Se le termina el plazo a J.R. Smith

Turbulencias en los despachos de los Cavaliers para conseguir que J.R. Smith consiga, al menos, permanecer una temporada más ligado a la franquicia de Cleveland y no romper el bloque sólido que les permitieron proclamarse campeones de la NBA.

Se le termina el plazo a J.R. Smith
usatoday.com

Pieza importante para los Cavs la temporada pasada, JR Smith deberá dilucidar rápidamente su futuro si no quiere convertirse en un  verdadero quebradero de cabeza para Tyroon Lue, actual entrenador de los Cleveland Cavaliers. Aunque el propio jugador parezca empeñarse en restarle importancia al asunto y llevarlo todo hacia una parcela más personal entre club y jugador: “Es evidente que no estamos donde nos gustaría estar, pero tampoco quiero hacer ver a los Cavs que mi propósito es aprovecharme de la situación. Se solucionará pronto”. 

Todo parece indicar que el verdadero motivo de esta larga y tediosa espera por ampliar su vinculo con la franquicia, se debe a la elevada expectativa salarial por temporada que JR Smith desea percibir después de darse a conocer la cifra económica que otros compañeros de profesión perciben en diferentes equipos, como los más de 60 millones de dólares que Timofey Mozgov percibirá durante los próximos cuatro años en los Ángeles Lakers. Y es que el hecho de percibir 5 millones después de disputar todos los partidos de Playoffs, con la consiguiente obtención del anillo de campeón, se antojan escasos para un jugador que parecerá llamado a derribar todas las murallas de la titularidad a partir de esta temporada.

Por su parte, la directiva parece irse concienciando, a medida que se van agotando los días para el comienzo de la nueva temporada, de la posible no reincorporación de un jugador que, por el mero hecho de contar con el visto bueno del buque insignia de la franquicia de Cleveland, LeBron James, no parece nada desacertada la idea de que permanezca ligado durante más tiempo al equipo. Los casi 40 días que restan para el que el balón salte hacia el cielo americano dando comienzo la temporada 2016/17, serán los jueces de esta controvertida situación, poniendo en un serio aprieto a ambas partes, unos por apurar demasiado los plazos de negociación y otros si quieren aprovechar el momento para buscar un recambio de garantías que permita no quedarse corta a una de las mejores plantillas acutales de la NBA.