Se cumplen 25 años del partido contra los Lakers

El próximo miércoles, 19 de octubre, se cumplen 25 años del partido que el Joventut de Villacampa jugó ante los Lakers de Magic Johnson y compañía.

Se cumplen 25 años del partido contra los Lakers
Magic Johnson y Jordi Villacampa | Fotografía: penya1930.blogspot.com

El miércoles 19 de octubre se cumplen 25 años de uno de los partidos más recordados de la historia del Joventut de Badalona. El 19 de octubre del 1991 los verdinegros, liderados por Jordi Villacampa y los hermanos Jofresa, se enfrentaba en la final del Open McDonald's de París a uno de los mejores equipos del mundo, los Lakers de Magic Johnson y compañía. Los Lakers eran los actuales subcampeones de la NBA -y los campeones de la conferencia oeste- tras perder ante los Chicago Bulls de Michael Jordan en las finales. 

El Joventut puso contra las cuerdas a los Lakers de Magic Johnson 

El Joventut por aquel entonces era uno de los equipos más fuertes de Europa -tres años más tarde consiguió la Euroliga-. Los verdinegros plantaron cara a los todopoderosos Lakers y los de Badalona perdieron por tan solo dos puntos de diferencia (114-116). En las semifinales del torneo patrocinado por McDonald's, la Penya se cargó a la Jugoplastika por 117-86. En la otra semifinal, el equipo californiano derrotó al Limoges por 132-101. 

La final de aquel torneo ante los Lakers fue un ejercicio de superación de la Penya, que llevó a los Lakers al límite, hasta el punto que se decidió en un final polémico. En los últimos segundos, el árbitro estadounidense dio el balón a sus compatriotas en un fuera de banda favorable a la Penya, que hubiera tenido la última posesión y que poco antes había estado a punto de empatar el encuentro con un lanzamiento de Carles Ruf.


El equipo que entrenaba Lolo Sainz siempre dio la cara. A pesar de la baja de Ferran Martínez, uno de los pivots titulares, consiguió adelantarse en el marcador por primera vez (24-22) en el minuto 8 tras un triple de Villacampa. La Penya, con un 10/17, ametralló el aro de los Lakers con los tiros de tres puntos, y eso que la línea estaba situada a 6,75 metros cuando en el basket FIBA ​​estaba a 6,25 metros. Los californianos sólo convirtieron uno de sus 11 intentos.


El Joventut se sobrepuso a los mejores minutos de Magic Johnson cuando los Lakers se distanciaron hasta 19 puntos (44-63) tras un parcial de 7-24 y llegó al descanso perdiendo de ocho puntos (61-69). En la reanudación, los Lakers mantuvieron la ventaja, casi siempre superior a los 10 puntos, pero el Joventut no se rindió. Los verdinegros no tenían nada que perder y se encontraban cómodos en la pista. La aparición de Ruf el tercer cuarto, en sustitución del eliminado Morales, fue el factor sorpresa con el que nadie contaba. El ala-pívot barcelonés logró 11 puntos (3/4 tiros de dos y 1/1 triple) y capturó 5 rebotes en 15 minutos en la que probablemente fue la actuación más destacada de su carrera deportiva.

El equipo californiano ganó a la Penya por tan solo dos puntos de diferencia, 114-116

Mike Dunleavy, el técnico de los Lakers, terminó el partido con la artillería pesada en pista para evitar que la Penya protagonizara una sorpresa que el árbitro estadounidense se encargó de frustrar aportando su granito de arena. Finalmente el partido acabó con un 114-116 favorable a los estadounidenses. Pese a perder la final, el Joventut hizo un buen papel en el torneo celebrado en la capital de Francia, poniendo contra las cuerdas a los Lakers.