Guía VAVEL Copa del Rey ACB 2018: Herbalife Gran Canaria, buscar la grandeza en casa

El Herbalife Gran Canaria, tras empezar la temporada con algunas dudas y bastantes irregularidades en su juego, se encuentra en su mejor momento y qué mejor que jugar en casa para conseguir una ansiada Copa del Rey en su isla.

Guía VAVEL Copa del Rey ACB 2018: Herbalife Gran Canaria, buscar la grandeza en casa
Herbalife Gran Canaria buscará su primera Copa del Rey ante su público | Fotomontaje: Álvaro García (VAVEL)

Tras un comienzo algo irregular, el Herbalife Gran Canaria ha conseguido pasar esa etapa de juego algo inestable para conseguir el ritmo que más le corresponde para poder desarrollar todo el potencial que tiene el conjunto canario. Donde más le costó arrancar fue en la Eurocup, una competición en la que los equipos que la disputan tienen jugadores de más nivel que el conjunto de Luis Casimiro. 

Además, al ser un grupo de jugadores tan nuevo con un total de seis fichajes hacía que la mitad del equipo tuviera que adaptarse a los esquemas del nuevo entrenador, adaptarse a sus nuevos compañeros de equipo y a la ciudad. Por lo tanto, no era una tarea fácil y que requería tiempo, un tiempo que han tenido durante toda la primera vuelta y que les ha hecho jugar como una máquina bien engrasada, es decir, como un equipo.

Montakit Fuenlabrada: rival en cuartos de final 

El Montakit Fuenlabrada será el encargado de medirse al equipo local en esta edición de la Copa del Rey. A priori, el conjunto de Las Palmas se mide al cabeza de serie más sencillo en el enfrentamiento cara a cara, pero, tras cuajar la mejor primera vuelta de su historia, no hay que menospreciar al rival ya que ha demostrado la gran calidad que tiene sus jugadores y se ha ganado el derecho a estar en la posición en la que está.

Un equipo que ha demostrado que con la disciplina de Néstor García ha llegado muy arriba en la clasificación y ha demostrado ser un equipo muy peleón y difícil de doblegar.

Felicidad latente la vivida en el Fernando Martín durante toda la temporada | Fotografía: Jon Imanol (VAVEL)
Felicidad latente la vivida en el Fernando Martín durante toda la temporada | Fotografía: Jon Imanol (VAVEL)

Sin embargo, la efectividad del equipo fuenlabreño baja - y mucho - en cuanto juegan lejos del Fernando Martín. Mientras que en casa tan solo han perdido dos partidos, ante el Obradoiro y el Morabanc Andorra, en condición de visitante ha perdido contra cinco equipos, Valencia, Real Madrid, FC Barcelona, Gipuzkoa Basket y Herbalife Gran Canaria, es decir, ha perdido contra cuatro de los equipos que participan en la Copa del Rey.

De todas formas, en la jornada anterior a la disputa de este torneo el conjunto canario visita al Montakit Fuenlabrada y será un encuentro clave para observar la manera en la que llegan ambos equipos.

¿Cómo llega el Herbalife Gran Canaria?

La experiencia en este tipo de torneos es un factor muy importante a tener en cuenta y en esto el Herbalife Gran Canaria va más que servido. La experiencia de Luis Casimiro en la Copa del Rey es más que sabida, ya que ha participado en varias ediciones de este torneo con todos los diferentes equipos a los que el técnico manchego ha dirigido a lo largo de su carrera. Por lo tanto, tiene bastante experiencia en este tipo de competiciones y sabe manejar a sus equipos en este tipo de partidos que suelen ser a vida o muerte.

Además, los capitanes del equipo Albert Oliver y Eulis Báez, que llevan bastante tiempo en el club saben cómo funcionan este tipo de competiciones, por lo que deberán de ejercer de líderes tanto en la pista como en el banquillo. Controlar los tempos del partido se hace casi indispensable para poder ir avanzando de ronda.

Dicen que la experiencia es un grado y con sus más de diez ediciones a las espaldas de este torneo del KO, deberán ejercer de lo que son, de los líderes que comanden al equipo periquito hacia la victoria.

Marcus Eriksson jugando ante su ex-afición | Fotografía: Noelia Déniz (VAVEL)
Marcus Eriksson jugando ante su ex-afición | Fotografía: Noelia Déniz (VAVEL)

Marcus Eriksson y DJ Seeley se erigen como los grandes anotadores de un conjunto que necesita de los puntos para ganar los partidos. La temporada del sueco está siendo magnífica y está demostrando que el FC Barcelona no estuvo acertado a la hora de retener a la joven perla sueca. Los grandes porcentajes de Erikson hace que sea uno de los jugadores más temibles - en cuanto a anotación se refiere – ya que si tiene el día es capaz de anotar de todas las formas.

DJ Seeley está demostrando otra vez el gran jugador que es. Segundo periplo del jugador americano por las islas y está jugando a un mejor nivel que la anterior vez que estuvo en el Herbalife Gran Canaria. La experiencia europea del americano le ha servido para mejorar su juego y ser más efectivo para el equipo.

La pareja de interiores (Ondrej Balvin y Anzejs Pasecniks) es una de las más altas de toda la liga, junto a la del Real Madrid por la presencia de Edy Tavares. La gran intimidación de ambos jugadores hace que muchos tiros tengan que ser cambiados y obligan a los equipos contrarios a jugar lejos del aro.

Gran Canaria Arena

El jugar en casa y el ser anfitriones de esta Copa del Rey va a ayudar al conjunto de Luis Casimiro a salir al campo extramotivados. Que la Copa se celebre en casa supone que la ilusión por participar en este torneo y las ganas de hacer mejor las cosas sean bastante mayores que de costumbre.

Una de las claves del éxito del Gran Canaria | Fotografía: cbgrancanaria.net
Una de las claves del éxito del Gran Canaria | Fotografía: cbgrancanaria.net

Aunque esto tenga un punto positivo, también puede que se les vuelva en su contra. Si la presión es mayor, los errores por querer hacer las cosas bien puede que se incrementen por las ganas de demostrar más cosas de las que deben. Es por eso que la euforia con la que el conjunto isleño llega al torneo hay que saber controlarla y manejarla de una manera que se vuelva a tu favor y no actúe en su contra.

Antecedentes en la Copa del Rey

Al conjunto isleño siempre le ha costado mucho pasar de los cuartos de final de la competición copera, sin embargo, la ha superado en dos ocasiones. En el año 2013 perdió en semifinales contra el Valencia Basket por un holgado 83 - 72 en un partido en el que su rival fue muy superior, sobre todo, durante la primera mitad donde perdió el control del partido.

En el año 2016 consiguió llegar a la final tras derrotar en las rondas previas al Valencia Basket, su verdugo en las semis del año 2013 y al Dominio Bilbao Basket. En la final le esperaba el Real Madrid, al que le plantó mucha más cara de la esperada. Finalmente y tras pelear los 40 minutos de partido y sin dar un balón por perdido, cayó contra el vigente campeón de la Copa del Rey por 81 - 85.