Guía VAVEL Copa del Rey ACB 2018: Valencia Basket ante la insoportable levedad del ser

Si hay un equipo al que las lesiones están condicionando esta temporada, ese es Valencia Basket. Sin embargo, el conjunto de Txus Vidorreta ha mantenido su competitividad hasta la fecha y se presenta en GRan Canaria recuperando varios de sus efectivos para optar a su segundo entorchado copero.

Guía VAVEL Copa del Rey ACB 2018: Valencia Basket ante la insoportable levedad del ser
Valencia Basket buscará repetir la hazaña de hace 20 años. | Montaje: Álvaro García (VAVEL.com)

Apenas hace unos días La Fonteta albergó un homenaje al equipo campeón de Copa del Rey de 1998 al cumplirse el 20º aniversario de tan señalado momento. El encuentro de la jornada 19 entre Valencia Basket y Real Betis sirvió para volver a ver a algunos de los protagonistas de aquel ya mítico equipo como el entonces técnico Miki Vukovic o los jugadores Víctor Luengo y Berni Álvarez. Y para que la fiesta fuese completa los hombres de Txus Vidorreta culminaron la jornada con una cómoda victoria en la que vistieron con las réplicas de las equipaciones con las que sus antecesores conquistaron el que hasta la fecha es su único título copero.

El factor físico

Y es que el actual campeón de Liga quiere quizá apoyarse en la épica para ilusionarse con una nueva hazaña, aún más en esta temporada en que la diosa Fortuna todavía no ha querido sonreir hacia Levante. 

El actual campeón de Liga sufre esta temporada una aciaga racha de lesiones que están diezmando notablemente su potencial. Pese a ello, los guerreros que permanecen en pie mantienen las opciones taronjas en Liga Endesa (en Euroliga por el contrario –pese a que matemáticamente mantienen sus opciones-, la dureza del calendario está pasándoles factura) . Centrando el foco en la competición doméstica, el hecho de ocupar una muy meritoria segunda posición les ha permitido ser cabezas de serie en Gran Canaria, lo que no es algo baladí. Viendo los efectivos con los que han llegado hasta aquí, merece la pena analizar algunos datos que resumen perfectamente la situación.

Fotografía: Valencia Basket
Fotografía: Valencia Basket

Valencia Basket ha utilizado un total de 18 jugadores desde que comenzó la temporada, cifra record en la competición teniendo en cuenta que 4 de ellos (Hilnasson, Puerto, Ferrando y Vera) proceden del equipo vinculado de liga EBA. Del resto, tan solo 4 (Thomas, Doornekamp, Pleiss y Rafa Martínez) han participado en los 19 encuentros de liga regular de esta temporada… Se da incluso el paradójico caso de que Sergi García (fichado de Tecnyconta Zaragoza mediada la primera vuelta para aliviar los problemas físicos de los playmakers  Guillem Vives y Sam Van Rossom), apenas ha podido jugar un partido con el equipo levantino. Y eso por no citar al francés Antoine Diot y al norteamericano Latavious Williams, que ni siquiera han podido llegar a debutar en competición oficial al lesionarse en pretemporada.

Y sin embargo, ahí llegan

Y sin embargo, pese a los imponderables, Valencia es uno de los firmes candidatos al título. Txus Vidorreta ha sabido reinventar al equipo cada jornada para mantener su competitividad. Si ya de por sí la configuración de la plantilla prometía un juego coral con muchos jugadores aportando minutos de importancia en la rotación, las ausencias han acentuado la necesidad de mimar todo el roster disponible. Para la dirección de juego, sin ir más lejos, la reciente lesión de Sam van Rossom ante Khimki en Euroliga el 27/01 (fractura de tres vértebras lumbares) ha obligado al técnico vasco a jugar sin bases puros los últimos encuentros. Alberto Abalde está siendo un descubrimiento en esta situación, demostrando una visión de juego poco explotada hasta la fecha en anteriores temporadas. Esta semana sin ir más lejos tuvo un papel clave en la victoria de Valencia Basket ante un líder sólido de la competición continental como es CSKA. Con 17 puntos y 6 asistencias confirmó lo visto en partidos precedentes y dejó entrever que puede ser un hombre clave en las islas liderando a su equipo. Si finalmente Sergi García entra en las convocatorias (esta semana ha entrenado con normalidad y sólo unas molestias por sobrecarga impidieron que jugase ante los rusos), Valencia puede presentar una dupla de playmakers muy complicada de frenar para sus rivales.

