Landesberg 'Salva' al Estudiantes

Sylven Landesberg volvió a vestirse con el traje de héroe para rescatar a su equipo del atolladero. Estudiantes sufrió mucho para derrotar al Betis en el Palacio. Los de Quintana, cerca del triunfo, pero el acierto del americano evitó el susto para el equipo de Salva Maldonado.

Landesberg 'Salva' al Estudiantes
Movistar Estudiantes
89 83
Real Betis Energía Plus
Movistar Estudiantes: Cvetkovic (10), Cook (3), Suton (18), Landesberg (29) y Brown (5) -equipo inicial-, Caner-Medley (2), Hakanson (11), Savané, Brizuela, Peña (7), Sola y Arteaga (4)
Real Betis Energía Plus: Anosike (6), Nelson (14), Uriz (7), Schilb (11) y Kelly (12) -equipo inicial-, Sánchez, McGrath (3), Cruz (7), Franch (14) y Golubovic (9)
MARCADOR: 29-17, 17-22, 11-21, 32-23
ÁRBITRO: Carlos Peruga, Vicente Bultó, Mas Cagide
INCIDENCIAS: PARTIDO CORRESPONDIENTE A LA JORNADA 20 DE LA LIGA ENDESA DISPUTADO EN EL WIZINK CENTER ANTE 8313 ESPECTADORES

Los rumores sobre la destitución de Salva Maldonado y Óscar Quintana planeaban en la previa del encuentro. Se decía que el que perdiera, estaba fuera. A expensas de lo que suceda con Quintana, una nueva exhibición de Landesberg (29 puntos, 34 de valoración), cerró la puerta a la posible salida de Maldonado. Al menos por ahora.

Porque Movistar Estudiantes firmó uno de sus peores partidos como local de la temporada. El 93-94 de valoración final es más real que el 89-83 del marcador. Una buena parte de los aficionados colegiales salieron cabreados del Wizink Center. Habían sido testigos de un partido flojo, sin ideas y resuelto por la inspiración del máximo anotador de la Liga Endesa. A escasas posesiones estuvo el Betis de dar la campanada y acercarse a la Liga. No se pueden quejar los dementes: los verdiblancos son colistas con solo cuatro victorias, a dos de la permanencia. Estudiantes sumó la novena y está virtualmente salvado. La única buena noticia.

Landesberg empezó el partido solo y se convirtió en una peligrosa constante. Suyos fueron 14 puntos en el primer cuarto, cuando Betis apenas superaba la decena. Estudiantes, mucho más intenso y acertado, parecía cerrar el partido a las primeras de cambio. Un hecho aún insólito en los colegiales, ya que llevan la irregularidad por bandera.

Entre Sylven y Suton, los madrileños abrían brecha con facilidad (19-8 min 7). Solo un par de canastas entre Golubovic y Nelson acercaban al Betis al final del primer cuarto: 29-17. Los de Quintana deambulaban por la pista sin ideas y con poca presencia en los dos aros.

Estudiantes lanzó lo mismo de dos que de tres puntos: 37 intentos, 54% y 32% de acierto

Cambiaron las tornas en el segundo acto. Los buenos y novedosos minutos de Dagoberto Peña no fueron suficientes para un Estudiantes con Landesberg descansando en el banco. Los colegiales alcanzaron una máxima ventaja de +14 (38-22 min 14) y fue entonces cuando Franch se echó el equipo a la espalda. 10 puntos del base en el segundo cuarto devolvieron al Betis al partido. Además, Movistar Estu sufría una barbaridad en la pintura ante las torres verdiblancas. Anosike, por ejemplo, capturó 10 rebotes (seis más el Betis en el segundo cuarto). Él y todos los visitantes aumentaron la intensidad defensiva, llevando a Estudiantes a cometer hasta seis pérdidas. 46-39 al descanso.

El tercer cuarto solo hizo aumentar los desastres. El abuso del triple de Estudiantes se debería estudiar en los manuales sobre qué no hacer en baloncesto. Un 0/7 desde el perímetro en el tercer cuarto tensó el ambiente, ya de por si caliente tras la eliminación europea del martes. Estudiantes solo anotó 11 puntos y dio vida a un Betis en coma. Un parcial de 0-15 igualó el encuentro. Franch seguía de dulce y ahora venía acompañado por Kelly. Se enchufaban los hombres importantes del Betis por la inacción del Estudiantes en el peor cuarto de la temporada.

En el banquillo colegial no había reacción. Cook cometió tres pérdidas y falló cuatro tiros en apenas cinco minutos, pero se mantuvo en pista. Sería después Ludde Hakanson (11 puntos, 15 de valoración) el que revitalizaría al equipo. Un cercano 53-48 cerraba el tercer cuarto.

Landesberg, lanzado al MVP: 29 puntos y 34 de valoración

Y en el último, otro partido. Las defensas desaparecieron y el acierto de los dos equipos fue inmenso. Un triple de Nelson (14 puntos, 15 de valoración) colocaba a los béticos por delante a falta de seis minutos (68-69). Desde ese momento, la pareja Hakanson-Landesberg hizo estragos en la defensa rival. El base sueco dirigió con brillantez y el alero realizó su oficio habitual: enchufar sin descanso. Hasta los 29 puntos nada menos. Además, sendos triples de Suton (18 puntos, 8 rebotes, 22 de valoración) y Cvetkovic alargaban la diferencia hasta el +4 a falta de un minuto (84-80). Una distancia que Estudiantes supo mantener ya que el Betis fue incapaz de anotar en sus últimas posesiones. 

Con el ajustado triunfo, Estudiantes (9-11) continuará una semana más en la zona media (mediocre) de la clasificación, mientras que el Betis (4-16) vuelve a Sevilla como farolillo rojo de la competición y sumido en una grave crisis de resultados y juego.