mostró una buena imagen

El conjunto aurinegro lideró el encuentro durante toda la primera mitad. El partido comenzó con un intenso intercambio de canastas. Sin embargo, ese parcial se cerró con un cómodo 32-20 para los tinerfeños que, con un buen empujón final y un canastón de White sobre la bocina, lograron coger una buena ventaja para afrontar el segundo tiempo.

En el segundo período el buen ritmo anotador continuó. El Estudiantes cogió más protagonismo y poco a poco fue haciéndose con el segundo cuarto. El marcador reflejaba al descanso un apretado 47 -43 que lo dejaba todo por decidir para la segunda mitad.

Hasta ese momento, en el Iberostar destacó Bogris, que con 10 puntos y tres rebotes sumó 13 de valoración. También hay que destacar los 10 puntos del capitán Nicolás Richotti. En el Movistar Estudiantes el mejor fue Jackson. El escolta terminó los primeros 20 minutos con 17 tantos y 22 créditos de valoración.

El Estudiantes dominó la segunda mitad del partido

Tras el paso por vestuarios comenzaron verdaderamente las hostilidades. El Estu arrancó más metido en el partido e incluso se puso por delante (58-61). Al Iberostar no le quedó otra que despertar y ahí se pudo ver un encuentro mucho más intenso, con idas y venidas y constantes intercambios de canasta. Beirán rebajó la tensión cerrando el tercer cuarto con un contraataque que devolvió el liderazgo a los locales (69-67).

El comienzo de los últimos diez minutos del encuentro fue favorable al Iberostar, que incluso llegó a ser capaz de gozar de ventajas que pudieron llegar a parecer importantes. El Estudiantes se volvió a enganchar rápidamente al partido y trasladó la presión al conjunto canario, que buscaba su primera victoria en pretemporada y un final en contra podía hacérsele complicado.

El acierto de los visitantes y las dificultades en defensa de los locales definió el partido

Sucedió esto mismo y se vio reflejado en la falta de acierto en las últimas posesiones de los laguneros. Los intentos de buscar la victoria en la presentación ante su afición se convirtieron en un nerviosismo que fue haciendo el aro contrario cada vez más pequeño y difícil de alcanzar. El factor determinante del encuentro fue el acierto en el tiro del Estudiantes, sumado a las dificultades de los canarios por defender esos intentos. Los madrileños superaron el sesenta por cierto de acierto en todos los tiros que realizaron desde todas las distancias.

El cuadro estudiantil cerró el encuentro con un marcador final de 83-89. El mejor del partido fue Jackson con 21 puntos y 26 de valoración. También destacaron en el Estudiantes Cook, con tres tiros anotados de cuatro intentos desde el triple. En el Iberostar el mejor fue Bogris, con 18 tantos y 22 de valoración. Beirán realizó una buena segunda mitad y terminó con 13 créditos de valoración.