¿Llega un nuevo rey?

Siempre se ha dicho que las comparaciones son odiosas, y en este caso, deben serlo aún más, pues pocos jugadores han sido comparados con Lebron James. Parece que muchos han encontrado en Ben Simmons, número uno del último draft, al futuro Lebron, lo que pone las expectativas muy altas.

¿Llega un nuevo rey?
Ben Simmons se pone a punto para su debut en la élite (NBA.Com)


Todos los rookies tienen la presión de gustar en su primer año en la liga, impactar de primeras para no ir quedando poco a poco en el olvido. Por lo cual, es lógico que esa presión sea aún mayor si eres el número uno del draft, ya que todo el mundo espera más de ti y la atención se centra en lo que hagas y dejes de hacer. Además, si se echa un vistazo (salvo excepciones como Anthony Bennett) a los últimos números uno del draft, se pueden ver jugadores que han demostrado con creces por qué fueron elegidos en primera posición. Por lo tanto, cualquier jugador que sea elegido número uno puede ver que las primeras elecciones de estos últimos años ya son a día de hoy estrellas de la liga, lo cual añade una carga de responsabilidad. Haciendo un breve repaso, entre las más recientes elecciones se encuentran Karl-Anthony Towns, Andrew Wiggins, Anthony Davis, Kyrie Irving, John Wall, Blake Griffin o Derrick Rose, casi nada.

Ben Simmons, la nueva perla de la NBA

Sin embargo, todos los últimos números uno no tenían una presión extra, y que además no es una presión cualquiera. Se trata de, ni más ni menos, que te comparen con el (para muchos) mejor jugador de los últimos años, el rey, Lebron James. Son muchos profesionales, entrenadores, periodistas y analistas los que han visto similitudes entre el de la universidad de Luisiana y el reciente campeón de la NBA. Entre las principales razones, hablan de su fuerza física, la visión de juego, su intensidad penetrando y machacando el aro y la capacidad de anotar de tres. Simmons, además, tiene la "ventaja" de ser zurdo, y es que los zurdos tienen la fama de volver locas a las defensas. Sin duda, el jugador elegido en primer lugar por los 76ers tiene un potencial increíble, lo cual se puede apreciar en el hecho de que tan solo ha disputado una temporada a nivel universitario, con los Tigers de Luisiana, que le ha bastado para eclipsar a la NBA. Por todo ello, su elección en el primer puesto del draft de este año era un secreto a voces. En su corta carrera universitaria ha promediado 19'2 puntos, 11'8 rebotes, 4'8 asistencias y 2 robos en 33 partidos disputados, unos números sin duda impresionantes.

Saquille O'Neal, el último en compararles

Recientemente, el mítico, polémico e hilarante símbolo de la NBA ha querido analizar la semejanza entre Simmons y Lebron; "Es el mismo tipo de jugador que Lebron. Quiero decir, Lebron hace un gran trabajo involucrando a todos sus compañeros, pasando el balón y prestando atención a los detalles, y Ben es ese tipo de jugador", afirmaba el bueno de Shaq. Sin duda, unas declaraciones que añaden más peso a la bolsa que lleva en la espalda el Rookie, que por si fuera poco, llega a un equipo que la temporada pasada ganó 10 partidos, sí, 10, de los 82 que componen la temporada regular. Unos números que no están muy lejos de las 18 victorias en la 14-15 y las 19 que firmaron en la 13-14. Por lo tanto, por un lado tiene el reto de devolver la ilusión a una afición que no disfruta de unos playoffs desde la temporada 2011/12, en la que cayeron en semifinales por 4-3 frente a los Celtics; y por otro lado, la presión de iniciar su carrera a nivel profesional siendo el foco de atención al ser considerado lo más parecido a Lebron James que se ha visto en los últimos años.