Vince Carter está hecho un chaval

El escolta está dando muestras de un gran nivel en el tramo final de su carrera, y se presume como el "chico para todo" en estos Grizzlies.

Vince Carter está hecho un chaval
Imagen: NBA.COM

39 años, 19 temporadas en la NBA y la misma ilusión del primer día. Esta es la carta de presentación de Vince Carter en esta temporada 2016/17 a las órdenes de David Fizdale.

El escolta nacido en Florida tiene por delante un reto difícil de asumir. Este no es otro que ser la "navaja suiza" de David Fizdale. A sus casi 40 años y promediando 6.6 puntos, 2.4 rebotes y 0.9 asistencias en 16 minutos por partido, Vince parece preparado para afrontar cualquier objetivo que se proponga.

En relación al rendimiento de Carter la pasada campaña, el GM de la franquicia, Chris Wallace, se mostró muy contento por tener a un jugador como él en plantilla: “Vince tuvo una actuación muy sólida el año pasado. Vince tiene un gran nivel de experiencia y de tiro de tres, e incluso jugando el pick-and-roll. Él puede rebotear. Puede hacer una buena conducción. Trae muchas virtudes al servicio del equipo. Estamos despreocupados con él", añadió Wallace. 

En esta misma línea, Mike Conley Jr expresó sus ganas de seguir jugando junto a Carter, y destacó la capacidad del escolta para adaptarse a las limitaciones que le presenta su cuerpo con el paso del tiempo: “Él lo luce bien. Se está moviendo mejor. Está lanzando mejor", señaló Mike. “Se ha adaptado a todo, pese a que su cuerpo ha cambiado con los años. Él ya ha pasado por todo lo que hemos pasado nosotros, o queremos pasar en nuestra carrera. A él, todos los chicos le preguntan cosas. Él tiene todas las respuestas." 

Desde el staff técnico se espera que Vince aporte su veteranía dentro y fuera de la pista, con el objetivo de llevar a su equipo al siguiente nivel. Además de ello, quieren que Carter desatasque el ataque Grizzlie con su tiro de media y larga distancia. Dadas las limitaciones de la plantilla en este apartado, Conley, Parsons y él son los llamados a anotar de tres puntos este año.

En cuanto a este rol de tirador, Vince se mostró muy feliz y con ganas de empezar: “Estoy bien con ello. Me he preparado para ser ese chico", dijo Vince. “Es un rol que acepto. Con esto, me llegan las responsabilidades y es algo que me gusta. Jugar más o menos minutos es algo que cambiará según el partido, estoy seguro. Algunos partidos muchos. Otros serán menos. Lo más importante es que, cuando esté en la pista, haga mi trabajo" concluyó. 

Casi dos décadas después de su explosión, parece que la "Vinsanity" ha vuelto con fuerza a la NBA, y que lo que parecía en primera instancia una moda, va camino de convertirse en leyenda.