Trabajada victoria de Spurs en casa de Jordan

Encuentro muy disputado entre Spurs y Hornets que no se decidió hasta los últimos segundos. Leonard con 30 y Walker con 26 fueron los máximos anotadores

Trabajada victoria de Spurs en casa de Jordan
Gasol terminó con 9 pts, 8 rebotes y 5 asistencias. Foto: NBA
Spurs
119 114
Hornets
Spurs: LaMarcus Aldridge (23), Kyle Anderson (0), Davis Bertans (11), Pau Gasol (9), Manu Ginobili (5), Danny Green (16), Nicolas Laprovittola (-), David Lee (6), Kawhi Leonard (30), Patty Mills (11), Tony Parker (11), Jonathon Simmons (0).
Hornets: Kemba Walker (26), Brian Roberts (0), Ramon Sessions (7), Marco Belinelli (12), Jeremy Lamb (2), Nicolas Batum (13), M. Kidd-Gilchrist (10), Marvin Williams (10), Frank Kaminsky (13), Spencer Hawes (11), Roy Hibbert (10).
MARCADOR: 30 - 28 ; 29 - 32 ; 25 - 24 ; 35 - 30 .
INCIDENCIAS: Partido disputado en el Spectrum Center de Charlotte, Carolina del Norte

Pocas veces se habían creado tantas expectativas ante un partido de liga regular de San Antonio, - un equipo creado por y para los Play - Off - , y menos ante un rival como los Hornets. Pero la explicación es sencilla, y es que Gregg Popovich, tras el encuentro disputado apenas 48 horas antes ante Dallas Mavericks, uno de los peores equipos en lo que llevamos de temporada, realizó unas duras declaraciones donde criticó duramente el juego y la actitud de su equipo.

Si bien es verdad que los Spurs se llevaron el encuentro, la dificultad con la que lo hicieron enfadó mucho a su entrenador. Y claro, cuando una eminencia como Pop se muestra tan crítico con sus jugadores, se espera cuanto menos, que al partido siguiente éstos hayan aprendido bien la lección y salgan a comerse al rival.

Con ese aliciente se presentaba el partido, enfrente unos Hornets venidos a menos tras empezar la temporada con un balance de 6 - 0. Parecía que iban a acabar pagando los platos rotos de lo ocurrido hace dos noches, pero nada mas lejos de la realidad.

El encuentro empezó, en contra de lo esperado, con los Hornets marcando el ritmo de juego. Se convirtió en un constante intercambio de golpes, alejado del estilo defensivo y controlador de San Antonio, que aún asi conseguía mantenerse en el partido gracias a la calidad y al acierto de jugadores como Aldrige o Leonard. Por parte de los locales, era el Francés Nicolas Batum quién llevaba la manija del equipo, con unas cuantas acciones de Pick and Roll que desesperaban a Popovich. Con un igualado 59 a 60 se llegaba al descanso en un partido en el que, por lo menos a simple vista, los jugadores Texanos no parecían estar muy preocupados por la bronca de su entrenador dos dias atrás.

La segunda parte, y sobre todo el tercer cuarto, fue totalmente diferente a lo que llevabamos visto hasta el momento. San Antonio empezó a imponer su defensa y a controlar mas el juego, pero esta vez eran los locales los que conseguían mantenerse en el marcador, gracias principalmente a Kemba Walker. Con esa tónica se llegó a los ultimos minutos del encuentro, Spurs dando sensación de superioridad pero sin conseguir despegar en el marcador. Con Leonard desatado y con un par de triples fruto de esos buenos movimientos de balón a los que nos tiene acostumbrado SAS, parecía que el partido se rompía a un par de minutos de acabar, pero de nuevo aparecía Walker para igualar el partido tras anotar 6 puntos consecutivos con un 3 mas 1 incluido. Finalmente y tras un par de pérdidas tontas del equipo de Jordan, y un importante triple de Parker tras asistencia de Gasol, Spurs se llevó un partido que se disputó hasta los últimos segundos.

Encuentro trabajado, donde se impuso la calidad del Roster de San Antonio y que pese a no ser un partido que pasará a la historia por su juego, seguro que en esta ocasión Coach Pop se marchó satisfecho a casa por el esfuerzo de su equipo.