Kyle Fogg certifica la presencia de Unicaja en el Top-16 de la Eurocup

El conjunto malagueño consiguió su cuarto triunfo en la competición tras imponerse al KK Buducnost por 93-75. Tras una primera parte igualada, un excelso Fogg (31 puntos) y el acierto desde el triple permitieron a los locales distanciarse en el marcador y conseguir una victoria que les asegura su presencia en la siguiente fase.

Kyle Fogg certifica la presencia de Unicaja en el Top-16 de la Eurocup
Foto: Eurocup.
Unicaja Málaga
93 75
KK Buducnost
Unicaja Málaga: Díaz (9), Fogg (31), Díez (9), Brooks (5), Musli (7) -quinteto inicial-. Okouo (1), García (0), Lafayette (3), Waczynski (7), Suárez (16), N'Diaye (5).
KK Buducnost: Williams (10), Popovic (6), Su. Sehovic (12), Popovic (6), Nikolic (6) -quinteto inicial-. Reynolds (17), Subotic (8), Se. Sehovic (2), Gordic (0), Vranjes (4).
MARCADOR: 25-20, 48-41, 74-60, 93-75.
ÁRBITRO: Papapetrou (GRE), Geller (BEL) y Balak (ISR). Eliminado por faltas Nikolic
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la séptima jornada del Grupo C de la Eurocup, disputado en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena ante 4.156 espectadores.

Unicaja Málaga consiguió el billete para el Top-16 de la Eurocup tras imponerse con comodidad al KK Buducnost por 93-75 con Kyle Fogg como principal protagonista. El base norteamericano, que está mostrando una línea creciente desde que comenzó la temporada y que está aprovechando la ausencia de Nemanja Nedovic, se fue hasta los 31 puntos para liderar el ataque de un equipo cajista que despegó en el tercer cuarto para evitar cualquier intento de sorpresa del conjunto montenegrino, que ya estaba fuera de la siguiente ronda de la competición y acumula seis derrotas en otros tantos partidos, convirtiéndose en uno de los equipos más débiles de la competición.

Igualdad inesperada

En un ambiente frío, motivado por el poco público que se dio cita en el Palacio de Deportes José María Martín Carpena debido al horario del encuentro y, sobre todo, a la entidad del rival, el conjunto malagueño encontró el acierto en el lanzamiento desde el primer momento, pero se encontró de manera inesperada con el buen juego del cuadro balcánico. Un viejo conocido de la afición malagueña, Marcus Williams, lideró las operaciones de un Buducnost que le disputó a los locales el mando del partido en los primeros minutos del mismo, lo que dio lugar a constantes alternancias en el marcador.

Los hombres de Joan Plaza, que atraviesan un buen momento de juego y de acierto desde la línea de tres puntos, demostraron esta estadística consiguiendo hasta cinco triples en los primeros diez minutos de partido (cuatro de ellos de Kyle Fogg), siendo el único factor desequilibrante y principal culpable de que el equipo malagueño se impusiera en el marcador del primer cuarto por 25-20.

Los malagueños superaron el 48% de acierto desde el triple

En el segundo cuarto, las diferencias entre ambos equipos se hicieron más evidentes, pero continuó sorprendiendo la resistencia del conjunto de Podgorica, que se mantuvo firme en su estilo de juego y no permitió a los locales distanciarse de manera definitiva en el marcador. Unicaja, que pareció tomarle definitivamente el pulso al encuentro, aumentó la intensidad defensiva y se mantuvo acertado desde el 6'75, lo que le permitió alcanzar una ventaja de hasta once puntos (44-33) gracias a un nuevo triple de Fogg, que anotaba su punto número 20.

Kyle Fogg se marchó al descanso con cinco triples y 20 puntos | Foto: EFE.
Kyle Fogg se marchó al descanso con cinco triples y 20 puntos | Foto: EFE.

Sin embargo, con tres minutos de la primera mitad aún por jugarse, el KK Buducnost encontró vías de escape en la defensa malagueña y logró mantenerse con vida en el encuentro, logrando marcharse a los vestuarios tan sólo siete puntos abajo en el marcador (48-41) y obligando a los andaluces a continuar a un gran nivel de juego.

Sentencia desde el triple

Tras el paso por los vestuarios llegó el despegue definitivo de Unicaja Málaga. Los malagueños comenzaron a dominar el rebote, una de sus especialidades, y aumentaron aún más la intensidad en defensa, lo que terminó por sentenciar el encuentro. Así, mediado el tercer cuarto, una canasta del omnipresente Kyle Fogg estableció la máxima ventaja del encuentro para los hombres de Joan Plaza (61-46). Contrario a lo que pudiera pensarse, los montenegrinos no se resquebrajaron y a duras penas lograron sobrevivir y contar con alguna opción remota de conseguir la victoria (74-60) antes de iniciar el cuarto periodo.

Pero Unicaja se encargó en los primeros compases del último cuarto de eliminar el más mínimo atisbo de remontada. Con Fogg y Carlos Suárez como ejecutores desde el triple, el cuadro cajista consiguió un parcial de 10-1 que situó la ventaja en 23 puntos (84-61). A partir de ese momento, el partido entró en una fase de muchos errores por parte de ambos conjuntos, conscientes de que el marcador era prácticamente definitivo. Joan Plaza repartió minutos en el tramo final y el KK Buducnost continuó peleando por enjugar la diferencia, que finalmente fue de 18 puntos (93-75). Con esta victoria, Unicaja Málaga certifica su presencia entre los 16 mejores de la Eurocup y aún puede pelear por ser primero de grupo.