El Real Madrid no se deja sorprender en Badalona

El Real Madrid consiguió barrer de la pista al Divina Seguros Joventut y sumó la 14ª victoria liguera de la temporada.

El Real Madrid no se deja sorprender en Badalona
El Real Madrid no se deja sorprender en Badalona
Divina Seguros Joventut
66 84
Real Madrid

El Real Madrid consiguió la victoria ante el Divina Seguros Joventut en el Olímpic de Badalona después de aprovechar el desastroso inicio de los locales y sentenciar prácticamente el choque al término del primer cuarto con un parcial de 6-26. El conjunto dirigido por Diego Ocampo no tuvo apenas opciones de acercarse en el luminoso a excepción del inicio del tercer cuarto, pero la alegría duró muy poco. 

Los mejores del partido fueron, por parte verdinegra, Maalik Wayns (22 puntos y 25 de valoración) y Jerome Jordan (13 puntos). Por parte blanca, los mejores fueron Santiago Yusta (18 puntos y 21 de valoración) y Fabien Causeur (13 de valoración).

El Madrid sentenció nada más empezar

El primer cuarto no pudo empezar peor para el Divina Seguros Joventut pues, tras una canasta inicial de Wayns, el parcial fue de 2-12 y del 2-12 se pasó al 6-26 en un abrir y cerrar de ojos, dejando el partido prácticamente visto para sentencia. Un Yusta acertadísimo desde la larga distancia, sumado al desacierto total de los locales, hizo que el Olímpic se quedara totalmente helado y se escucharan más a los aficionados del Real Madrid.

Tras el desastroso primer cuarto de la Penya, el Madrid se relajó en el segundo y el equipo entrenado por Ocampo fue capaz de reducir la desventaja hasta los 13 puntos con unas buenas acciones de Wayns y el poderío interior de Jordan, que al inicio fue totalmente anulado por Tavares (26-39).

Wayns intentó lo imposible

En la reanudación, el Divina Seguros Joventut creería en la remontada tras dos triples de Wayns y ponerse a tan sólo ocho puntos, después de haber llegado a perder por más de 20 en minutos anteriores. Pero la alegría duró bien poco, pues el Real Madrid se volvió a poner las pilas y rápidamente puso de nuevo 16 puntos de ventaja, que dejaron muy tocados a los verdinegros.

Ya en los últimos diez minutos de partido el Madrid siguió jugando muy cómodo y la Penya finalmente pudo maquillar el electrónico y perder de menos de veinte puntos ante un conjunto blanco a medio gas.