Maccabi Tel Aviv - Real Madrid: prolongar la racha en terreno complicado

Maccabi Electra vs Real Madrid Baloncesto | Jueves 20 de octubre de 2016 | Segunda jornada Euroliga 2016-2017 | Menora Mivtachim Arena (Tel Aviv, Israel) | Movistar+ | Segunda jornada de la nueva Euroliga para dos de los equipos más laureados en Europa.

Maccabi Tel Aviv - Real Madrid: prolongar la racha en terreno complicado
Maccabi y Real Madrid se enfrentan por vigésima vez en diez años. Foto: Euroliga.

El Maccabi Tel-Aviv recibirá al Real Madrid Baloncesto en el Menora Mivtachim Arena de Tel Aviv en la segunda jornada de esta nueva Euroliga el próximo jueves 20 de octubre. Ambos equipos llegan al encuentro con suertes dispares. El conjunto hebreo cosechó una derrota en su visita a Italia en un partido igualado hasta el final ante el EA7 Emporio Armani Milan. El resultado final fue de 99-97 a favor de los milaneses. Por su parte, el club blanco venció en el Barclaycard Center al Olympiacos por 83-65 en un partido muy disputado hasta el final del último cuarto.

Maccabi busca reencontrarse con la gloria continental

Tras la decepción sufrida el curso pasado por no haber conseguido la clasificación para el Top 16, el Maccabi Electra pretende encontrar el camino que le lleve a conquistar su séptima Euroliga y, así, repetir el título conseguido en la final de 2014 frente al CSKA de Moscú en Milán. Para ello, Andrew Goudelock, Sonny Weems y el ex de Baskonia Colton Iverson, recién llegados a Tel Aviv, sostendrán a un equipo que luchará por volver a lo más alto. 

Andrew Goudelock durante un entrenamiento con el Maccabi Electra. Foto: Euroliga.
Andrew Goudelock durante un entrenamiento con el Maccabi Electra. Foto: Euroliga.

Pero no lo harán solos. Otras figuras como el ex NBA Quincy Miller, quien firmó el pasado mes de junio, y el veterano Devin Smith desenvolverán su rol en la ofensiva del equipo israelí con el fin de llegar lo más lejos posible. 

Así, los talentosos jugadores que colman la plantilla del Maccabi Electra hará que la defensa blanca deba estar rápida de piernas para poder parar el juego exterior de los israelíes. 

Enfrente, un Real Madrid en racha

Tras un arranque de campaña excepcional por parte del conjunto blanco, el Real Madrid visita un campo complicado en el que la afición rival se convertirá en el sexto hombre de los hebreos. No obstante, los españoles llegan con una inercia muy positiva tras haber comenzado el año de la mejor manera posible. Y es que, tras la Supercopa Endesa, los madridistas han ganado todos los partidos que han disputado. 

Jaycee Carroll lanzando a canasta. Foto: Web oficial de la Euroliga.

Sin ninguna duda, Sergio Llull es uno de los principales artífices de la buena racha del equipo madrileño. Sus números en este inicio de curso demuestran que se encuentra en uno de los momentos más dulces de su carrera. Su acierto en el tiro exterior y su constante actividad tanto en ataque como en defensa hacen de él el hombre más peligroso del Real Madrid. Pero no el único. Como ya es sabido, este verano han llegado grandes jugadores a la capital española. Nombres como Anthony Randolph y Othello Hunter también se antojan como imprescindibles en los buenos resultados que, hasta el momento, está logrando el equipo. 

De esta manera, se antoja clave para el cuadro blanco encontrar el equilibrio entre el juego interior (coger rebotes y jugar sus bazas con jugadores como Ayón, Hunter y Randolph) y el acierto exterior (campo en el que destacan Carroll, Llull y Rudy Fernández). 

Igualdad como tónica general

Desde el 2006, Maccabi y Real Madrid se han enfrentado hasta en diecinueve ocasiones con un balance favorable para los madrileños, que han obtenido diez victorias por nueve derrotas. De las diez victorias, solo tres han sido en territorio hebreo. 

Jaycee Carroll entrando a canasta a aro pasado. Foto: Web oficial Euroliga.

Puntos clave

Así, las claves para el Real Madrid estarán en controlar el rebote, estar acertados en los lanzamientos exteriores y en hacer un buen balance defensivo. Por su parte, el Maccabi buscará imponer el ritmo en ataque y deberá marcar muy de cerca a los jugadores madridistas para evitar que se hagan con el ritmo del partido.