Fotografía: Euroleague.net
Fotografía: Euroleague.net

Aunque realmente el poderío de los valencianos se encuentra en las posiciones exteriores. Tanto el puesto de escolta como el de alero están sólidamente cubiertos por hasta 5 hombres que aúnan calidad y experiencia. Rafa Martínez, eterno capitán, se encuentra ante su enésima juventud a sus casi 36 años promediando en Liga Endesa casi 10 puntos por encuentro con porcentajes del 48 % en triples, 54 % en tiros de dos y un maravilloso 100 % desde el 4,60. Casi nada. Junto a él, otro veterano jugador nacional en gran estado de forma como Fernando San Emeterio se ha convertido en el máximo anotador del equipo con 15.2 puntos y 18.2 de valoración por choque y mejorando incluso las estadísticas de su compañero (54% en tiros de campo tanto de 2 como de 3 puntos   ). Y cerrando el plantel de francotiradores un escolta puro como Erik Green es el otro puntal anotador del equipo. El ex de Olympiacos es capaz de anotar desde cualquier lugar de la cancha, aportando además intensidad defensiva atrás. Tras la marcha de Damjan Rudez, quedan como aleros puros Aaron Doornekamp y Joan Sastre,  aunque el norteamericano pueda ocupar la posición como cuatro en algunas ocasiones. Con un perfil similar, son un ejemplo de eficacia en labores de ataque y defensa, con el sacrificio en favor del conjunto como leitmotiv.

La pintura está en fase de reconstrucción tras la ausencia en las últimas semanas de Bojan Dubljevic. Will Thomas y Tibor Pleiss se han mantenido sanos durante toda la temporada para ser por momentos los dos únicos interiores puros del equipo, necesitando la incorporación del gigante islandés Hilnason para completar la rotación en minutos puntuales. El de Baltimore (en su segundo año a orillas del Turia) es el jugador con más minutos de la rotación y tiende a jugar abierto para buscar el lanzamiento exterior y facilitar las penetraciones de los exteriores. Por el contrario, el alemán es un center clásico, y desde sus 218 cms intimida en las inmediaciones del tablero y cierra el rebote con solvencia. En ataque, es letal recibiendo cerca de canasta aunque tiene un buen rango de tiro. Sin embargo, la clave para poder competir con garantías en la zona se encuentra en la recuperación de Dubljevic. La evolución del montenegrino en las últimas temporadas ha sido notable, y pese a tener apenas 26 años, es un auténtico veterano del equipo con una capacidad de liderazgo vital para los suyos. Anota, rebotea, pasa, defiende… poco que añadir.

Probablemente, el hecho de llegar con estos precedentes a Gran Canaria hace que la presión recaiga en otros equipos como Real Madrid, FC Barcelona Lassa (pese a la reciente destitución de Sito Alonso y que Pesic apenas ha tenido tiempo de entrenar sus sistemas) o Baskonia… Incluso los equipos locales (Iberostar y Herbalife) tendrán un punto de ansiedad que deberán compensar sus aficiones. El cuadro no es para nada favorable: Valencia Basket debuta ante los vecinos tinerfeños de Iberostar, y de superarlos se encontraría al vencedor de un Real Madrid- Unicaja realmente duro. Pero el actual campeón de Liga luce galones suficientes para conseguir su segundo entorchado de Copa del Rey.

Si han llegado hasta aquí, nadie debería descartarles, ¿no?